MANEJO DE LA RECRÍA EN UNA EXPLOTACIÓN DE VACUNO LECHERO

[vc_row][vc_column][vc_column_text]VER PDF MANEJO DE LA RECRÍA EN UNA EXPLOTACIÓN DE VACUNO LECHERO Debido a la situación actual en la que nos encontramos con una disminución del número de explotaciones así como de animales, un incremento de vacas por granja y un aumento de productividad de las mismas, nos vemos en la obligación de preguntarnos si realmente somos eficientes en nuestra actividad y sobre todo si hacemos las suficientes valoraciones de futuro. En nuestro negocio tenemos que asumir un riesgo añadido que es el de trabajar con algo tan dinámico como es la biología, y los peligros a los que estamos expuestos hemos de minimizarlos en la medida de lo posible. Nos preguntamos, si vale la pena asumir los riesgos de adquirir animales de otras explotaciones en las que la mayoría de las veces desconocemos su estado sanitario real. Los problemas que nos podría acarrear la entrada por ejemplo de una determinada enfermedad desbaratarían todas nuestras previsiones de futuro e incluso conseguirían hacernos cesar en nuestra actividad. Las normativas de trazabilidad exigidas actualmente a los productores de alimentos y la aplicación de las distintas medidas de bioseguridad que a veces nos pueden resultar demasiado complejas de ejecutar y con un gasto económico importante añadido, nos hacen pensar en plantearnos como inversión de futuro lo que representa la cría de novillas. Para ello hemos de trazarnos una serie objetivos. -¿Que necesidades de reposición tenemos? Normalmente, será de aproximadamente un 35%.Esta valoración, la realizaremos en función de la eliminación prevista de animales tanto de forma involuntaria como voluntaria, del intervalo entre partos existente en nuestra explotación, la edad al primer parto y del porcentaje de muertes en la recría. -¿Que edad deberían tener las novillas al primer parto? Entre los 23 y 25 meses. El aumentar la edad al primer parto incrementa el…

CLAVES PARA ALCANZAR UN CRECIMIENTO ACELERADO EN LAS NOVILLAS

[vc_row][vc_column][vc_column_text]PDF CLAVES PARA ALCANZAR UN CRECIMIENTO ACELERADO EN LAS NOVILLAS Fernando Soberón, que participó en la jornada técnica de Producción de Leche organizada por Africor Lugo, ofreció una serie de consejos sobre cómo adelantar con garantías el momento del primer parto de las terneras de recría. Está considerado uno de los máximos expertos en recría a nivel internacional y siempre que viene a Galicia es seguido con mucha atención. Son numerosos ya los ganaderos que están poniendo en práctica en sus explotaciones los consejos de Fernando Soberón para acelerar el crecimiento de las novillas, de forma que comiencen antes a dar leche y logren producciones vitalicias mayores. Con el auditorio de la Facultad de Veterinaria de Lugo atestado de asistentes a la Jornada Técnica sobre Producción de Leche, centrada en la recría en su decimoprimera edición, este doctor en Ciencia Animal por la Universidad de Cornell (EEUU) comenzó hablando de la importancia de la epigenética y de como los distintos condicionantes de la explotación, como por ejemplo los aspectos ambientales, las instalaciones, el manejo o la nutrición pueden afectar a la carga genética del animal tanto en sentido negativo como positivo, haciendo que esa ternera aproveche o no toda su capacidad reproductiva y desarrolle todo el potencial contenido en su ADN para producir leche. “El calostro cambia el metabolismo de la ternera y hace que sea más receptiva a los nutrientes, por lo que crece más” Después se centró en las etapas críticas de desarrollo, durante los primeros meses de vida de las becerras, cuando esos factores más condicionan la vida futura del animal como vaca productora de leche, por lo que poner el foco en estas primeras etapas favorece tanto el éxito de la recría como la propia rentabilidad futura de la vaca productora en la explotación. Y detalló…

CUATRO CLAVES PARA OBTENER LA CERTIFICACIÓN EN BIENESTAR ANIMAL ‘WELFARE QUALITY’

[vc_row][vc_column][vc_column_text]PDF CUATRO CLAVES PARA OBTENER LA CERTIFICACIÓN EN BIENESTAR ANIMAL ‘WELFARE QUALITY La Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca), que está realizando auditorías previas de las granjas gallegas que aspiran a recibir este sello, explica en unas jornadas las cuestiones claves que se consideran en el proceso de obtención del sello. El protocolo de certificación animal ‘Welfare Quality está comenzando a ser demandado por industrias lácteas para posicionar su leche en el mercado. Con ese sello, las marcas buscan garantizarle a los consumidores el respeto al bienestar animal en sus granjas proveedoras, de forma que la animal en sus granjas proveedoras, de forma que la animal en sus granjas proveedoras, de forma que la certificación en bienestar animal represente un posicionamiento diferencial en el mercado. En Galicia, Leche Celta está requiriéndole esta certificación a las granjas en pastoreo, con las que sacará al mercado una leche producida en base a pastos El bienestar animal, que resulta de por sí un factor clave para la rentabilidad de una explotación, se ha convertido así además en una exigencia inaplazable para las granjas. Ante los nuevos requisitos, el equipo técnico de la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca), que le practica auditorías internas a las granjas interesadas en someterse a la certificación, gestionada por Aenor, está realizando diversas jornadas para explicarles a las granjas el protocolo de control. Las últimas se celebraron esta semana en Lalín y Rodeiro.internas a las granjas interesadas en someterse a la certificación, gestionada por Aenor, está realizando diversas jornadas para explicarles a las granjas el protocolo de control.Las últimas se celebraron esta semana en Lalín y Rodeiro. “El protocolo ‘Welfare Quality’, que es aplicable tanto a explotaciones extensivas cóm intensivas, consiste en puntuar una serie de criterios de bienestar animal”, explica María Pardo, técnico de Agaca. “En una puntuación entre 0 y 100, la mayoría de las granjas rondan un promedio de 60 puntos, cumpliendo de manera holgada para obtener la certificación”, subraya. El proceso de auditoría, además de permitir…

DEFINICIÓN DE VACA RENTABLE

PDF DEFINICIÓN DE VACA RENTABLE Las operaciones necesitan planes de producción estratégicos continuos enfocados hacia las áreas impactantes para el negocio. Las ganancias a largo plazo giran en torno a cada unidad de negocio con su plan alineado en producción y con eficiencia constante. Una sola unidad de negocios, en nuestra industria, es una vaca individual. Para maximizar la rentabilidad de la operación, necesitamos definir la vaca ideal. Deberíamos saber qué es lo que genera el mayor retorno de la inversión antes de invertir en miles de unidades comerciales. Sin embargo, decidir qué características genéticas son más impactantes no es tan simple como ordenar los registros de su computadora para encontrar al padre de la vaca que produce más y luego usarlo repetidamente durante los próximos cinco años. La selección genética para crear unidades de negocios optimizadas puede ser un cambio significativo respecto de las prácticas genéticas históricas. Lo tradicional no siempre significa que es rentable. Analice los cambios en el mercado de la leche. ¿Su énfasis en el rasgo genético ha reflejado el cambio o cambios inminentes? ¿Está inseminando por lo que es rentable hoy o por lo que será rentable en cinco años? Considere, con la forma en que los consumidores compran los productos lácteos, ¿Qué valor tendrán los procesadores en los próximos años? En muchas pareas, los mercados de la leche están reflejando la tendencia de que los consumidores consuman sus productos lácteos más que beberlos. Los sólidos se han convertido en prioridad. Valor y eficiencia óptima del producto. Si los sólidos traen más beneficios que el agua a su control de leche, quizá quiera consultar la leche promedio corregida de energía como punto de referencia sobre la leche promedio al determinar la clasificación de ganancias de una vaca en su hato. De manera similar, el énfasis…

METABOLISMO DEL CALCIO EN EL POSPARTO

[vc_row][vc_column][vc_column_text]PDF METABOLISMO DEL CALCIO EN EL POSPARTO El Calcio interviene en numerosos procesos fisiológicos en el organismo, particularmente en la generación de los impulsos nerviosos y en la contracción muscular; es un componente fundamental en la formación y desarrollo óseo y el principal componente de la leche. Cuando hay una brusca disminución del calcio sanguíneo, en vacas lecheras al inicio de la lactancia o en el periparto forma parte de un trastorno metabólico agudo. El mismo se presenta con mayor frecuencia en vacas de más de 3 partos, y sobretodo en aquellas de alta producción. Su incidencia es baja, pero puede llegar a comprometer a más del 50% de las vacas después de su cuarta lactancia. Los síntomas de la hipocalcemia aguda varían durante su evolución, pero la principal característica es la permanencia del animal en decúbito. La etiología está basada en que los mecanismos homeostáticos que regulan la concentración del calcio en la sangre son sobrepasados por las altas demandas al momento de iniciarse el proceso de parto. Los factores más estrechamente relacionados a este trastorno, son los siguientes: 1) elevada demanda de calcio requerida para las contracciones de la musculatura uterina y de la prensa abdominal; 2) elevada y rápida excreción en el calostro y la leche; 3) disminución de la capacidad de absorción a nivel intestinal; 4) su lenta movilización desde la matriz ósea, insuficiente para contrarrestar rápidamente la disminución brusca del Calcio sanguíneo. Los valores sanguíneos normales de calcio en vacas lecheras Holstein Friesian fluctúan entre 8,60 y 9,63 mg/dl en las primeras semanas postparto, de acuerdo a investigaciones realizadas en el Departamento de Ciencias Animales de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En vacas con hipocalcemia clínica estos niveles pueden disminuir a valores cercanos a 4 mg/dl. Un gran…

EL USO DE LA SOMBRA DE ÁRBOLES PARA ATENUAR EL EFECTO DEL ESTRÉS CALÓRICO EN EL GANADO

[vc_row][vc_column][vc_column_text]1. Introducción El estrés térmico -por calor o frío- es una sensación de incomodidad en los animales resultante de la combinación de diferentes factores ambientales, entre los que tienen mayor peso están la temperatura, la humedad relativa y la radiación solar; sin embargo, también debe tomarse en cuenta que la velocidad del viento alta puede funcionar como un agente disipador del calor, lo cual puede ejercer efectos positivos en los climas calientes, o negativos en las zonas frías. En la zona tropical húmeda y subhúmeda es común enfrentar a niveles altos de temperatura y humedad relativa, especialmente durante el inicio de la época de lluvias. Como con frecuencia se presentan ambos factores ambientales al mismo tiempo, eso favorece que la sensación térmica sea mayor, haciendo sentir el ambiente “bochornoso”, y esas condiciones van por encima del límite superior del rango de termo-neutralidad para la producción bovina, especialmente en razas europeas. Por ello resulta importante comprender cómo interactúan esos factores ambientales dando lugar al estrés calórico en el ganado, y cuáles son los posibles efectos en términos de producción, lo cual permite plantear algunas estrategias que permitan atenuar su impacto sobre los parámetros productivos del ganado. 2. ¿Cómo afecta es estrés de calor la producción ganadera? El estrés de calor que resulta de la combinación de temperatura y humedad relativa alta afecta al ganado porque puede colocarlo por fuera de la zona denominada de termo-neutralidad, en la que los animales pueden mantener en condiciones normales sus parámetros productivos y reproductivos. Pero por fuera de esta zona, la producción se ve afectada debido a que gran parte de la energía consumida se utiliza para disipar calor bajo condiciones de clima caliente o para generar calor corporal que ayude a contrarrestar las bajas temperaturas bajo condiciones de clima frío. Se sabe que en…

COMEDEROS INTELIGENTES EVALÚAN LA CONDUCTA DE LAS VACAS

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Un chip incorporado en la caravana de cada animal permite conocer, en tiempo real, el comportamiento y consumo de alimento de un individuo. Fue desarrollado por investigadores del INTA Anguil –La Pampa– y recibió el premio CiTA de oro. Desarrollados por un equipo de investigadores del INTA Anguil –La Pampa–, los comederos inteligentes buscan conocer en detalle el comportamiento de cada animal en un rodeo. Monitorear y evaluar el consumo diario de alimento permitirá seleccionar los individuos más eficientes y diseñar nuevas estrategias para aprovechar al máximo el potencial productivo del sistema. “Queríamos conocer en detalle cuál es el comportamiento real de cada animal durante la alimentación”, señaló Ricardo Garro, coordinador del laboratorio de robótica del INTA Anguil, y agregó: “Para eso, incluimos un chip en la caravana de cada ejemplar y, mediante sensores ubicados en los comederos, sabemos durante cuánto tiempo come”. “Cuando el animal ingresa al comedero, hay un lector de caravanas que identifica al individuo y, por medio de una balanza, podemos determinar cuánto comió en ese periodo de tiempo”, detalló Garro quien aseguró que con esos datos se puede obtener información sobre consumos individuales diarios y promedios semanales. Fue diseñado para el ganado ovino y bovino, pero se puede adaptar a otro tipo de producciones. VER PDF COMEDEROS INTELIGENTES EVALÚAN LA CONDUCTA DE LAS VACAS[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

BALANCE DE AMINOÁCIDOS DURANTE EL PERIODO DE TRANSICIÓN EN VACAS LECHERAS: ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]PDFBALANCE DE AMINOÁCIDOS DURANTE EL PERIODO DE TRANSICIÓN EN VACAS LECHERAS- ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE? 1.- INTRODUCCIÓN Es un hecho reconocido y aceptado entre nutrólogos y fisiólogos de vacuno de leche que el periodo alrededor del parto (periodo “periparto”) y los 3 primeros meses de lactación son los más difíciles del ciclo vital del vacuno de leche. Alcanzar la homeostasis durante el periodo de periparto y al principio de la lactación significa un gran esfuerzo metabólico para las vacas de leche de alta producción (Drackley, 1999). Por eso, los mecanismos responsables de las adaptaciones metabólicas y fisiológicas en órganos clave como el hígado, el tejido adiposo o el músculo esquelético durante este estadio fisiológico siguen siendo áreas de gran interés en investigación (Loor et al., 2013, Roche et al., 2013). Hay varias revisiones excelentes publicadas en los últimos 5 años sobre lo que se conoce en la actualidad sobre la relación entre nutrición, fisiología, y manejo en vacas lecheras en periparto (Loor et al., 2013; Roche et al., 2013; Bradford et al., 2015). Es evidente que se ha avanzado mucho en el conocimiento sobre la relación entre nutrición, fisiología, y manejo de vacas lecheras durante este crítico periodo de transición. Sin embargo, en el contexto de los “nutrientes esenciales” y sus funciones fisiológicas, existen todavía lagunas de conocimiento a nivel de órganos, y, aún más importante, a nivel de sistemas. El resto de las secciones del presente artículo se centran en los aminoácidos y su potencial como “nutrientes funcionales” para las vacas en transición, lo que definimos como el uso de un aminoácido para otras funciones que no sea la producción de proteínas Figura 1.- Ejemplos de papeles funcionales de diferentes aminoácidos en tejidos o células que los rumiantes pueden consumir a través de la proteína metabolizable. 2.- AMINOÁCIDOS…

MODULACIÓN DEL COMPORTAMIENTO INGESTIVO

[vc_row][vc_column][vc_column_text] EN VACAS LECHERAS Y SU EN DESEMPEÑO PRODUCTIVO En diferentes regiones del mundo, la producción de leche bovina se basa en sistemas de alimentación con dietas totalmente mezcladas (TMR por sus siglas en inglés) compuestas por una mezcla de forrajes y granos. Los TMR están diseñados para proveer una dieta balanceada en nutrientes y una presentación homogénea de los ingredientes (DeVries and Gill, 2012). Sin embargo, la selección natural que hacen las vacas a favor de los granos y en detrimento a los forrajes puede conducir a ineficiencias en la utilización de nutrientes y problemas digestivos como la acidosis subclínica (DeVries and Gill, 2012). Incluso cuando la selección de ingredientes es baja, existe siempre variación y diferencias entre la ración formulada por el nutricionista y la ración consumida por las vacas debido a la variabilidad introducida por los equipos utilizados en el mezclado y el orden de mezcla de los ingredientes (Sova et al., 2014). Es sabido también que el clima produce en ciertas condiciones estrés calórico en los animales, lo cual impacta negativamente en la producción de leche, el crecimiento y la reproducción del ganado lechero (Baumgard and Rhoads, 2012). Si bien los avances en el manejo del medio ambiente (ej. sistemas de enfriado) han aliviado en gran medida el impacto negativo del estrés térmico en el desempeño animal, la producción de leche todavía disminuye en forma marcada durante los meses de verano (Baumgard and Rhoads, 2012). VER PDF MODULACIÓN DEL COMPORTAMIENTO INGESTIVO EN VACAS LECHERAS Y SU IMPACTO EN DESEMPEÑO PRODUCTIVO[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

FACTORES QUE LE PROVOCAN MIEDO A UNA VACA

Las vacas ven y oyen de forma bastante distinta a los humanos, lo que hace que elementos o situaciones en la granja que a nosotros nos pasan desapercibidas a ellas les generen estrés y miedo. Resumen de la ponencia del veterinario Javier Liste Pose en las XV Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche de Seragro. Las vacas son animales presa que a lo largo de su evolución han desarrollado sus sentidos para detectar y escapar de sus depredadores. Esta selección natural hace que sus sentidos, principalmente la vista y el oído, sean bastante diferentes de los de los humanos, y por lo tanto, que tengan reacciones de miedo y de estrés ante elementos y situaciones que para el ser humano pasan desapercibidas. En este sentido, el veterinario Javier Liste Pose explicó en las XV Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche de Seragro como funcionan los sentidos de la vaca y, a partir de ahí, que situaciones o elementos debemos evitar para mejorar el bienestar animal. Ofrecemos a continuación un resumen de su ponencia. Diferencias en el sentido de la vista Ángulo de visión casi en 360 grados: Así, en cuanto a la vista, órgano a través del cual captan el 50% de la información sensorial que reciben, las vacas tienen unos ojos bulboides colocados estratégicamente de forma que tienen un amplísimo campo visual horizontal: 330 grados sin mover la cabeza que se amplía hasta los 360 cuando están pastando. En los seres humanos nuestro ángulo de visión es de 200 grados. Esto explica que cuando estamos detrás de una vaca que se queremos meter en la cornadiza, ella suele agachar la cabeza para poder vernos. VER PDF FACTORES QUE LE PROVOCAN MIEDO A UNA VACA