DE LA ALIMENTACION A LA LECHE COMPRENDIENDO LA FUNCION DEL RUMEN 1

176

 

 

 

 

DE LA ALIMENTACION A LA LECHE COMPRENDIENDO LA FUNCION DEL RUMEN 1

PARTE I: Antecedentes Básicos en Nutrición del Ganado Lechero

Los costos de alimentación representan el 45 a 60 por ciento del costo total de producción de leche. La clave para maximizar la rentabilidad del predio lechero es mantener los niveles de nutrientes mientras que los costos de alimentación se administran cuidadosamente. Cuando se alcanza una nutrición óptima, las vacas producirán leche de mejor calidad y en grandes cantidades. La salud general debería mejorar, resultando en un ahorro de los costos por honorarios veterinarios, crianza y también tratamiento con fármacos.

PENNSTATE

Un entendimiento básico de la nutrición animal en lo que se refiere a ganado lechero es esencial para un buen manejo del rebaño.

La alimentación adecuada de la vaca es compleja y requiere de una combinación de conocimiento científico, creatividad, y destrezas de manejo para equilibrar las necesidades de los microorganismos ruminales y las necesidades del animal.

Fisiología del Rumen

Aquello que hace únicos a los animales rumiantes es su estómago de cuatro compartimentos: el retículo, el rumen, el Omaso, y el abomaso. El retículo y el rumen son a menudo tratados juntos dado que son compartimentos adyacentes. El retículo es de hecho la más grande de las distintas bolsas del rumen. La digestión de los alimentos por microorganismos ocurre en ambos compartimentos del estómago.

El retículo, a menudo llamado, “la bolsa ciega”, es el primer compartimiento del estómago. Si la vaca consume metal u otro artículo más grande no digerible, la estructura de nido de abeja de las paredes del estómago actúa como un tamiz y evita que cualquier artículo vaya más allá en el tracto digestivo. El alimento que entra en el retículo es más tarde regurgitado y re masticado como parte del bolo alimenticio. El retículo puede contener hasta 9.5 litros de alimento sin digerir y alimento que está en proceso de digestión (digesta).

El rumen es un órgano muscular hueco. El rumen se desarrolla anatómicamente en tamaño, estructura y actividad microbiana a medida que la dieta del ternero cambia de leche líquida o sustituto de leche a alimentos secos o ensilaje. En el rumiante adulto, el rumen casi cubre por completo la totalidad del lado izquierdo de la cavidad abdominal.

El rumen es una cuba de fermentación que puede contener de 150 a 220 litros de material y es el centro de la actividad microbiana. Se estima que unos 150 mil millones de microorganismos por cucharilla están presentes en sus contenidos. Estos consisten en bacterias, protozoos y levaduras. Las bacterias requieren de un ambiente cálido, húmedo y sin oxígeno para su óptimo crecimiento. Este tipo de ambiente se mantiene naturalmente en el rumen con un rango de temperatura de 38 a 42o Celsius. Si las vacas son alimentadas con un adecuado balance de forrajes y granos, el pH debería oscilar entre 5.8 y 6.4, lo que permite el crecimiento de muchas especies de bacterias.

El omaso es denominado en ocasiones como “librillo” por los numerosos pliegues de tejido muscular. En el omaso, el tamaño de las partículas de la digesta es reducido, y cualquier exceso de agua es removido antes de que la digesta entre en el abomaso. El omaso puede contener hasta 15 litros de digesta.

El cuarto compartimiento es el abomaso o “estómago verdadero”, en donde los ácidos y las enzimas digieren aún más la digesta de la vaca. Es la primera porción glandular verdadera del tracto gastrointestinal en donde las paredes del estómago secretan enzimas. Funciona en forma muy similar al estómago de muchos animales mono gástricos tales como el cerdo. Este compartimiento del estómago puede contener aproximadamente 19 litros de material. El tiempo en que esta digesta permanece en el abomaso es muy corto en comparación con el tiempo de retención de alimentos en el rumen. La tasa de rotación de alimentos en el rumen y el tiempo total de retención en el tracto digestivo, para vacas en lactancia y vacas secas, son mostrados en la Tabla 1.

La presencia de alimentos en el abomaso estimula la producción de ácido clorhídrico. El ácido clorhídrico convierte el pepsinogeno en pepsina, lo que descompone a la proteína en pequeños compuestos de la cadena molecular tales como péptidos y aminoácidos para una mayor digestión y absorción en el intestino delgado. El estómago verdadero tiene un bajo pH de 2 a 4, debido en gran medida a esta producción de ácido. También se produce algo de digestión de grasa en el estómago verdadero.

El flujo de la digesta desde el abomaso hasta los intestinos delgados está compuesto de pequeñas partículas suspendidas en digesta líquida. Existe una escasa separación de partículas, y el flujo de líquido y partículas es bastante similar. A medida que la digesta pasa a través del intestino delgado, el pH aumenta a una tasa relativamente pequeña. Esto tiene repercusiones importantes para la actividad enzimática en el intestino dado que las enzimas secretadas por el páncreas y la mucosa intestinal generalmente tienen un pH óptimo que va de neutro a ligeramente alcalino.

Las sales biliares, que son sintetizadas en el hígado del colesterol, ayudan a mantener este pH alcalino en el intestino delgado. Estas también actúan como emulsionantes que separan glóbulos de grasa y entregan a las enzimas lipasa una mayor superficie sobre la que actuar. Ambas secreciones, la biliar y la pancreática neutralizan los ácidos gástricos y proporcionan a las enzimas para la hidrólisis de almidones, proteínas y lípidos. El intestino delgado es el principal sitio de absorción de estos productos de degradación (Figura 1).

En los adultos rumiantes alimentados con dietas altas en forraje, virtualmente todos los azúcares solubles al igual que la mayor parte del almidón en los alimentos son fermentados por la población microbiana del rumen. Sin embargo, los animales alimentados con dietas altas en granos a elevados niveles de ingesta pueden tener tanto como un 50 por ciento de la dieta de almidón que escapa a la fermentación ruminal y presentarse en el tracto inferior para la digestión. En estas circunstancias, importantes cantidades de glucosa pueden ser absorbidas desde el intestino delgado.

ARTICULO COMPLETO    DE LA ALIMENTACION A LA LECHE COMPRENDIENDO LA FUNCION DEL RUMEN 1