CAUSAS DE ENFERMEDADES Y PREVENCION

77

 

 

 

 

CAUSAS DE ENFERMEDADES Y PREVENCION

Una granja lechera es un sistema complejo e interrelacionado que requiere una gran coordinación para lograr una productividad óptima. Cada día el gerente de la granja lechera debe tomar decisiones acerca de materias de un amplio rango tales como administración financiera, salud de las vacas, nutrición, agronomía y manejo de personal. Casi cada decisión tiene un potencial para impactar directa o indirectamente la productividad y rentabilidad de la finca.

Pamela L. Ruegg, DVM, MPVM Universidad de Wisconsin, Madison

Adicionalmente algunas de las condiciones de la granja (tales como el clima) no pueden ser controladas directamente por el granjero. La salud del hato lechero es el resultado de interacciones entre manejo animal, condiciones ambientales y factores específicos de enfermedades, tales como la presencia de patógenos en una granja o una región. La prevención de enfermedades se basa en el entendimiento del nivel de enfermedades en el hato y poder implementar en su totalidad programas preventivos de cuidado de salud que tengan un costo efectivo.

Definición de Enfermedad

El tipo más obvio de enfermedad es la “enfermedad clínica.” La enfermedad clínica se define como una anormalidad de función fácilmente detectable. Los signos típicos de enfermedad clínica en el ganado incluye fiebre, anorexia, producción reducida de leche, aparición anormal de leche, diarrea, pérdida de peso, cojera o permanecer echado. Las enfermedades clínicas tales como la mastitis, cojera, fiebre de la leche, placenta retenida o desplazamiento del abomaso son por lo general fáciles de detectar. La excesiva presencia de enfermedades clínicas es fácilmente notoria para los gerentes de granjas lecheras y usualmente se las atiende con rapidez para reducir pérdidas económicas. Los errores de manejo e intervalos en bioseguridad se convierten en epidemias de síndromes clínicos pero la naturaleza de la enfermedad ha cambiado en muchas granjas lecheras. El primer problema de enfermedades en muchas granjas es la “enfermedad subclínica”. La enfermedad subclínica es una anormalidad de función que únicamente se detecta por diagnóstico o pruebas de laboratorio. Por definición las enfermedades subclínicas son difíciles de detectar y el costo de obtener información de enfermedades subclínicas se incrementa por la necesidad de usar pruebas de diagnósticos (tales como contaje celular somático, cultivo de leche, cultivo de heces y urianálisis) para hacer un diagnóstico. El inicio de una epidemia de enfermedad subclínica usualmente no está bien definido y se produce un tiempo entre el inicio de la enfermedad subclínica y el reconocer sus efectos en el hato. Las fases subclínicas de las enfermedades tales como mastitis, cetosis, LAMINITIS o  enfermedad de Johne puede persistir por largos periodos y reducir la eficiencia de la producción lechera. El efecto de la enfermedad en la productividad del hato es generalmente subestimado debido a que el número de animales subclínicamente enfermos usualmente es mayor que el número de animales clínicamente enfermos. La inhabilidad de identificar enfermedad subclínica y la larga duración de estos síndromes permite que estas enfermedades tengan un impacto considerable en la productividad del hato.

El desarrollo de enfermedad generalmente sigue un curso predecible con varios niveles para una potencial intervención preventiva. (Figura 1).

La Mastitis es un excelente ejemplo en el desarrollo y el impacto económico de la enfermedad en los hatos lecheros (Figura 2). En la mayoría de los casos, hay muchos más animales infectados subclínicamente que animales que muestren los signos clínicos y el mayor impacto económico es la pérdida invisible de productividad durante el período subclínico.

El método más efectivo en costos para controlar la enfermedad es siempre la implementación de programas preventivos de cuidado de salud antes que el tratamiento de vacas clínicamente infectadas. La prevención a la exposición a suficiente causa se basa en la identificación de puntos críticos de control donde se puede reducir la exposición. Cuando los organismos de contagio son responsables de la enfermedad, los factores de riesgo pueden incluir la prevalencia de patógenos en los hatos lecheros, la virulencia del patógeno la compra de animales infectados y las rutas de transmisión entre animales infectados y no infectados. El método más efectivo de reducir la exposición es identificar a los animales infectados y aislarlos de animales del hato que sean susceptibles. También es importante reducir la prevalencia de patógenos en el entorno del animal y asegurarse que el sistema inmunológico de la vaca sea funcional. Los programas de vacunación, buena nutrición y entornos limpios y secos ayudarán a reducir la posibilidad de infección.

ARTICULO NUEVO    CAUSAS DE ENFERMEDADES Y PREVENCIÓN