CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS CALÓRICO SOBRE LA REPRODUCCIÓN DEL GANADO VACUNO

158

 

 

 

 

 

ESTRÉS CALÓRICO SOBRE LA REPRODUCCIÓN DEL GANADO VACUNO

Resumen

El estrés calórico representa unos de los principales factores del medio ambiente que repercuten negativamente en el desempeño reproductivo del ganado vacuno. En este trabajo se describen los ajustes conductuales, mecanismos físicos y respuestas fisiológicas para la pérdida calórica; ventajas adaptativas del bos indicus con respecto al bos Taurus, fisiopatología del estrés calórico y repercusiones del estrés calórico en la reproducción animal, tanto en el macho como en la hembra.

INTRODUCCIÓN

La vida depende de la energía y el organismo animal es un transformador de energía que es convertida en actividad física como locomoción, crecimiento, mantenimiento, reproducción e incluso en la obtención de productos útiles como lana y leche. Esta energía la obtienen a través de la acción química de los nutrientes de la ingesta, además de la energía radiante del sol.

Autor/es: Córdova Izquierdo, A.1, Iglesias Reyes, A.E.1, Ruiz Lang, C.G.1, Guerra Liera, J.E.2, Inzunza Castro, J.F.2, Villa Mancera, E.A.3, Juárez Mosqueda, M.L.4, Gómez Vázquez, A.5, Cansino Arroyo, G.5, Olivares Pérez, J.6, Espinosa Cervantes, R.1 y Velázquez Ordóñez, V.7 1Dpto de Prod Agrícola y Animal. Univ Aut Met Unid Xochimilco 2Fac de Agronomía. Univ Aut de Sinaloa 3. Univ. aut. de Puebla 4FMVZ-UNAM. 5 Univ Juárez Aut de Tabasco. 6 Univ Aut de Guerrero. 7 FMVZ-UAEM

La fisiología climática es un área que aporta conocimientos muy relevantes en el manejo de los animales expuestos a calor. El término intercambio calórico implica tanto la pérdida calórica desde el animal hacia el ambiente, o en caso opuesto, la ganancia de calor por el animal. Estos intercambios de calor son denominados “sensibles”, ya que la pérdida de calor es una forma de energía que puede ser detectada por los receptores sensoriales, por ejemplo, en condiciones ambientales donde hay altas temperaturas, los animales tienden a incrementar su temperatura corporal y para regularla existe una perdida calórica por evaporación, ya sea por sudoración, jadeo o polipnea térmica.

En el caso de la temperatura corporal de los poiquilotermos o exotermos (reptiles, anfibios y peces) fluctúa directamente con la temperatura ambiental, en estas especies la fuente primaria de calor es externa, es decir, si necesitan enfriar su cuerpo deben desplazarse a un ambiente más fresco, a este tipo de termorregulación se llama conductual. Existe otro tipo de obtención de energía en los animales que reciben el nombre de homeotermos o endotermos, y comprende a la mayoría de aves y mamíferos, los cuales son capaces de elaborar respuestas para producir o conservar el calor.

Cuando los animales se encuentran en un rango de temperatura intermedia (sin calor o sin frío) es fácil para ellos mantener su temperatura corporal, a este rango se le llama zona termoneutral y varía en cada especie. En esa zona la producción de calor en el organismo animal es mínima; pero en temporadas de calor cuando la temperatura ambiental se eleva, se dice que el animal se encuentra en una temperatura crítica, ya que la temperatura corporal del animal se incrementa debido a que el calor no se puede liberar de forma eficiente, incrementando el consumo de oxígeno en el animal (Fowler, 2008; Fowler, 2006).

AJUSTES CONDUCTUALES, MECANISMOS FÍSICOS Y RESPUESTAS FISIOLÓGICAS PARA LA PÉRDIDA CALÓRICA

A lo largo del tiempo los animales han adoptado ciertos comportamientos para poder regular más fácil la temperatura

corporal, por ejemplo, ante el calor los bovinos extienden sus extremidades para facilitar los mecanismos de pérdida calórica, también aquellos bovinos que están en zonas desérticas buscan las sombras disponibles y pastorean en las horas más frescas de la mañana y de la tarde, otra conducta termorregulatoria ante el calor que han adoptado los bovinos, es separarse entre ellos o mantenerse alejados unos de otros.

Otras características muy importantes a tomar en cuenta son las adaptaciones morfológicas que han sufrido ante el calor las diferentes especies animales, entre estas están el incremento de tamaño de las orejas, ya que teniendo una mayor superficie auricular permite un mayor enfriamiento por evaporación, además también la conducción, la convección y la radiación se incrementan, también el movimiento de las orejas favorece la disipación calórica. Otra de las características en el caso de los bovinos son los cuernos, se ha demostrado que los cuernos tienen participación en la termorregulación

Entre las respuestas fisiológicas para la perdida calórica (termodisipación) que tienen los animales se puede destacar las respuestas cutáneas, en las que se incluyen: la vasodilatación y la respuesta respiratoria.

La vasodilatación ocurre cuando los vasos cutáneos se dilatan existiendo variaciones de la sangre periférica que fluye por la piel, alterando la temperatura cutánea, que favorece la pérdida calórica por la piel, en caso de que la temperatura del medio se eleve más allá del nivel crítico, esta vasodilatación se incrementa, aumentando la sudoración que es promovida por las fibras simpáticas colinérgicas que inervan a las glándulas écrinas de la piel. La evaporación cutánea se produce en todas las especies (perdida de calor insensible), siempre y cuando la humedad relativa ambiental no sea muy alta e impida que se agregue más vapor de agua al ambiente. En las especies con abundantes glándulas sudoríparas en la piel, como por ejemplo el caballo, mantiene un mecanismo de enfriamiento eficiente condicionado a que la ingesta de agua sea suficiente.

Las respuestas respiratorias, que es otro tipo de enfriamiento evaporativo, se lleva a cabo en los pulmones a través de la espiración; al haber una mayor temperatura ambiental se activa el mecanismo respiratorio de espiración, promovido por el centro espiratorio del bulbo raquídeo y el centro neumotáxico de la protuberancia anular o puente de Varolio. Algunas especies como por ejemplo el perro, jadean, lo cual incrementa el enfriamiento evaporativo en el tracto respiratorio. En los ungulados la respiración con la boca abierta puede ayudar a disipar el calor;

Otra respuesta conductual adoptada a las altas temperaturas externas, es activarse los mecanismos fisiológicos como la respuesta cardiovascular y la baja en el consumo voluntario de alimento, entre otras, y metabólicos que son consecuencia de la secreción hormonal, de las cuales las más reportadas es la referida a glucocorticoesteroides. Ambas respuestas tienen como objetivo el mantener el balance calórico del animal. Pero si estas respuestas no son suficientes para regular la temperatura interna del animal, este llega al fallo termorregulatorio que puede provocar la muerte del animal debido a la hipertermia, modificaciones den el balance- equilibrio hidromineral y acido básico (Yokoyama et al., 2004; Blecha, 2000).

VENTAJAS ADAPTATIVAS DEL Bos indicus CON REPECTO AL

Bos Taurus

En la Tabla 1, se muestra que la capa del Bos indicus tiene mayor reflexión que la del Bos taurus. Lo cual le da al primero una ventaja adaptativa para resistir la incidencia de los rayos infrarrojos. En relación a enfriamiento evaporativo el ganado presenta una mayor capacidad de sudoración que el ganado europeo, por lo tanto este último necesita perder mayor cantidad de calor por vía respiratoria.

En el tema de conservación de agua tanto el ganado asiático cómo el europeo, tienen una conservación ligeramente similar, pues el ganado Bos indicus posee un respuesta más eficiente a la secreción de vasopresina, esto hace que pueda reabsorber mayor cantidad de agua en los túbulos contorneados distales y túbulos colectores de la nefrona. En el caso de ganado asiático, la conservación de agua es más eficiente en el tracto intestinal.

En tanto color de piel del ganado, en el asiático es negro, haciendo que estos animales resistan mejor la exposición prolongada a los rayos ultravioleta del sol. Sin embargo otras especies que aparecen presentan una mejor capacidad adaptativa al calor (Fowler, 2006)

FISIOPATOLOGÍA DEL ESTRÉS CALÓRICO

La hipertermia es una elevación excesiva de la temperatura corporal. Las principales causas de esta alteración son principalmente la prolongada exposición a temperaturas ambientales elevadas, humedad elevada, deshidratación o deficiente consumo de agua, ya que si la temperatura corporal del animal se eleva la necesidad de ingesta de agua también será mayor; otra causa importante de hipertermia es el excesivo trabajo muscular, por lo cual el manejo de los animales en épocas de calor debe ser limitado. También el manejo inadecuado de microclima (deficiente ventilación) conduce a una hipertermia.

ARTICULO COMPLETO  CONSECUENCIAS DEL ESTRES CALORICO SOBRE LA REPRODUCCION DEL GANADO VACUNO