DETERMINACIÓN DE LA INMUNIDAD PASIVA DEL BECERRO RECIÉN NACIDO POR EL USO DE CALOSTRO ENRIQUECIDO CON IGY

    EL USO DE CALOSTRO ENRIQUECIDO CON IGY   Autor/es: Sonia Vázquez-Flores, Ricardo Paredes-Parra, Juan Carlos Urquiza- Roiz, Alejandra. Berenice Tovar García, Juan Ángel Zubiri-Suárez. DBI-Tecnológico de Monterrey-Querétaro, Querétaro, México.    Resumen La inmunidad pasiva en el becerro recién nacido depende del calostro que ingiere en las primeras horas del nacimiento, la industria lechera está en constante búsqueda de formas complementarias y alternativas para proveer esta protección, dado que el becerro nace amaglobulinémico1 . Las IgY constituyen esta alternativa, dado que pueden desarrollarse específicamente contra los patógenos virales, bacterianos y parasitarios que afectan más comúnmente al becerro2. El objetivo de este proyecto fue comparar tres tipos de inmunidad pasiva para identificar si las IgY muestran interacción con la absorción de IgG para protección inmunológica en el recién nacido. El estudio incluyó 50 becerros desde el nacimiento, a los que se les administraron tres diferentes tratamientos en forma aleatoria: 1. Calostro; 2. y 3. Calostro + IgY . El calostro se cosechó por tres semanas, se mezcló, congelándose en bolsas de 2 L, para ser suministrado solo o enriquecido según el grupo de estudio. El suero sanguíneo de cada becerro, se colectó a las 24 h de vida, analizándose con ELISA para determinación de IgG. No se encontraron diferencias estadísticas en la absorción de IgG, aunque si se observaron diferencias en refractometría con mejor respuesta fueron para Calostro + IgG. Si bien no se midieron las IgY circulantes, no se identifica una competencia en la absorción de IgG. Ninguno de los tratamientos demostró un mejor control del parásito Cryptosporidium spp., en la época de mayor eliminación del parásito al ambiente a los 14 días de edad, en el caso de calostro se observaron 2,83 x 104 oocistos por ml, en los becerros con calostro + IgG: 2,5 x 104 oocistos…

TERAPIA ANTIBIÓTICA DURANTE LA LACTANCIA Y AL SECADO

    LACTANCIA Y AL SECADO   Stephen C. Nickerson Hill Farm Research Station Louisiana Agricultural Experimental Station Louisiana State University of Agricultural Center Homer, La 71040 Telephone: (318) 927-9654 Fax: (318) 927-4139 E-mail: snickerson@agctr.lsu.edu   Introducción El principio básico del control de mastitis es prevenir las nuevas infecciones, pero algunos nuevos casos de mastitis ocurrirán. Una vez que la infección está establecida en la ubre, hay cuatro formas para eliminar la enfermedad: (1) curación espontánea; (2) descarte de vacas crónicamente infectadas; (3) tratamiento durante la lactancia; y (4) terapia al secado. El tratamiento antibiótico es el principal método para eliminar la infección existente, y es la razón primaria para usar antibióticos en vacas lecheras. El éxito de la terapia antibiótica involucra drogas: (1) que alcancen todos los sitios de infección dentro del cuarto infectado; (2) permanezca en niveles adecuados en todos los sitios de infección por un período adecuado de tiempo; y (3) maten todos los microorganismos infectantes. Los objetivos estándares de la terapia antimicrobiana deben incluir los siguientes: (1) retorno de la vaca a la producción y composición normal de la leche; (2) prevenir la mortalidad en casos peragudos; (3) eliminar los microorganismos infecciosos; (4) prevenir nuevas infecciones, especialmente en el período seco; (5) prevenir residuos de droga en leche y carne; (6) evitar que los casos existentes empeoren; (7) minimizar el daño a los tejidos secretores; (8) reducir la diseminación de infecciones existentes a otras vacas; y (9) mejorar la sanidad total del rodeo. Recuperación Espontánea La recuperación espontánea es el término utilizado cuando las vacas se curan por sí mismas de una infección. La investigación ha demostrado que esto ocurre sólo en aproximadamente el 20% de las infecciones confirmadas para una variedad de bacterias causantes de mastitis. Muchas recuperaciones espontáneas ocurren en cuartos con infecciones leves…

MANEJO ALIMENTARIO DE LA VACA EN TRANSICIÓN

    LA VACA EN TRANSICIÓN        Dr. Javier Martín-Tereso y Dr. John Doelman Trouw Nutrition Research and Development, Boxmeer, Países Bajos 1.- INTRODUCCIÓN En el actual sistema de producción láctea la longevidad es el factor limitante para la eficiencia en el uso de recursos y consecuentemente también para el beneficio económico de las explotaciones. La nutrición en las semanas alrededor del parto es fundamental para la salud a lo largo de la lactación, y determina que la vaca alcance o no una siguiente lactación. En todas las especies de mamíferos, la transición entre la gestación y la lactación supone cambios en la partición de nutrientes y requiere múltiples adaptaciones metabólicas. En la vaca de leche moderna estos cambios son más abruptos que en otras especies animales, puesto que su producción de leche excede en gran medida las necesidades nutricionales del ternero que gestan. Esto supone una discontinuidad en sus necesidades nutricionales que es extremadamente inusual entre los mamíferos. Hay que destacar principalmente tres adaptaciones que requieren la atención del nutricionista: el metabolismo del calcio, el metabolismo energético y la competencia digestiva, ya que una adaptación inadecuada resulta respectivamente en hipocalcemia, cetosis y acidosis. Estas adaptaciones mencionadas son de tipo homeorrético, ya que tienden a converger hacia una trayectoria dinámica, que en este caso es la incipiente lactación. A diferencia de las adaptaciones homeostáticas, que tienden a volver a un estado de equilibrio, la lactación es un objetivo en movimiento y cada día de retraso en la convergencia el objetivo se va alejando. Los animales que no se adaptan a tiempo para encontrar este equilibrio dinámico en la lactación, no alcanzarán una nueva lactación, ya sea por deterioro de salud o por incompetencia reproductiva. El propósito de la dieta de preparto debería ser anticipar las condiciones de la…

LA FIBRA EN LOS RUMIANTES: ¿QUÍMICA O FÍSICA?

[vc_row][vc_column][vc_column_text] LA FIBRA EN LOS RUMIANTES    Àlex Bach 1 y Sergio Calsamiglia 2 Grupo de Investigación en Nutrición, Manejo, y Bienestar Animal 1 2 IRTA-Unidad de Rumiantes. Universidad Autónoma de Barcelona 1.- INTRODUCCIÓN La fibra engloba un conjunto de compuestos que son indigestibles por los enzimas del tubo digestivo secretados por los mamíferos. Sin embargo, algunos de los componentes de la fibra son digestibles por enzimas producidos por bacterias del tubo digestivo. En concreto, la fibra está integrada por glucanos, ramnoglalacturanos, arabinanos, arabinogalactanos, glucomananos, galactoglucomananos, xylanos, glucuronomanos, ácidos fenólicos y lignina. La lignina es el único compuesto de la fibra que es totalmente indigestible en el tracto digestivo de los rumiantes, puesto que su digestión necesita la presencia de oxígeno. Con la excepción del vacuno de engorde intensivo, las raciones de rumiantes suelen tener un contenido elevado de fibra, especialmente las del vacuno lechero. Por ello, este artículo se centrará básicamente en el vacuno lechero. Los sistemas de alimentación de los rumiantes han ido disminuyendo progresivamente la proporción de fibra en las raciones con el fin de maximizar los aportes energéticos al animal; sin embargo, los modelos actuales de alimentación recomiendan un mínimo de fibra para asegurar un correcto funcionamiento ruminal. Las recomendaciones de inclusión de fibra en la ración del vacuno lechero marcadas por el NRC (2001) introdujeron una diferenciación química (porcentaje de fibra en la ración) y otra física (porcentaje de fibra procedente del forraje en la ración) en un intento de englobar las acciones de la fibra en el rumiante. Por un lado, la fibra fermenta lentamente, por lo que aporta relativamente poca energía al animal y genera poca cantidad de ácido en el rumen, por otro aporta una textura física al contenido ruminal que estimula la rumia, la masticación y la secreción salivar, y regula…

EVALUANDO LA CALIDAD DEL AGUA PARA EL GANADO

[vc_row][vc_column][vc_column_text]     AGUA PARA EL GANADO         Autor/es: Karen Dupchak       El agua es el nutriente simple más importante para el ganado. Los animales, así como los humanos, pueden vivir por largos períodos sin comida. Sin agua, sin embargo, puede ocurrir la muerte en cuestión de días. Desafortunadamente, tanto la calidad como la cantidad del agua provista al ganado son a menudo descuidadas. El agua está involucrada directa e indirectamente en virtualmente cada proceso fisiológico. El agua es un medio de transporte de nutrientes, material de desecho, hormonas y otros mensajeros químicos, así como también para el alimento a través del tracto gastrointestinal. También juega un rol muy importante en la regulación de la temperatura corporal, actúa como lubricante en las coyunturas del esqueleto y es un componente de muchas reacciones químicas básicas. La calidad del agua se determina por análisis de muestras de agua. Un análisis bacteriano indica si el agua contiene microorganismos, tales como bacteria, las que pueden ser peligrosas. Un análisis químico determina los niveles de varios minerales presentes en el agua. Evaluar el contenido del agua es relativamente honesto. La mayor dificultad es establecer niveles a los cuales la salud animal, su bienestar y la productividad puedan verse deteriorados. Este trabajo resalta los niveles recomendados y los problemas potenciales encontrados durante un análisis de agua. La Tabla 1 resume los lineamientos de calidad de agua establecidos por la Task Force Canadiense de 1987 en Calidad de Agua. Interpretación del análisis químico - pH (unidades)    La concentración de iones de Hidrógeno en el agua determina el nivel de pH. Un valor de pH de 7 indica agua "neutral". Con valores menores que 7 son cada vez más ácidas, y con valores mayores que 7 son cada vez más alcalinas. La…

MEDIDAS SENCILLAS PARA REDUCIR EL ESTRÉS POR CALOR EN VACUNO DE LECHE

[vc_row][vc_column][vc_column_text] CALOR EN VACUNO DE LECHE       Resumen de la ponencia de Jud Heinrichs, profesor en la Universidad de Pensilvania, en la jornada organizada por Alltech en el Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo El estrés por calor es una de las principales causas de descenso de la producción en ganado vacuno lechero durante el verano, así como del contenido de grasa de la leche. Jud Heinrichs, profesor en la Universidad de Pensilvania especializado en vacuno de leche, ofreció durante la jornada organizada por Alltech en el Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (CIAM) unas recomendaciones prácticas para combatir este problema. Como punto de partida recordó que “el estrés por calor es una combinación de temperatura y humedad elevada, que se manifiesta normalmente a partir de los 30 grados y de un 70% de humedad, y que las vacas sufren especialmente durante la espera en la sala de ordeño”. Sin embargo, en países como Galicia, con una humedad elevada, de hasta el 80% o más, las producciones de leche ya pueden verse penalizadas incluso a partir de los 25 grados de temperatura. Los efectos del estrés por calor, se manifiestan, tal y como explicó Jud Heinrichs, en “una menor ingesta de comida, pérdida de bicarbonato debido a una mayor salivación de las vacas, descenso de la actividad ruminal y también del PH del rumen, lo que lleva a un descenso de la producción de leche y de sólidos lácteos”. Además, en el caso de las ganaderías que cuentan con robot de ordeño el problema del estrés por calor puede agravarse, según el profesor de la Universidad de Pensilvania, debido a que “baja la ingesta en pesebre pero no en el pienso del robot de ordeño, con lo que se produce un desequilibrio del PH ruminal por exceso de…

NO PUEDES ADMINISTRAR LO QUE NO MIDES

[vc_row][vc_column][vc_column_text]   FORMAS DE DETERMINAR EL PESO DE LOS TERNEROS     Para tomar decisiones sobre estrategias de alimentación o selección de nuestros animales es muy importante determinar el peso de los terneros. En este artículo repaso los diferentes métodos de registro de peso y sus beneficios para obtener una cría exitosa. Holger Kruse Holm & Laue, Alemania www.holm-laue.com     Para tomar decisiones sobre estrategias de alimentación o selección de nuestros animales es muy importante determinar el peso de los terneros. En este artículo repaso los diferentes métodos de registro de peso y sus beneficios para obtener una cría exitosa. La sabia cita del gurú de la administración Peter Drucker (1909-2005) “¡No se puede gestionar lo que no se mide!” se aplica a todas las áreas de la actividad económica y también a la agricultura, pero muchas decisiones todavía se basan en el instinto humano. Esto también sucede para la crianza de terneros: el objetivo de un aumento diario de 800-1.000 g es aceptado por muchos agricultores y a menudo se consigue. Ahora somos conscientes de que los que crecen más rápido debido a la crianza intensiva producirán más leche en el futuro. Este efecto se llama “programación metabólica”. Sin embargo, no es posible determinar el peso exacto de las terneras sin pesarlas regularmente. Tras la encuesta internacional que llevamos a cabo en 424 granjas, los resultados obtenidos son los siguientes: menos del 12 % pesa los terneros durante la fase de leche y solo el 9 % los pesa al menos dos veces. Esto significa que el 91 % no determina el aumento diario en el peso de sus terneros y, por lo tanto, no tienen información sobre su rendimiento individual. ¿Cómo piensan estas granjas tomar decisiones importantes sobre las estrategias de alimentación o la selección de animales?…

LIPIDOSIS HEPÁTICA

[vc_row][vc_column][vc_column_text]     El hígado graso o lipidosis hepática Antonio Jiménez, Veterinario           El hígado graso o lipidosis hepática es un importante desorden metabólico de muchas vacas lecheras durante el periodo de transición. En vacas de leche, el hígado graso se desarrolla principalmente en las 4 primeras semanas tras el parto, cuando hasta el 50 % de las vacas tienen alguna acumulación de triacilgliceridos en el hígado. Coincidiendo con el inicio de la lactación, se reduce el consumo de alimento y la vaca moviliza la grasa corporal, lo que aumenta la concentración de ácidos grasos circulantes y los depósitos grasos en el hígado. El hígado graso favorece la aparición de otras afecciones metabólicas, en particular el desplazamiento del abomaso y la cetosis, está relacionado con una mayor incidencia y severidad de distintas patologías como mastitis o metritis y, a largo plazo, se asocia con un menor éxito reproductivo y una reducción de la producción láctea. ¿Por qué se produce esta patología?      Durante las 2-4 últimas semanas de gestación se produce un aumento de las necesidades energéticas debido al desarrollo del feto y a la síntesis de calostro. Esta situación se acompaña de una disminución en la ingestión de materia seca (fundamentalmente en la última semana de gestación). Estas dos circunstancias son, con frecuencia, responsables del desarrollo de un balance energético negativo que se inicia unas semanas antes del parto. El déficit energético conduce a una disminución de los niveles de glucosa e insulina en sangre que estimulan la movilización de grasa. La movilización de grasa resulta en un aumento en los ácidos grasos no esterificados (AGNE/ NEFA) en sangre. Estos ácidos grasos habitualmente se utilizan en el hígado como fuente de energía, pero cuando la movilización es excesiva se saturan las vías de metabolización…

MAMÁ SABE MÁS: LECCIONES DE CUIDADO DE BECERROS APRENDIDAS DE LAS VACAS LECHERAS.

[vc_row][vc_column][vc_column_text] APRENDIDAS DE LAS VACAS LECHERAS   Durante el periodo de gestación, una vaca hace todo lo posible para que un embrión se convierta en becerro. Las contribuciones de la madre para que su descendencia sea exitosa no cesan en el parto. En cambio, su glándula mamaria secreta una sustancia con factores de crecimiento necesarios para preparar al becerro para la vida. “ella no solo produce IgGs, ella produce calostro” dice Mike Van Amburgh, profesor de la Universidad de Cornell, en el Seminario de lechería del Oeste de Canadá en 2018 en Red Deer, Alberta. “Si te paras a ver lo que está pasando en las glándulas cuando la vaca se seca o las glándulas d un animal de primera lactancia, hay muchas cosas que suceden allí. Hay una tremenda cantidad de proliferación celular. La consecuencia de esa proliferación celular es que ella tiene muchos factores de crecimiento y hormonas que terminan en esa secreción. Durante años como industria, lo hemos ignorado”, dijo. Un ejemplo es la hormona relaxina. Los fisiólogos reproductores que trabajan con cerdos descubrieron que la relaxina en la primer ingesta estimula el crecimiento y el desarrollo del útero. Un lechón hembra que recibe relaxina en su primer comida es probable que tenga un útero más grande y sea más reproductivamente eficiente que un lechón que no lo tiene. Además de la proteína, grasa e inmunoglobulinas (Ig) que se observan en la primera leche, el calostro también contiene esteroides, lactoferrina, insulina, glucagón, prolactina, hormona del crecimiento, IFG-1, leptina, TGF-alfa, cortisol y estradiol. Todos estos son bioactivos e impulsan el metabolismo, dijo Van Amburgh. Para mostrar que el calostro es importante más allá de las Ig, Van Amburgh y su equipo de investigación realizaron un estudio en el que se alimentó a los becerros con 2 litros o…

CLAVES PARA UN USO RACIONAL DE LOS ANTIPARASITARIOS EN LA EXPLOTACIÓN

[vc_row][vc_column][vc_column_text]   UN USO RACIONAL DE LOS ANTIPARASITARIOS      El veterinario Alfonso Martínez aporta algunas directrices para garantizar un uso adecuado de los antiparasitarios en las explotaciones ganaderas. Incide en la importancia de la detección, el momento de aplicación y la elección del producto  Un uso racional de los antiparasitarios en la explotación, al igual que ocurre con otros medicamentos, puede ralentizar el desarrollo de resistencia de los parásitos a los medicamentos. “Los parásitos están evolucionando constantemente y no podemos evitar el desarrollo de esta  resistencia a los fármacos y tampoco eliminarla en aquellos que ya la han desenvuelto”, explica el veterinario Alfonso Martínez, del servicio técnico de rumiantes de Boehringer Ingelhein, en los Encontros Gandeiros que XUNDEVA ADSG celebró recientemente en Lalín. De ahí la importancia de fomentar un uso apropiado de los antiparásitos “para que tengamos tiempo de encontrar nuevos  .tratamientos eficaces y seguros”, puntualiza el veterinario. “Los parásitos trabajan duro, bien, sin descanso, con éxito y con el único objetivo de reproducirse”, sintetiza Martínez que recurrió al caso de la fasciola hepática, para ejemplificarlo, ya que tiene una producción diaria de 25.000 huevos y provoca, la Fascioliasis, conocida popularmente como Duela del Hígado, una de las enfermedades parasitarias con mayor incidencia en rumiantes. “El uso racional de antiparasitarios es lo que los buenos ganaderos asesorados “El uso racional de antiparasitarios es lo que los buenos ganaderos asesorados por buenos veterinarios llevan haciendo toda la vida”por buenos veterinarios llevan haciendo toda la vida El experto incide en la importancia de afrontar el tratamiento de los parásitos desde una perspectiva profesional y fomentar una correcta aplicación de los tratamientos. Marínez insiste en que es la vía para lograr que sean efectivos y atajen los problemas que los parásitos pueden acarrear en la explotación y que, en los casos…