CÓMO SABER SI UNA VACA O NOVILLA ESTÁ PREÑADA

1853

 

 

 

UNA VACA O NOVILLA ESTÁ PREÑADA

Determinar la preñez en el ganado representa dos beneficios: 1) El productor podrá saber qué especímenes debe conservar y qué otros deben ser sacrificados lo más pronto posible. Esto sucede debido a que una vaca vacía, no inseminada o no preñada es incapaz de producir resultados en la forma de terneros a cambio de los costos incurridos y asociados con mantenerlas en la granja, a saber: alimento, mano de obra y mantenimiento de equipos e instalaciones, en comparación con una vaca preñada que puede parir y criar a sus terneros hasta el destete, cuando estos pueden ser vendidos ya sea como animal para consumo o como ganado de levante.

2) Al entender las características físicas que demuestran cómo una vaca o novilla podría quedar inseminada o preñada, es posible diagnosticar o determinar la alta o baja probabilidad de preñez sin recurrir a una consulta costosa con un veterinario.

Por lo tanto, este artículo se basa en la detección de la preñez al determinar si una novilla o vaca debe ser sacrificada, en especial, en un rebaño bovino de mediana o gran escala. Resulta muy costoso alimentar y cuidar del ganado «abierto» (sin signos de preñez) debido a que no tienen potencial monetario (en la forma de un ternero) para generar retribuir los costos incurridos en su conservación. Sin embargo, algunas excepciones incluyen las siguientes: si, por ejemplo, el productor tiene un lazo emocional especial con una o más novillas o vacas mascotas, o si simplemente tiene un rebaño pequeño de entre uno y cinco animales. En estos casos, casi siempre se puede dar una segunda y tercera (o cuarta y quinta, etc.) oportunidad sin tener que preocuparse mucho sobre la potencial carga financiera asociada con mantener al ganado bovino femenino que podría no tener crías a tiempo o nunca. Sin embargo, incluso si una de las vacas resulta vacía para un granjero que depende de un pequeño rebaño para generar ingresos debido a que no es considerado financieramente solvente, dichas excepciones no deben y no pueden existir en tal caso. Las operaciones con lácteos también son relativamente menos complejas para mantener novillas y vacas poco fértiles en comparación con las operaciones con carne de res debido a que las tasas de concepción bajas son normales al tener un rebaño para producir leche. Por lo general, las vacas y las novillas tienen aproximadamente dos o tres oportunidades para quedar preñadas antes de correr el riesgo de ser sacrificadas.

Este artículo contiene dos secciones. La primera te ayudará a entender las características físicas que evidencian las vacas y las novillas cuando están preñadas. La segunda explicará los diversos métodos disponibles para realizar verificaciones manuales para confirmar si una o más de ellas están preñadas.

Nota: en la segunda sección de este artículo, solo se ofrecen «descripciones generales» de las pruebas disponibles en el mercado. Si tienes alguna pregunta adicional o más profunda sobre alguna prueba o método mencionado aquí, por favor, primero asegúrate de hablar con un veterinario bovino o de animales grandes para conocer tus opciones antes de tomar una decisión final basada en lo que leíste en este artículo.

1 Observa el comportamiento de las vacas y novillas.

Su comportamiento después de concebir es una de las mejores maneras no invasivas de determinar si están preñadas. En palabras más simples, las vacas preñadas no entrarán (o no deberían entrar) en celo durante todo el periodo de gestación, el cual dura unos 9 meses (285 días).

El ciclo de celo en el ganado ocurre, en promedio, cada 21 días. Si una vaca o novilla ha abortado o absorbido el embrión, pronto entrará en celo y continuará con su ciclo regular hasta que conciba nuevamente. La absorción o muerte temprana de un embrión, o el aborto fetal, pueden suceder en cualquier momento durante la preñez de la vaca y pueden deberse a cualquier causa, desde estrés extremo hasta a una enfermedad que la vaca adquirió antes o durante la gestación. El artículo Cómo saber cuando una vaca o novilla está en celo explica plenamente la actividad del celo evidenciada por tales vacas. Por lo tanto, si de repente una vaca empieza a comportarse como si estuviera en celo durante su preñez y, en particular, si tiene varios meses de gestación, es probable que haya abortado el feto y que haya vuelto a sus ciclos regulares. Por otro lado, la absorción de embrión ocurre durante las primeras dos o tres semanas luego de la inseminación.

ARTICULO COMPLETO   COMO SABER SI UNA VACA O NOVILLA ESTA PRENADA