PUNTOS CRÍTICOS EN LA CRÍA DE TERNERAS: DESDE EL NACIMIENTO A LA INSEMINACIÓN

“Canto más colostro mame la becerra, mejor salud y produción tendrá la futura vaca” En cuanto a la calidad del calostro, lo más importante es la limpieza y reducir el contenido bacteriano. A partir de ahí podemos empezar a valorar la cantidad de inmunoglobinas del calostro. Y la mejor forma de garantizar un bajo contenido bacteriano es administrarlo al becerro inmediatamente después de ordeñarlo de la vaca. Podemos dar más calostro al ternero durante los primeros dos días de vida. Si hay suficiente calostro podemos dar otros 2 litros a las 6, 8 y 12 horas de vida, ya que también benefician al becerro, aunque lo más importante es suministrárselo en las 2 primerashoras de vida. Existen varios estudios que han comparado terneras que han recibido 2 litros de calostro en las primeras horas de vida, frente a aquellas que han ingerido 4 litros. Los resultados indican que no sólo hay una mejor incidencia en la supervivencia durante la crianza pero continúa al cabo de dos lactancias, así mismo,también hay una mejora en la cantidad de leche producida. Además, el calostro influye en la eficiencia alimenticia de la vaca adulta, y por tanto en su rentabilidad económica. Por ejemplo, Faber et al., (2005) utilizó ganado Suizo, ofreció diferentes niveles de calostro durante los primeros días de vida, después del destete, todas las terneras fueron tratadas de la misma forma. Las vacas que recibieron más calostro al nacer tuvieron un incremento de 12% en la supervivencia hasta el final de la segunda lactancia y también produjeron 1,027 kg más leche durante 2 lactancias. Estos efectos a largo plazo no están muy probablemente relacionados con el sistema inmunológico sino con el conjunto de otros factores de crecimiento y hormonas que se presentan en grandes concentraciones en el calostro bovino, como son IGF-I, IGF-II,…

HIPOCALCEMIA EN VACAS. SI SE TRABAJA ANTES, NO HAY NADA QUE TEMER

Las variaciones en la concentración de calcio sanguíneo, ya sea por encima o por debajo del nivel óptimo, tienen como respuesta la activación del sistema de regulación hormonal propio del animal, fundamentalmente de las hormonas paratiroidea (PTH), calcitonina (CT) y 1,25-dihidroxi vitamina D3 (VitD). Estas tres hormonas actúan juntas para mantener constante el nivel de calcio y de fósforo (P) en el líquido extracelular y regular el metabolismo óseo. La glándula paratiroidea dispone de receptores de calcio que evalúan su concentración en sangre, por lo que en respuesta a una bajada del calcio sérico o a un aumento en los niveles de fósforo segrega PTH, la que a nivel del riñón actúa reduciendo las pérdidas urinarias de calcio y aumentando su disponibilidad en sangre para el animal. Es importante mencionar que para que la PTH sea secretada y efectivamente ligada a su receptor, son necesarios una adecuada concentración de magnesio (Mg) y un pH sanguíneo ligeramente ácido. Por su parte la CT actúa principalmente en hueso y riñón. Induce a un aumento en la salida de calcio y fósforo desde el líquido extra celular o a una disminución de la tasa de entrada de estos iones al líquido extracelular o a ambas en simultáneo. A su vez, la VitD actúa sinérgicamente con la PTH aumentando el Ca sanguíneo por estimulación de la liberación ósea de Ca y por un incremento de la reabsorción renal de Ca fundamentalmente. Cabe mencionar que los mecanismos mencionados solo permiten pequeños ajustes en la concentración de calcio en sangre; por lo que, si son necesarias mayores cantidades de Ca (como en el inicio y a lo largo del primer tercio de la lactancia), y la recuperación de la reabsorción renal y la absorción activa a nivel intestinal no son suficientes, se inicia la movilización de…

BIENESTAR Y COMPORTAMIENTO NATURAL EN VACUNO DE LECHE

El estrés se produce cómo una respuesta biológica del animal frente a la percepción del peligro, y no necesariamente tiene que existir una situación real de peligro, es suficiente con que el animal lo perciba o asocie con una situación de peligro (Juaristi y col., 2004). Conocer las pautas de comportamiento de los bovinos reporta beneficios para el manejo, consiguiendo así disminuir dentro de lo posible las situaciones de estrés, también permite identificar el inicio de enfermedades y un aumento en la producción. Sin embargo, conocer la etiología del ganado vacuno no se debe considerar como el factor más importante para el manejo, ayuda a mejorarlo, pero no hay que olvidar los factores que permiten una buena producción (sanidad, alimentación, instalaciones, gestión, etc.). Un manejo con pautas contrarias al comportamiento natural influirá de forma negativa impidiendo la utilización eficiente y máximo aprovechamiento de los recursos disponibles (de Elía, 2002). Factores como el calor, los insectos, el estrés social o la interacción con el ganadero, influyen en la ingestión y en la rumia del vacuno de leche. Su control incide directamente en la producción (Manteca, 2006). Los cambios inducidos por el estrés se originan a nivel del sistema nervioso central y desde aquí se activa el sistema nervioso autónomo (que tiene poco efecto a nivel del bienestar y la producción) y el sistema neuroendocrino, donde intervienen el eje hipotálamo- pituitario-adrenal (Sánchez, 2007). Si este eje se activa, se liberan una serie de hormonas que afectan a distintos sistemas. En situaciones de estrés ocurren una serie de desórdenes hormonales que afectan sobre todo al aparato reproductor y a la locomoción y, ambas van ligadas, repercutiendo negativamente una sobre a otra (Walker y col., 2008). Ante una situación de tensión, aumentan los niveles de liberación de CRH, lo que desencadena la liberación de…

[vc_row][vc_column][vc_wp_text title="SUMPLEMENTACIÓN DE GRASAS EN LA ALIMENTACIÓN DE VACAS LECHERAS"] Las grasas como suplemento para el ganado lechero se utilizan para incrementar la densidad energética de la dieta, lo que redunda en un aumento en el consumo total de energía. El incremento en el consumo de energía debería mejorar el balance energético junto con la condición corporal, la producción de leche y la fertilidad de la vaca. No obstante, estos efectos benéficos, pueden verse contrarestados, y pueden tener un impacto negativo en el rendimiento del animal si no se manejan de forma adecuada. Las grasas son un grupo amplio y heterogéneo de compuestos altamente energéticos que se encuentran en forrajes, granos y subproductos animales y vegetales para uso en nutrición animal. Los principales constituyentes de las grasas utilizadas en la nutrición de la vaca de lechería son los glicolípidos, triglicéridos y ácidos grasos libres. Los glicolípidos son el principal tipo de grasa encontrada en los forrajes. Los triglicéridos son los principales tipos de grasa que se encuentran en los granos de cereales, semillas oleaginosas, grasas animales (cebo), subproductos e incluso en la grasa de la leche. Ellos están constituidos por una molécula de glicerol (azúcar de 3 carbonos) y 3 ácidos grasos libres (de ahí el nombre de tri-gliceridos). Los ácidos grasos libres también se utilizan en la fabricación de ciertos suplementos comerciales como jabones de calcio de ácidos grasos y también son la principal forma de movilización de grasas desde el tejido adiposo a través de la sangre a otras partes del cuerpo del animal (hígado, glándula mamaria). Químicamente, los ácidos grasos son cadenas largas de átomos de carbono embebidos de átomos de hidrógeno, donde en su unión química se encuentra almacenada la energía que utiliza el animal. Cuando los ácidos grasos son oxidados, es decir, cuando los cuerpos…

INTOXICACIONES ALIMENTARIAS, EL PAPEL DE LAS LECHERÍAS

En el pasado, enfermedades como la tuberculosis, la brucelosis y la difteria, por nombrar sólo algunas, se diseminaban comúnmente a través de la leche. Sin embargo, la vacunación contra la tuberculosis, la disminución en la incidencia de la brucelosis y la pasteurización de la leche dieron como resultado una disminución drástica en los brotes de enfermedades transmitidas por la leche. Entre 1950 y la década del 70, ocurrieron varios brotes de enfermedades en Estados Unidos, los que fueron causados por patógenos presentes en la leche y en productos lácteos mal procesados (por ejemplo, Salmonella en productos de leche en polvo, Escherichiacoli toxicogénica y Staphylococcus aureus en ciertos quesos). En la década del 80, varias bacterias que no fueron detectadas previamente se empezaron a relacionar con enfermedades transmitidas por le leche mal procesada (Listeria, Campylobacter y Yersinia).Así, la mayoría de los brotes de enfermedades transmitidas por productos lácteos se deben a microorganismos presentes en los alimentos. Las bacterias en los productos lácteos pueden causar intoxicaciones o infecciones. Las infecciones ocurren cuando el microorganismo se ingiere y se desarrolla en el cuerpo, multiplicándose dentro del tracto digestivo. Las intoxicaciones, por su parte, ocurren cuando las bacterias que se desarrollan en los alimentos producen y liberan toxinas que inducen cuadros clínicos severos en los seres humanos.En Estados Unidos, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades estima que cada año se producen alrededor de 76 millones de casos de enfermedades gastrointestinales causadas por alimentos mal preservados. VER PDF INTOXICACIONES ALIMENTARIAS, EL PAPEL DE LAS LECHERÍAS

LA DIARREA EN LAS VACAS ADULTAS

La diarrea se define diarrea como el aumento del contenido hídrico de las heces. Las heces normales tienen alrededor del 75% de agua y cuando superan el 85% se denomina diarrea. También puede estar au %%primary_category%% mentado el volumen y la frecuencia de defecación. La diarrea es un signo clínico, no una enfermedad. Por ejemplo el estrés psicológico, como cuando de estudiantes teníamos exámenes, produce diarrea. Las últimas vacas a las que se trata cuando se hace una vacunación en sábana o el saneamiento de tuberculosis, suelen presentar diarrea. Este tipo de diarrea nerviosa, como todo el mundo sabe, no necesita tratamiento de ningún tipo.Por otro lado están las diarreas causadas por una indigestión, son las denominadas de tipo ali % mentario. Cualquier cambio de ración, de alimentos, de silo, el consumo de agua fría, etc. producirán una indigestión y después diarrea. El exceso de almidón, o la falta de fibra, o el exceso de picado, o el poco picado de la fibra, que da lugar a la selección del alimento también producirán una indiges- tión por acidosis ruminal y consecuentemente diarrea. El consumo de tierra –directamente del suelo o en la ración , alimentos en mal estado fermentando o con micotoxinas , y cualquier otro tóxico también producirá diarrea. De hecho se cree que la diarrea es un mecanismo protector para ex- pulsar contenido perjudicial del aparato digestivo. Por supuesto que la diarrea de origen nutricional no necesita que se trate con antibióticos ni de ninguna otra manera ¡se cura sola! VER PDF LA DIARREA EN LAS VACAS ADULTAS

¿CÓMO INFLUYE LO QUE COME LA VACA EN LA CALIDAD DE LA GRASA DE LA LECHE?

El trabajo se realizó a partir de la colaboración con un conjunto de explotaciones lácteas gallegas con sistemas productivos de diferente grado de intensificación. Los resultados fueron obtenidos en el transcurso de los proyectos de investigación Inia-Rta2012-00065-C05-02 y Feader 2015/41 en los que colaboran, entre otros grupos de investigación, el Ciam y el Laboratorio Interprofesional Gallego de Análisis de la Leche (Ligal). En la jornada fue comentado, en primer lugar, la bondad nutricional de la leche de vaca y se destacó el cambio de paradigma al respecto del consumo de grasa láctea en la dieta humana, aspecto que fue recientemente objeto de atención en los medios escritos de gran tirada (El País, 2016)1. Recientes estudios médicos aportan evidencias de que cuando se comparan grupos de población con consumo elevado de productos lácteos con otros grupos de bajo consumo se comprueba que los primeros tienen menor riesgo de desarrollar resistencia a la insulina y diabetis tipo 2 (Mozaffarian 2014 2; Yakoob et al., 2016 3), de padecer sobrepeso u obesidad (Holmberg y Thelin, 2013 4; Rouitianen et al., 2016 5) y muestran una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares (Kratz et al., 2013)6. Por otra parte, se puso de manifiesto el interés de aumentar la concentración en la leche de ácidos grasos insaturados, en particular los de serie omega-3, de ácido vaccénico (C18:1 11t) y del ácido linoleico conjugado (Cla), considerados beneficiosos para la salud humana en numerosos estudios que demuestran su carácter funcional, por lo que resulta de interés el disponer de información acerca de la modificación de la composición de la leche a través de la alimentación en condiciones prácticas. VER PDF ¿CÓMO INFLUYE LO QUE COME LA VACA EN LA CALIDAD DE LA GRASA DE LA LECHE?

USANDO EL REFRACTÓMETRO

El medir el grado de transferencia de inmunidad pasiva a los terneros recién nacidos puede decirle mucho acerca del nivel de manejo en su criadero. Estudios han mostrado constantemente que la incidencia de enfermedades y muertes es afectada por la condición de las inmunoglobulinas (Ig) en los terneros inmediatamente después de nacer. Adicionalmente, el desempeño de los terneros (crecimiento, consumo de alimento, resistencia a enfermedades) es profundamente afectado por las condiciones alcanzadas por el sistema inmunológico en las primeras 24 horas de vida. Un método usado ampliamente para estimar el grado de transferencia de inmunidad pasiva a los terneros es el uso del refractómetro. Este instrumento es usado ampliamente por veterinarios para determinar en que condición en general se encuentra la salud de losterneros. Esta “Nota Acerca de Terneros” está enfocada para darle información acerca de cómo usar el refractómetro y cómo interpretar los resultados. ¿Cómo funciona el refractómetro? El refractómetro funciona concentrando un rayo de luz atraves de una muestra líquida. Este instrumento mide la cantidad de luz que es reflejada (o desviada) de la trayectoria original debido a los componentes de la muestra. En la sangre, las proteínas pueden causar que la luz sea desviada. A mayor cantidad de proteína, mayor es la cantidad de luz que es desviada de su trayectoria original. VER PDF USANDO EL REFRACTÓMETRO

LA IMPORTANCIA DE LLEVAR A CABO UN ADECUADO BALANCE FORRAJERO EN EL PREDIO

En ese contexto, es importante que el productor entienda que el rumen es un ambiente complejo de manejar y requiere que cualquier cambio en la alimentación sea paulatino y moderado. Sólo así no se verá afectado. De hecho, aquellos productores que entienden este concepto, saben que cuando ocurre un cambio en el precio de algún insumo, llevar a cabo una modificación brusca de la dieta (de un día para otro por ejemplo), muchas veces determina que la producción de leche se deprima y que la recuperación sea lenta en el tiempo. El problema es que otras veces, esa pérdida será mayor al ahorro que se logrará al sustituir un alimento caro por otro más barato. Otros productores saben que cambiar a un alimento que se ofrece a un menor precio no necesariamente va a significar un beneficio al sistema. Esto, por ejemplo, puede ocurrir cuando se decide cambiar maíz grano por triticale o avena, los cuales pueden ser más baratos en determinadas épocas del año. Así, el productor que conoce de vacas y de su manejo alimentario, entiende que nutricionalmente el trigo o avena no es lo mismo que el maíz, debido a que los primeros sólo contienen hasta un 60% de almidón, mientras que el maíz alcanza 75%. En segundo lugar, el almidón del trigo y de la avena es de digestión rápida, lo que puede aumentar el riesgo de acidosis. El del maíz, en cambio, es de digestión más lenta.Todo esto nos lleva a concluir que el maíz grano, como insumo para vacas lecheras de alta producción, es prácticamente irreemplazable como insumo energético, independiente de sus fluctuaciones del precio. VER PDF LA IMPORTANCIA DE LLEVAR A CABO UN ADECUADO BALANCE FORRAJERO EN EL PREDIO

MANEJO NUTRICIONALES QUE AFECTAN LA FERTILIDAD DEL GANADO

Introducción En los sistemas de producción de leche intensiva, el aumento de la producción de leche por vaca y del tamaño corporal de las vacas, en los últimos años, ha sido traducido en un aumento de las necesidades de energía y proteína bruta, que indirectamente impacta en la fertilidad general de la granja. Además, la ingesta insuficiente de vitaminas y micro y macro minerales ha sido asociada con el pobre rendimiento reproductivo del ganado lechero. El balance energético negativo (BEN) es, quizás, el factor nutricional más importante relacionado con una mala función reproductiva en vacas lecheras. Aunque las vacas de carne no experimentan un período de balance energético negativo tan severo como las vacas lecheras, tienen que mantener una buena condición corporal en el periparto para reanudar rápidamente los ciclos estrales de alta fertilidad después del parto. Por lo tanto, la ingesta insuficiente de nutrientes y/o las reservas corporales inadecuadas antes del parto y durante la lactancia temprana son los principales factores que afectan el comportamiento reproductivo en las vacas de carne. Esta revisión se centrará principalmente en la información disponible proveniente de las investigaciones sobre la nutrición y la reproducción en bovinos y proveerá discusiones sobre el suministro de diferente nutrientes durante el pre y posparto que podrían contribuir a una mejora de la eficiencia reproductiva del ganado. VER PDF MANEJO NUTRICIONALES QUE AFECTAN LA FERTILIDAD DEL GANADO