EL ROL DE LAS ENDOTOXINAS BACTERIANAS EN EL DESARROLLO DE LAS ENFERMEDADES DEL PERIPARTO

334

 

 

 

EL ROL DE LAS ENDOTOXINAS BACTERIANAS EN EL DESARROLLO

DE LAS ENFERMEDADES DEL PERIPARTO

En este artículo abordaremos conceptos básicos de nuevas evidencias que demuestran el rol de estas endotoxinas en el desarrollo de las enfermedades del periparto, a partir de un texto recién publicado por el Journal of Dairy Science durante el presente mes.

Dr. Pedro Meléndez

Sabemos muy bien que durante el periodo de transición de las vacas lecheras (3 semanas preparto hasta las 3 semanas posparto) hay una mayor incidencia de enfermedades tanto infecciosas (mastitis, metritis, neumonías) como metabólicas (hipocalcemia, cetosis, hígado graso y desplazamientos del abomaso), las cuales causan severas pérdidas

económicas a los productores de leche. Por lo mismo, el conocimiento de los factores de riesgo y la prevención de ellas resultan fundamentales para optimizar la rentabilidad de los sistemas lecheros.

Hay muchos factores de riesgo que se han identificado como precursores de estos cuadros clínicos, pero durante el último tiempo, debido al avance de las nuevas tecnologías, se ha podido dilucidar más en detalle cómo se desarrollan los mecanismos patológicos asociados a estos factores de riesgo.

Es interesante señalar que existen nuevas evidencias que demuestran que las endotoxinas de bacterias juegan un rol fundamental en el desarrollo de las enfermedades del periparto.

En este artículo abordaremos conceptos básicos de nuevas evidencias que demuestran el rol de estas endotoxinas en el desarrollo de las enfermedades del periparto, a partir de un texto recién publicado por el Journal of Dairy Science durante el presente mes (JDS, 99:5967-5990, 2016).

Las bacterias se clasifican en general en 2 grandes grupos y se denominan: Gram negativas y Gram positivas, según la coloración que adquieran al ser teñidas con la tinción desarrollada por Gram. Este cambio en la coloración se debe a diferencias en la pared celular de las bacterias. Dentro de las bacterias Gram positivas tenemos algunas familias muy conocidas por todos nosotros como los Estafilococos, Estreptococos, Clostridios y Arcanobacterium, entre otras. Dentro de las Gram negativas tenemos a la Eschericihacoli, Salmonella, Brucella, Klebsiella y Shiguella, entre otras. Tanto las bacterias Gram positivas como negativas contienen unos compuestos que forman parte de la pared celular de las bacterias que inducen una respuesta inflamatoria severa y, por lo tanto, estimulan en forma bastante agresiva el sistema inmune de los seres vivos. Estas toxinas, llamadas “endotoxinas”, son conocidas en el caso de las bacterias Gram negativas como Lipopolisacarido (LPS) y en el caso de las bacterias Gram positivas como Acido Lipotecoico (LTA).

En el caso de alimentar dietas ricas en almidón y carbohidratos solubles se produce una caída más marcada del pH ruminal (acidosis) y, por ende, bacterias Gram positivas y negativas son destruidas por el ácido del rumen. Estas subsecuentemente liberan las endotoxinas al líquido ruminal.

Concomitantemente, las endotoxinas también pueden estar presentes tanto en la glándula mamaria como en el útero de las vacas recién paridas, debido al contagio de estos órganos producto de un ambiente altamente contaminado. Estas endotoxinas comienzan a producir un daño puntual de los tejidos que contactan de forma directa (mucosa del rumen, del útero, y de la glándula mamaria) y, por lo tanto, aumentan la permeabilidad de estos tejidos, produciéndose una translocación o paso de las endotoxinas a la sangre del animal, con el consiguiente daño sistémico (entotoxemia y shock). No obstante, se ha demostrado, que las endotoxinas no sólo se liberan al ser destruida la bacteria sino que bacterias vivas también pueden liberar la toxina.

Una vez que las endotoxinas son absorbidas a nivel digestivo, se dirigen al hígado, el cual ayuda a eliminar parte de ellas. Sin embargo, las que se escapan de este órgano se dirigen al tejido adiposo transportadas por lipoproteínas, por lo que el animal trata de detoxificar su organismo a nivel del tejido graso, generándose una respuesta proinflamatoria severa a este nivel. De igual forma, no todas las toxinas son bloqueadas y algunas siguen su paso a la circulación general, afectando otros órganos y tejidos del animal.

ARTICULO COMPLETO    EL ROL DE LAS ENDOTOXINAS BACTERIANAS EN EL DESARROLLO DE LAS ENFERMEDADES DEL PERIPARTO