CONSERVACIÓN DE FORRAJES (XII): PÉRDIDAS EN EL ENSILADO

          PRINCIPALES PÉRDIDAS QUE SE PRODUCEN EN EL ENSILADO   Introducción En el transcurso del proceso del ensilado de forrajes, desde el momento en que la planta se siega hasta la distribución del forraje ensilado a los animales, es inevitable que se produzcan pérdidas, tanto de material forrajero como de nutrientes y calidad nutritiva. El objetivo es manejar todo este largo proceso de forma que estas pérdidas sean las mínimas posibles, aunque algunas de ellas, sobre todo las debidas a una climatología adversa, sean más difíciles de evitar. En esta nueva entrega explicaremos cuáles son las principales pérdidas que se producen en el ensilado, dónde tienen lugar y cómo se pueden evitar o, al menos, reducir su incidencia. Los factores más importantes que influyen sobre las pérdidas que se producen a lo largo del proceso de conservación y uso del forraje en forma de ensilado son las pérdidas mecánicas en el campo, las pérdidas visibles e invisibles en el silo (almacenamiento) y al abrir éste para su consumo. La composición y calidad del material al final del proceso de ensilado puede ser muy diferente que la del forraje que se segó. La mayor parte del material perdido es el de mayor digestibilidad de la planta: el contenido celular. Y el material que queda es el más resistente, las paredes celulares, pero también el de menor calidad nutritiva. El contenido celular está normalmente en disolución o en suspensión, y se perderá en el efluente del silo si antes no ha podido ser metabolizado por la planta o por la actividad enzimática microbiana. Cuanto mayores sean las pérdidas, menor será la digestibilidad y el valor energético del producto resultante del ensilado. Del mismo modo, cuanto mayor sea la pérdida de MS mayor será la degradación de la fracción…

BIENESTAR Y COMPORTAMIENTO NATURAL EN VACUNO DE LECHE

        Conocer las pautas de comportamiento de los bovinos El estrés se produce cómo una respuesta biológica del animal frente a la percepción del peligro, y no necesariamente tiene que existir una situación real de peligro, es suficiente con que el animal lo perciba o asocie con una situación de peligro (Juaristi y col., 2004). Conocer las pautas de comportamiento de los bovinos reporta beneficios para el manejo, consiguiendo así disminuir dentro de lo posible las situaciones de estrés, también permite identificar el inicio de enfermedades y un aumento en la producción. Sin embargo, conocer la etiología del ganado vacuno no se debe considerar como el factor más importante para el manejo, ayuda a mejorarlo, pero no hay que olvidar los factores que permiten una buena producción (sanidad, alimentación, instalaciones, gestión, etc.). Un manejo con pautas contrarias al comportamiento natural influirá de forma negativa impidiendo la utilización eficiente y máximo aprovechamiento de los recursos disponibles (de Elía, 2002). Factores como el calor, los insectos, el estrés social o la interacción con el ganadero, influyen en la ingestión y en la rumia del vacuno de leche. Su control incide directamente en la producción (Manteca, 2006). Y. Trillo M. Vigo L.A. Quintela M. Barrio J.J. Becerra A.I. Peña P.G. Herradón Filiación: Reproducción y Obstetricia. Departamento de Patología Animal. Facultad de Veterinaria de Lugo. 27002 Lugo Los cambios inducidos por el estrés se originan a nivel del sistema nervioso central y desde aquí se activa el sistema nervioso autónomo (que tiene poco efecto a nivel del bienestar y la producción) y el sistema neuroendocrino, donde intervienen el eje hipotálamo- pituitario-adrenal (Sánchez, 2007). Si este eje se activa, se liberan una serie de hormonas que afectan a distintos sistemas. En situaciones de estrés ocurren una serie de desórdenes hormonales que afectan…

EL POTENCIAL DE LOS SISTEMAS DE ALIMENTACIÓN ACELERADA EN TERNERAS DE LECHERÍA

      ALIMENTACIÓN ACELERADA EN TERNERAS DE LECHERÍA Para alcanzar el éxito bajo estos esquemas, las terneras deben recibir un calostro de buena calidad y ser alimentadas con leche entera o un sustituto adecuadamente formulado, lo que les permitirá lograr las ganancias deseadas. Los objetivos tradicionales de los programas de crianza de terneras de lechería se han centrado principalmente en disminuir la mortalidad y realizar el destete tan pronto como sea posible. Por lo tanto, en base a estos criterios no se le ha dado mucha importancia a la posibilidad de que una alimentación eficiente pueda influir en la productividad posterior, cuando estas terneras se conviertan en vacas lactantes. Los estudios llevados en el área biomédica en humanos han demostrado de manera concluyente que tanto la nutrición prenatal como la posnatal pueden influir en las características metabólicas de la edad adulta y la probabilidad de contraer en la adultez enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y aterosclerosis. ¿Podría la nutrición temprana de las terneras de lechería también afectar el metabolismo y la capacidad en la producción de leche cuando ellas sean vacas adultas? Dr. Pedro Meléndez En artículos anteriores señalamos que en Estados Unidos la mortalidad de terneras de lechería entre el nacimiento y el destete era de 7,9%, según las encuestas llevadas a cabo por el Sistema Nacional de Monitoreo de Salud Animal del USDA. Esta mortalidad sigue siendo alta, por lo que se deben hacer todos los esfuerzos para reducir las cifras a valores inferiores al 2%. Sabemos que los agentes causales de enfermedad (bacterias, virus, protozoos) y los factores de estrés ambiental interactúan con la nutrición para determinar el estatus inmunitario y la susceptibilidad de los animales. Por lo tanto, la nutrición de la crianza artificial sigue siendo de suma importancia para la salud de los terneros y…

ACIDOSIS Y ALCALOSIS RUMINAL

        El rumen, por su contenido, se considera como un barril de fermentación Introducción El rumen, por su contenido, se considera como un barril de fermentación. Los microorganismos ruminales, sean ellos bacterias, protozoarios u hongos, son los responsables por los procesos bioquímicos que suceden dentro de este. Las enzimas presentes en la pared y citoplasma, o liberadas por las bacterias ruminales son las responsables por los procesos fermentativos que producen mayormente substancias con carácter ácido, como son los ácidos grasos volátiles (acetato, butirato y propionato) y el ácido láctico, entre otros. A su vez, algunas sustancias producidas en el rumen presentan un carácter básico, como algunos compuestos nitrogenados. Normalmente el pH en el ambiente ruminal varia durante el día, debido al comportamiento ingestivo de los rumiantes, a las variaciones diarias en la composición de la pradera y al manejo dietético a que los animales son sometidos. Dichas variaciones suceden, normalmente, dentro de un rango considerado fisiológico (pH 5,6 - 7,0) acorde al tipo de dieta que el animal recibe y del tiempo posterior a la ingesta de la ración. A su vez, en determinadas situaciones el pH del líquido ruminal (LR) sobrepasa el rango fisiológico y genera una acidosis (pH < 5,5) o una alcalosis (pH > 7,0). Mirela Noro, M.V., Dr.Cs.Vet.; Pilar Sepúlveda, M.V., Mg. Sc Instituto de Ciencias Clínicas Veterinarias, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Austral de Chile. Casilla 567, Valdivia, Chile. E-mail: mirelanoro@gmail.com Acidosis ruminal Se observa una acidosis ruminal cuando el pH en el LR está bajo su límite fisiológico (pH < 5,5). Algunos autores, solamente consideran la presencia de la acidosis cuando el pH ruminal se mantiene bajo 6,0 por más de 4 horas en el día, situación que incluye a animales en que la media del pH ruminal durante el día…

MANEJO REPRODUCTIVO DEL GANADO BOVINO EN SISTEMAS EXTENSIVOS

      Manejo vacuno en sistemas extensivos sin mejoras En los sistemas extensivos de bovino a gran escala, como ocurre en buena parte de los países de América Latina, los animales se crían mayoritariamente en pastizales naturales y tienen baja eficiencia productiva. Su mejora requiere la aplicación de tecnología conocida y disponible. Ricardo Alberio Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Argentina) Imágenes cedidas por el autor En las regiones más ricas de estos sistemas extensivos, frecuentemente la ganadería compite con la agricultura y, a pesar que ésta es de mayor rentabilidad, la cría constituye el complemento necesario para que el sistema sea sostenible. Sin embargo, es necesario un manejo reproductivo adecuado para desarrollar la potencia de producción de este tipo de sistemas. Manejo vacuno en sistemas extensivos sin mejoras Por sus limitantes ambientales, la cría extensiva del ganado vacuno ha sido durante muchos años la actividad agropecuaria a la que se han incorporado menos insumos tecnológicos. Se desarrolla particularmente en regiones con limitantes hídricas importantes, ya sea por déficits o por excesos que, sumadas a suelos de calidad pobre o regular, se traduce en productividades forrajeras muy bajas. Esto implica una baja utilización de la tierra, con cargas ganaderas de 0,5 a 0,1 animales/ha. Como consecuencia, se suele tener al ganado en grandes extensiones (de 100, en el mejor de las casos, a las 1.000 o más hectáreas). La existencia de campos con bosques o lagunas, así como la presencia de predadores agravan la situación. La vigilancia y el manejo que se ejercen sobre estas ganaderías son extremadamente limitados (a veces sólo una o dos veces al año), por lo que se controlan muy pocos de los eventos que allí transcurren. La productividad (en terneros obtenidos) suele ser del orden del 40 al 50% de las vacas presentes en el rebaño,…

ALIMENTACIÓN DE TERNERAS LACTANTES

    EL PERIODO ANTES DEL DESTETE El periodo antes del destete es una de las fases más importantes en la vida productiva de una vaca lechera. Dos metaanálisis publicados recientemente en el “Journal of Dairy Science” determinaron la relación entre los parámetros productivos de terneras antes del destete y el rendimiento de vacas primerizas durante la primera lactación. Primer metaanálisis El primer metaanálisis incluyó datos de 2,880 terneras Holstein procedentes de 37 estudios de investigación llevados a cabo en la Universidad de Minnesota. Los investigadores (Chester-Jones y col., 2017) encontraron que la ganancia media diaria (GMD) a las 8 semanas mejoró significativamente la producción lechera en la primera lactancia: por cada kg de GMD a las 8 semanas, la producción de leche aumentó en 579 kg. Segundo metaanálisis Del mismo modo, el segundo metaanálisis con 21 dietas experimentales y realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pennsylvania (Gelsinger y col., 2016) determinó que por cada 100 g adicionales de GMD antes del destete, la producción de leche, grasa y proteína durante la primera lactación aumentó en 130.4, 6.1 y 4.7 kg, respectivamente. Además, este trabajo demostró que, en un programa de alimentación de terneras, el consumo de concentrados es tan importante como el consumo de leche: Por cada 100 g adicionales en el consumo de leche o sustituto lácteo antes del destete, la producción de leche, grasa y proteína en la primera lactación incrementó en 138.5, 8.4 y 4.7 kg, respectivamente. Por cada 100 g adicionales en el consumo de pienso, las vacas primerizas produjeron 127.0 kg más de leche, 8.4 kg más de grasa y 4.0 kg más de proteína. Mejoras con un plan nutritivo Ha sido demostrado que un mayor plano nutritivo antes del destete mejora el desarrollo de la glándula mamaria. Investigadores del “Cornell Research Farm”,…

NIVELES DE INSULINA Y GLUCOSA COMO INDICADORES DE EFICIENCIA REPRODUCTIVA Y PRODUCTIVA EN VACAS POSPARTO

        EL BALANCE ENERGETICO NEGATIVO (BEN) PROVOCA CAMBIOS EN CONCENTRACIONES DE GLUCOSA Resumen El objetivo del presente estudio fue determinar las concentraciones plasmáticas de glucosa e insulina en hembras bovinas, a los 15, 30, 45 y 90 días posparto relacionándola con condición corporal, producción láctea y período parto primer celo. Se estudiaron40 vacasHolsteinfriesian, distribuidas al azar en cinco rebaños localizados en el cantón Loja, Ecuador; Tomandose muestras sanguíneas después del ordeño, en ayuno, a los 15, 30 y 45 días post parto; se determinóniveles promedios de glucosa: 47.90; 47.09 y 46.43 mg/dl; y de insulina en: 5.54; 5.05 y 5.28uU/ml,respectivamente, concluyendo que las concentraciones sanguíneas de glucosa e insulina son bajas durante el posparto y que altos niveles de glucosa y bajas concentraciones de insulina son característicos del intervalo parto-celo entre 46 y 90 días,debido a que la glándula mamaria utiliza glucosa como fuente de energía para síntesis de lactosa,variando según el número de parto, siendo mayor en vacas con cinco y seis partos; siendo los niveles de insulina altos en vacas con tres y cuatro partos. No obstante, los altos niveles de glucosa y bajas concentraciones de insulina son característicos del intervalo parto-celo entre los 46 y 90 días ya que las bajas concentraciones de insulina redirigen a la glucosa hacia la glándula mamaria.Este trabajo confirma que la CC al parto es un factor determinante en el reinicio de la actividad ovárica ya que la insulina influencia la secreción de GnRH, LH y FSH, que actúan directamente en el ovario influyendo sobre la sensibilidad a las gonadotrofinas. C. Rosales1, H. Chamba-Ochoa1, R.Chávez, M. Pesántez1, y E. (1)Universidad Nacional de Loja, Carrera de Medicina Veterinaria y 1 Benítez .Zootecnia Resumen Contacto: hermogenes.chamba@unl.edu.ec Introducción La primera fase de la lactancia coincide con condiciones metabólicas adversas, originadas en el déficit…

EVALUACIÓN DE CUBÍCULOS

      DISEÑO DEL ALOJAMIENTO DE VACAS LECHERAS EN EL SISTEMA DE CUBICULOS Introducción En los dos números anteriores de Frisona Española (no 216 y 217) abordábamos el diseño del alojamiento de vacas lecheras en el sistema de cubículos; en el primer trabajo hablábamos sobre el diseño de la explotación o granja, y en el segundo nos centrábamos en el diseño del cubículo en sí, como espacio individual para el descanso de la vaca. En esta tercera y última parte explicaremos una metodología para evaluar la idoneidad de los cubículos y las posibles medidas correctoras que pueden aplicarse. También hablaremos sobre el material de cama del cubículo, sobre el que descansan los animales y que suele ser objeto de no poca controversia. Evaluación de cubículos Como vimos en el no 217 de Frisona Española, dimensionar correctamente un cubículo es una tarea compleja, por lo que resulta de utilidad disponer de algún esquema que permita sistematizar el análisis de este importante elemento para el descanso de los animales y nos permita corregir errores. Nosotros traemos aquí un sistema de evaluación de cubículos propuesto por Nordlund y Cook (2002), al parecernos de utilización sencilla y contemplar todos los aspectos de su diseño y dimensionamiento que explicamos en el número anterior citado (Figura 1, página anterior). Nos hemos permitidoactualizarla tabla de dimensiones a las recomendaciones actuales. Para otros pesos, puede consultarse la tabla 3 de dicho número de la revista. Antonio Callejo Ramos 1 y Miguel Á. Majano Gamarra 2 Dpto. de Produc. Agraria- E.T.S.I.A.A.B.-UPM 1 Dr. Ingeniero Agrónomo; antonio.callejo@upm.es 2 Ingeniero Técnico Agrícola; miguelangel.majano@upm.es Este diagrama analiza cinco puntos: 1. Comodidad de la cama 2. Área de descanso 3. Espacio de embestida 4. Zona de la boca Obstáculo en la zona de embestida y de la boca 5. Espacio debajo y…

AMILASA: UNA INNOVACIÓN RADICAL PARA LA NUTRICIÓN DE VACAS LECHERAS

           LA NUTRICIÓN DE VACAS LECHERAS Están aumentando las tasas de inclusión de granos de maíz y ensilado de maíz en la alimentación diaria de las vacas. Ningún otro cultivo presenta niveles tan altos de disponibilidad de suministro, densidad energética y uniformidad. El ensilado de maíz tiene gran palatabilidad y suministra una cantidad considerable de almidón que sobrepasa el rumen. Este almidón by- pass se digiere en el intestino y es más eficaz como fuente de glucosa para las vacas en inicio de lactación, que si fuera degradado a ácidos grasos volátiles en el rumen. de Dr. N.E. Ward, M. de Beer El trigo y la cebada son malas fuentes de almidón by-pass porque se degradan rápidamente en el rumen, y solamente entre el 5% y el 10% de estos ingredientes salen del rumen sin fermentar. El almidón de maíz, a su vez, es una fuente de energía que se degrada muy lentamente y es más posible que pase intacto por el rumen. De hecho, hasta el 30% del almidón de maíz puede salir del rumen sin digerir. Una vaca en inicio de lactación que produzca 40 kg de leche por día tiene requerimientos de glucosa de aproximadamente 3kg para la producción de leche1 (Tabla 1). Por lo tanto, el almidón de maíz que sobrepasa el rumen puede ser equivalente, aproximadamente, al 60% de los requerimientos diarios de glucosa para la producción de leche (Tabla 2).   Por ese motivo, los productores de leche no solamente invierten en genética bovina, sino también en genética de híbridos de maíz. Los nuevos híbridos de maíz que se cultivan para ensilado y/o maíz en grano deben rendir el máximo de cada hectárea, en términos de energía del almidón y también de forraje. Para obtener alta concentración de energía en…

ANTICIPÁNDOSE A LA TEMPORADA DE PARTOS EN RODEOS LECHEROS: 6 PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA PREVENIR PÉRDIDAS DE TERNEROS

      6 PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA PREVENIR PÉRDIDAS DE TERNEROS Esta nota tiene por objetivo repasar brevemente aspectos claves a tener en cuenta durante la temporada de partos en vacas de tambos. En Uruguay la mayoría de los establecimientos lecheros tiene un servicio semi continuo, generalmente con un corte de los servicios para evitar partos desde mediados de diciembre a mediados de febrero, teniendo una concentración de los partos en otoño y principios de invierno. Una encuesta de alcance nacional realizada por el INIA La Estanzuela indica que la tasa de mortalidad perinatal (primeros dos días de vida) de terneros es de 7.4%. Teniendo en cuenta los puntos que se detallan a continuación, podremos anticiparnos y disminuir pérdidas que son evitables. Autor/es: MSc. Vet. Darío Caffarena1,2, PhD. MSc. DMV. Luís Albornoz2, Vet. Federico Giannitti1,3. 1Plataforma de Investigación en Salud Animal, INIA La Estanzuela, Uruguay. 2Facultad de Veterinaria, Universidad de La República, Uruguay. 3Veterinary Population Medicine Department, University of Minnesota, USA 1. Estimar la cantidad de personal necesario: se estima que una sola persona puede atender unos 80 terneros en guachera, pero ¿qué sucede si la misma persona encargada de la guachera también es el que atiende los partos y se debe encargar de los cuidados neonatales y administrar el calostro a los recién nacidos? En general, en los establecimientos lecheros, la distribución estacional de las pariciones es constante entre años. El saber esto proporcionará la información necesaria de si estamos bien o nos está faltando gente y así poder organizarnos. Tener una persona (o más, dependiendo de la cantidad de partos/día que tengamos proyectado) destinada exclusivamente a la atención de los partos y suministro de calostro, impactará directamente sobre nuestro porcentaje de mortinatos y posibles complicaciones secundarias debidas a partos distócicos (laceraciones de la vulva, enfermedades…