LA MASTITIS BOVINA, SU DAÑO Y SU COSTO ¿SABE CUÁNTO PUEDE PERDER SI NO CONTROLA LAS CÉLULAS SOMÁTICAS?

252

 

 

 

LA MASTITIS BOVINA, SU DAÑO Y SU COSTO ¿SABE CUÁNTO PUEDE PERDER SI NO CONTROLA LAS CÉLULAS SOMÁTICAS

Diariamente cientos de productores de leche pierden desde un 6% y hasta un 30% de su producción debido a la falta de control en células somáticas (Chacón, 2006), las cuales además influyen negativamente en la calidad de la leche que se entrega a las plantas procesadoras.

Dra. Adriana Brizuela Monge. Microbióloga Química Clínica.

Diariamente cientos de productores de leche pierden desde un 6% y hasta un 30% de su producción debido a la falta de control en células somáticas (Chacón, 2006), las cuales además influyen negativamente en la calidad de la leche que se entrega a las plantas procesadoras.

El aumento en la cuenta de células somáticas se da por la presencia de leucocitos (glóbulos blancos), los cuales son parte del sistema inmunológico de la vaca y que se han trasladado en gran cantidad hacia la ubre, generalmente a fagocitar bacterias que entraron por el canal del pezón. Se ha determinado que un 75% de las células somáticas de la ubre sana corresponden a glóbulos blancos (leucocitos), y cuando esta sufre inflamación, por la migración de neutrófilos, estas se elevan por encima del 90%.

La inflamación de la glándula mamaria se da principalmente en respuesta a la infección intramamaria con agentes de etiología variable, mayoritariamente bacterias (Constable y Morin 2003; Ruegg 2018). Una vez infiltradas en el canal del pezón, las bacterias se multiplican en número, y producen toxinas que causan la destrucción del tejido mamario, cuya función es la de producir leche. Esto significa que el potencial productivo de la ubre disminuye dado que la cantidad de células (tejido mamario) encargado de manufacturar leche es menor (Gussmann et al. 2019).

Estas bacterias pueden llegar a lo interno de la ubre debido a la presencia de barro, boñiga, aguas contaminadas, entre otras, localizadas cerca de o en el pezón. La colonización bacteriana de la ubre también puede ocurrir por el uso de trapos sucios, de las manos contaminadas de los ordeñadores, tos o estornudos de los mismos o por otras razones; como las lesiones de la piel del pezón, también por contaminación presente en los equipos de ordeño; por ejemplo, la superficie de las pezoneras o colectores de leche, pero principalmente si el procedimiento de ordeño pre – post o durante no es higiénico.

La elevación en el conteo de células somáticas, llega a causar una reducción en la producción de leche y también altera la composición “normal” de la misma. En conjunto, estos cambios afectan negativamente la calidad y cantidad de los productos lácteos. (Dr. Carlos Campabadal, de la Asociación Americana de la Soya).

Por otra parte, el hecho de que en las plantas industriales, ya se esté considerando el conteo de las células somáticas para establecer parámetros de calidad de la leche que reciben, pagando premios por el bajo conteo de las células somáticas, o castigando los conteos celulares altos nos habla claramente de su importancia.

Pero… ¿Qué son las células somáticas?

Las células somáticas engloban una serie de factores en el manejo de la finca. La magnitud o el grado de inflamación en la ubre está influenciado principalmente por la presencia de bacterias, pero también puede haber diferentes grados de inflamación producto de otras causas como el estado de lactación de la vaca. Pero no se debe dejar de lado que en el aumento de las células somáticas presentes en la leche también va a intervenir el estrés que sufra el animal de cualquier índole. Otros factores que pueden incrementar el conteo de estas células son: El equipo de ordeño mal calibrado o deteriorado, la edad de la vaca, y hasta factores genéticos y nutricionales.

Por ello se considera que conociendo cual es el conteo de células somáticas de las vacas podemos saber cuales puntos del manejo integral de la finca debemos mejorar; desde esta óptica las células somáticas son nuestro mejor aliado, son nuestra cámara escondida.

Por lo tanto, para mantener conteos celulares bajos en la leche y evitar problemas mayores debemos realizar adecuados controles en el manejo de todo el proceso que a diario hay en la finca, en forma integral.

Las células somáticas son propias del organismo de cada animal, y normalmente se hallan presentes en la leche en pequeñas cantidades. La mayor parte de las células somáticas son leucocitos, es decir, glóbulos blancos, y otra parte (menos del 2%) son células epiteliales, descamación del tejido secretor de la ubre. Los leucocitos, tienen una gran función de defensa contra las infecciones en general, particularmente actúan en la ubre. Cuando esta se ve afectada por algún factor negativo, como son las infecciones causadas por microorganismos, las células somáticas presentes en la leche aumentan en número anormalmente, debido a que estas células una vez que cumplieron su misión no regresan al torrente sanguíneo y son eliminadas del organismo por la leche.

ARTICULO COMPLETO   LA MASTITIS BOVINA SU DANO Y SU COSTO SABE CUANTO PUEDE PERDER SI NO CONTROLA LAS CELULAS SOMATICAS