¿COMO INCIDE LA DIGESTIBILIDAD DE LA FIBRA DE LOS FORRAJES EN LA PRODUCCIÓN DE LECHE?

201

 

 

 

 

 

 

 

LA FIBRA DE LOS FORRAJES EN LA PRODUCCIÓN DE LECHE

Consultor experto en nutrición de vacuno de leche, presentó en las últimas jornadas técnicas de la cooperativa Delagro los avances que se están produciendo en el estudio de la digestibilidad de la fibra de los forrajes.

Ángel Ávila Coya

La digestibilidad de la fibra de los forrajes cobra cada vez más importancia en la nutrición del ganado vacuno, tal y como han corroborado diversas investigaciones en los últimos años. Así, a grosso modo, un silo de maíz con menos porcentaje de almidón pero con fibra más digestible, debido a que se cosechó en el punto óptimo y con la planta aún verde, producirá más leche que otro con más porcentaje de almidón y de materia seca.

Así lo puso de manifiesto Ángel Ávila, experto consultor en nutrición de vacuno de leche durante las últimas jornadas técnicas de la cooperativa Delagro sobre “Cultivo de forrajes y pastos: Un modelo medioambiental y socio-económico en el norte de la península ibérica”.

En su ponencia “La digestibilidad de la fibra y su impacto en la eficiencia”, el experto llamó la atención sobre el desconocimiento que existe sobre como se comporta la fibra en el rumen y como se digiere. “Cuanto más digerible sea un forraje mayor va a ser su consumo, y por tanto mayor será la produccion de leche, de grasa y de proteína que logremos con el mismo”, incidió.

Desde el punto de vista químico la fibra de las paredes celulares de los vegetales se compone de celulosa, hemicelulosa y lignina. Este conjunto se conoce como Fibra Neutro Detergente o FND. Cuanto mayor sea su contenido en un cultivo menor será el valor nutricional del mismo para la producción de leche y carne.

Es lo que se conoce como Valor Relativo del Forraje (VRF) tal y como se muestra en lasiguente tabla de clasificación: De esta forma, la inciencia de la digestibilidad de un forraje la vemos en la producción de leche cuando cambiamos de silo:

“De esta forma, un silo de maíz con un porcentaje de materia seca del 30% y un 30% de almidón va a ser mucho más digerible que uno con un porcentaje de almidón del 35% y del 38% de materia seca. El más productivo en leche va a ser el segundo, por mucho que un ganadero igual preferiría el primero”, subrayó Ángel Ávila.