ALOJAMIENTO PARA TERNERAS

451

 

 

 

 

TERNERAS    

INTRODUCCION

La cría de terneras es una de las etapas de mayor importancia en el proceso de levante de vaquillonas para el reemplazo. Independientemente de los altos costos relativos, relacionados con tópicos como nutrición y salud, una de las decisiones de mayor influencia en el manejo será el tipo de alojamiento y puede aportar de manera significativa al éxito del proceso de cría. La elección del tipo de alojamiento tendrá influencia directa en los resultados que se obtendrán al momento del desleche. Sistemas de crianza intensivos pueden dividirse en grupales o individuales.

Autor/es: Daniel Werner1 & Dr. Gaby Adin2. 1- Centro Internacional de Cooperación para el Desarrollo Agrícola (CINADCO), Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Israel. 2- Departamento de Producción Animal, Servicio de Extensión Rural (SHAHAM), Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Israel 

Cada uno de estos sistemas posee características específicas que junto con temas comunes a ambos sistemas serán tratadas en el presente artículo. En definitiva, se deberá proporcionar a las terneras ambientes confortables (bienestar animal), que reduzca factores de estrés generados por la intensidad del periodo y los cambios que durante el mismo se producen, fundamentalmente cuando hablamos de desarrollo del sistema inmunológico, cambios en el tipo de nutrición (liquida y sólida), desarrollo ruminal, etc.

Aclaración: El presente artículo expondrá los aspectos profesionales del alojamiento para terneras que generalmente son usadas en las fincas lecheras de Israel 

REQUERIMIENTOS BASICOS DEL ALOJAMIENTO 

¿Cuáles son los requerimientos básicos de los sistemas de alojamiento de la ternera?

Higiene. Facilidad de acceso al lugar para mantener el lugar limpio y desinfectado cuando esto se necesite.

Seco y ventilado. Facilidad de eliminación de los excesos de humedad y libre ventilación Protección de fenómenos climáticos extremos como altas o bajas temperaturas, vientos fuertes, lluvias, exposición directa al sol, etc.

Como es sabido, el sistema inmunológico de las terneras durante las primeras semanas de vida no está totalmente desarrollado y depende durante gran parte del periodo de cría del suministro de calostro en cantidad y calidad, asegurándose el suministro en el momento adecuado luego del nacimiento (sistemas intensivos en los cuales la ternera es separada de la madre de inmediato con el nacimiento). Es por esta razón que factores ambientales que estén fuera de los limites normativos pueden tener fuerte influencia en la salud y el desarrollo de la ternera. Es de hacer notar, que independientemente del sistema de alojamiento, el productor se deberá asegurar de la limpieza general de la vivienda y cada uno de sus componentes/utensilios a saber: bebederos, comederos, baldes o utensilios similares para suplir alimentos, etc. Estos factores son parte de las normas vigentes para el bienestar animal (animal welfare).

En diferentes países de la Comunidad Económica Europea existen normas que limitan la permanencia de terneras aisladas por periodos que varían de 2 semanas a 2 meses y exigen que en los alojamientos las paredes/separaciones de los mismos permitan la observación de los animales a través de las mismas.

ALOJAMIENTO GRUPAL

Attachment.jpegEn el caso de alojar a los animales en grupos, deberá tenerse en cuenta que la superficie mínima por ternera será de 3 m2 del nacimiento al destete En construcciones tipo corral, las paredes, el piso y desagües deben permitir fácil acceso y limpieza de los mismos y desinfección de los mismos. Se recomienda la renovación de la cama cada 3-5 días de acuerdo al material usado. Este material deberá garantizar buena absorción de líquidos (control de humedad) y facilitar el drenaje de los excesos de los mismos. Paralelamente el material juega un significativo papel en el aislamiento de frio o calor. La pendiente adecuada del corral deberá asegurar el correcto drenaje (aproximadamente 2%).

Es recomendable asegurar la posibilidad de poder dejar libre de terneras cada unde los corrales luego de finalizado el periodo de cría (aproximadamente 60 días), aplicar cal viva y permitir su exposición a la luz solar (radiación UV) para lograr la desinfección del sitio (de acuerdo al tipo de construcción).

El diseño del corral garantizara el manejo de las terneras en grupos, permitiendo a los animales el libre movimiento, echarse, etc. Además, permitirá la cómoda separación entre diferentes grupos de animales, y de ser requerido la fácil separación y aislamientos de los animales. Deberá evitarse la sobrepoblación de los corrales que pueda comprometer la salud, aumentos de peso esperado y el bienestar animal.

Comederos y bebederos deberán garantizar el fácil acceso a cada una de las terneras. En sistemas de alojamiento grupal, se calcula que el largo de los comederos por cabeza (0-2 meses) deberá ser en promedio de 35 cm, mientras que los bebederos deberán tener en cuenta un largo de 7-10 cm por ternera.

Los corrales contaran con iluminación artificial mínima que facilite el trabajo en horas en las que no hay iluminación natural. . Existen trabajos en los cuales fue testeada la iluminación de corrales bajo diferentes longitudes de onda. Los resultados muestran que existió influencia negativa en la eficiencia de alimentación de terneros. Deberán realizarse otros ensayos que evalúen dicha influencia en terneras de reemplazo.

Attachment.jpeg

sistemas de alojamiento grupal deberá tenerse en cuenta la posibilidad de observar con comodidad a cada animal dentro del grupo, para identificar rápidamente aquellas terneras débiles o enfermas y permitir su rápida separación y aislamiento para minimizar la posible propagación de enfermedades.

Si bien el alimento liquido será suministrado en baldes individuales, el agua y los alimentos sólidos son en general suministrados en forma grupal. De aquí la importancia de trabajar con grupos que sean pequeños y homogéneos para lograr mayor control y evitar competencia entre terneras de diferentes edades y tamaños.

Otro de los factores de importancia es la condición climática existente. En este aspecto deberá señalarse la importancia de la orientación de los corrales en referencia a la ventilación del corral. La buena ubicación del mismo podrá asegurar ventilación natural sin corrientes de aire excesivas que puedan provocar el aumento en la incidencia de enfermedades respiratorias.

Otro de los factores climáticos a tener en cuenta son los efectos en el crecimiento de las terneras a causa de estrés calórico o por bajas temperaturas.
En aquellos países como en Israel, en los cuales las condiciones climáticas existentes son extremas durante el verano (altas temperaturas y humedad), los impactos del estrés calórico se verán reflejados en bajo consumo y menor energía disponible para el aumento de peso con posibles retrasos en el ritmo de crecimiento. En otros casos, el sistema inmunológico se verá comprometido lo cual podría generar tasa de morbilidad y/o mortalidad mayor que en condiciones termo neutrales generándose también en estos casos retrasos en el crecimiento. Los inviernos de Israel no presentan condiciones extremas (en alguna región del país se pueden generar leves condiciones de estrés por bajas temperaturas) como las existentes en por ejemplo el norte de USA o Canadá. Los efectos más marcados de esta situación son aquellos relacionados con la menor absorción de inmunoglobulinas calostrales.

ALOJAMIENTO INDIVIDUAL  

La principal ventaja de estos sistemas es evitar el contagio de enfermedades que existe en sistemas grupales debido al contacto entre animales enfermos y sanos. Este sistema permite, además, dar seguimiento individual a cada ternera en referencia a su desarrollo corporal, seguimiento del consumo, etc.

Attachment.jpeg

En sistemas de alojamiento individual como las casetas, jaulas, cuchetas, etc., se deberá tener en cuenta los altos requerimientos en mano de obra exigidos que se expresan en la mayor frecuencia de tratamiento de las camas, utensilios de comida y bebida dentro de cada caseta, deberá también, evaluarse su uso y posible problemática en condiciones de extrema temperatura, vientos fuertes o lugares de alta humedad. Durante los inviernos, por ejemplo, deberán elegirse sitios los cuales permitan el soleado y rápido secado de las camas, mientras que durante los veranos es de importancia ubicar la caseta individual en lugares sombreados o aquellos que permitan la colocación de mallas que proporcionen sombras para la protección de las terneras y los trabajadores.

El diseño del alojamiento individual, deberá permitir buena ventilación, sombra y permitir el secado rápido de la cama. La ubicación del alojamiento deberá ser en lugares con correcta pendiente que permitan el flujo de los líquidos y su recolección. Es recomendable tener en cuenta el tipo de material de relleno, y aptitudes que deberán asegurar buena absorción y filtrado, proporcionar aislamiento bajo condiciones de estrés climático y no menos importante, proporcionar condiciones de bienestar a la ternera durante todas las horas del día. El productor deberá evaluar cada uno de los materiales a su disposición teniendo en cuenta también, la facilidad de manejo dentro de las casetas y sus costos. En climas cálidos el material con el cual está construido el alojamiento deberá reflejar la luz de manera que se evite el sobrecalentamiento de la cucheta, caseta, etc. Mientras que en el invierno deberá ser un material que suministre aislamiento del frio y mantenga el calor en su interior. La construcción con madera o materiales similares puede representar en muchas regiones un material de bajos costos y sencillo de trabajar. La desventaja en el uso de madera se presenta en el momento de la limpieza y desinfección del alojamiento.

ARTICULO COMPLETO PDF

ALOJAMIENTO PARA TERNERAS