¿CÓMO CONSEGUIR QUE LAS VACAS APROVECHEN MEJOR LA RACIÓN Y EVITAR QUE ESCOJAN EL PIENSO?

223

 

 

 

QUE LAS VACAS APROVECHEN MEJOR LA RACIÓN   

Una de las alternativas que se presentan en la alimentación de las ganaderías de intensivo es el ‘Compact feeding’, un sistema en el que se añade agua al forraje para que las vacas no puedan escoger el concentrado en la ración. Conocemos algunas de las claves de este proceso.

L. Martínez

Attachment.jpeg

Uno de los problemas más recurrentes en la alimentación en las ganaderías de vacuno de leche en intensivo es que, a pesar de los esfuerzos por tener una ración equilibrada, las vacas acaban escogiendo determinados componentes en favor de otros. Una de las alternativas que se presenta para reducir este problema es el “Compact feeding” (Total Mixed Ration, TMR), un sistema de alimentación que consiste en añadirle agua a la ración del carro para lograr que la fibra y el concentrado conformen una pasta homogénea, de manera que las vacas no puedan escoger.

Si los animales son capaces de separar los ingredientes, suele darse que las vacas más dominantes del rebaño comen mayor cantidad de concentrado, lo que provoca que la ración no sea igual para todos los animales para los que se había pensado.

“Lo que buscas cuando elaboras la ración es que esté equilibrada y que la vaca reciba la ración tal y como la has diseñado en el ordenador, con los aportes de cada ingrediente que precisa. Si los animales son capaces de escoger los concentrados, al final van dejando el forraje y no acaban recibiendo la ración como deberían”, explica el responsable del departamento de Leche y Producción.

Animal del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (Ciam), César Resch Zafra.

“Una de las ventajas de este sistema es que permite reducir las sobras a un mínimo del 2%”

Este sistema de alimentación compactada, desarrollado sobre todo en granjas de Dinamarca y Holanda, permite reducir las sobras a un mínimo del 2%, alrededor de un kilo

Attachment.jpeg

por vaca, que es una de las principales ventajas que presenta. El Compact feeding es una mezcla en la que el silo de hierba es la parte central y donde no quedan pellets o pequeñas partículas ni en la ración ni en el comedero. Al ser una masa húmeda, la ración resulta homogénea.

El sistema Compact feeding fue una de las alternativas que se valoraron en el Proyecto Eurodairy, en el que participaron varias entidades gallegas como el Ciam, la Agencia Gallega de Calidad Alimentaria (Agacal), el Laboratorio Interprofesional Gallego de Análisis de la Leche (Ligal) o la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca).

¿Cómo se consigue esta mezcla?
Para lograr el Compact feeding, se llevan a cabo varias fases, un proceso con el que garantizar la calidad de la ración y conseguir esa mayor uniformidad. La diferencia más significativa con otros métodos de preparación de la ración es que los concentrados se sumergen en agua previamente a mezclarlos con el resto de ingredientes. Es un sistema pensado, sobre todo, para aquellas ganaderías en las que emplean los concentrados en granulados y resulta más complejo conseguir una mezcla uniforme.

El Compact feeding en el carro mezclador.

En concreto, según apuntan los expertos, los concentrados permanecen en remojo más de una hora, por lo general durante toda la noche anterior. Humedecer el concentrado permite que se aumente su adherencia.
A continuación, se hace la mezcla con la premezcla mineral, el silo de hierba y otros alimentos que aporten fibra. Por último, se añade el silo de maíz. “Este sistema resulta de utilidad en raciones donde es difícil que el concentrado se mezcle bien con los forrajes”, explica Resch. Así, es una alternativa para raciones muy secas formadas a base de alfalfa (que apenas suele tener una humedad del 10%) y silo de maíz, donde al añadir el concentrado, este termina resbalando hasta el suelo, permitiendo que las vacas lo escojan mejor.

“La cantidad de agua que debe aportarse a la ración se estima teniendo en cuenta la humedad de los forrajes y la materia seca”

La cantidad de agua que debe aportarse a la ración se estima teniendo en cuenta la humedad que contengan los forrajes y la materia seca total que aporten los distintos componentes. El objetivo es conseguir raciones que tengan entre un 45-50% de materia seca. Así, dependiendo de los ingredientes que compongan la ración, si estos tienen un alto aporte de materia seca que excede de eso, añadir agua puede conseguir conseguir un equilibrio. Es el caso de las mezclas a base de alfalfa y concentrado, que suenen ser muy habituales en ganaderías francesas.

Aplicar el compact feeding en Galicia

El sistema Compact feeding suele emplearse, sobre todo, en ganaderías de países del norte de Europa y puede ser una opción para aquellas granjas donde la ración es muy seca. Por ahora, esta práctica no está muy extendida en Galicia, aunque ya hay ganaderías que la llevaron a cabo de manera intuitiva y experimental para conseguir tener una mezcla más uniforme.

“El calor es uno de los condicionantes del Compact, ya que las altas temperaturas y la humedad favorecen la aparición de bacterias”

Uno de los aspectos a tener en cuenta sobre la aplicación del sistema en Galicia es que en verano, con las altas temperaturas, una mayor humedad en la ración puede dar lugar a que en la mezcla final puedan aparecer bacterias. “Galicia no es Dinamarca ni Holanda y hay que tener mucho cuidado con el exceso de humedad en las épocas en las que hace calor. En verano es mejor que esa ración esté más seca para reducir riesgos, pero en los días frescos y fríos puede ser una buena alternativa”, explica Resch.p

ARTICULO COMPLETO   COMO CONSEGUIR QUE LAS VACAS APROVECHEN MEJOR LA RACION Y EVITAR QUE ESCOJAN EL PIENSO