Sáb. Jul 13th, 2024

TRANSFERENCIA PASIVA DE INMUNIDAD Y SU IMPACTO EN LA SALUD DE LOS TERNEROS

OEA Por OEA Jun13,2024

 

 

 

 

 

TRANSFERENCIA PASIVA DE INMUNIDAD Y SU IMPACTO EN LA SALUD DE LOS TERNEROS

Los terneros lecheros nacen con un sistema inmunológico mínimo o nulo, por lo que es importante que reciban calostro de alta calidad para que ocurra la transferencia pasiva de inmunidad.

Sarah S News Team

Los terneros lecheros nacen con una defensa inmunológica mínima o nula, y recibir calostro de alta calidad durante las primeras horas después del nacimiento es el primer paso para desarrollar ese sistema inmunológico. Cuando un ternero recibe IgGs del calostro, se

produce la transferencia pasiva de inmunidad. Por lo general, si se alimentan 4 litros (L) de calostro de alta calidad (porcentaje de Brix > 22) dentro de las primeras cuatro horas después del nacimiento, la transferencia pasiva de inmunidad debería ser alta (Blum y Hammon, 2000); esto se puede detectar con una prueba de sangre.

Los investigadores han determinado que hay cuatro categorías de transferencia pasiva de inmunidad: excelente, buena, justa y deficiente (Lombard, 2020). Un estudio reciente publicado en el Journal of Dairy Science (Sutter, 2023) comparó los parámetros de salud de los terneros y la ganancia diaria promedio (ADG) con estas categorías.

Este estudio se centró en aproximadamente 3400 terneros de una granja que recibieron 4 litros de calostro de alta calidad dentro de los 30 minutos posteriores al nacimiento mediante un alimentador de sonda esofágica. Los terneros recibieron otra comida de 2 litros de calostro de 6 a 12 horas después de la primera alimentación. Se les realizó una prueba de transferencia pasiva de inmunidad de 2 a 7 días después del nacimiento. No se incluyeron gemelos en este estudio. Los terneros fueron alojados en corrales individuales durante los primeros días de vida y luego se trasladaron a corrales grupales con 10 animales a las tres semanas de edad. Estos corrales grupales tenían un alimentador de terneros grupal con 10 tetinas para que todos los terneros pudieran beber al mismo tiempo.

Los resultados mostraron que el 4,8% tenía una transferencia pasiva deficiente de inmunidad, el 29,5% tenía justa, el 28,3% tenía buena y el 37,4% tenía excelente. Esto puede ser sorprendente, ya que todos estos terneros recibieron calostro de alta calidad. Los terneros con una transferencia pasiva deficiente de inmunidad tenían más probabilidades de contraer neumonía, sufrir diarrea y tenían una tasa de mortalidad más alta que aquellos con una transferencia pasiva excelente de inmunidad. Esto tiene sentido, ya que estos terneros no pudieron absorber las IgGs del calostro y no pudieron comenzar a desarrollar su sistema inmunológico. Los terneros con una transferencia pasiva excelente o buena de inmunidad tenían una mayor ganancia diaria promedio que aquellos con una transferencia pasiva deficiente de inmunidad.

ARTICULO COMPLETO……TRANSFERENCIA PASIVA DE INMUNIDAD Y SU IMPACTO EN LA SALUD DE LOS TERNEROS

 

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post