EFICACIA DE DOS VACUNAS, CONGELADA Y REFRIGERADA, CONTRA LA TRISTEZA PARASITARIA BOVINA

686

 

Aunque la babesiosis es ocasionada por protozoarios y la anaplasmosis

por una rickettsia, causan signos clinicos semejantes, formando parte de un complejo denominado tristeza parasitaria bovina

聽Cecilia Miraballes1,2*, Stephanie Lara 3, Eduardo Lorenzelli 4, Ernesto Lemos 2, Franklin Riet-Correa 1,21 Instituto Nacional de Investigaci贸n Agropecuaria, Plataforma de Salud Animal. Ruta 5
Km 386, CP 45000, Tacuaremb贸, Uruguay.聽Programa de Posgrado en Salud Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de la Rep煤blica, Montevideo, Uruguay.PDU Instituto Superior de la Carne, Universidad de la Rep煤blica- Sede Tacuaremb贸, Uruguay.Laboratorio BioSur. Polo Tecnol贸gico, Canelones, Uruguay. *Autor para correspondencia: cmiraballes@inia.org.uy Recibido: 23 de diciembre de 2017 – Aceptado: 10 de marzo de 2018

RESUMEN

La babesiosis y la anaplasmosis, son end茅micas en Uruguay y producen p茅rdidas econ贸micas de aproximadamente 14 millones de d贸lares anuales. Para prevenir estas enfermedades existen vacunas disponibles comercialmente en forma refrigerada o congelada. A pesar de la disponibilidad de vacunas, la cobertura de vacunaci贸n es muy baja. Las causas del bajo n煤mero de vacunas utilizadas pueden ser varias: falta de informaci贸n por parte de los productores y veterinarios; dificultades en el manejo y conservaci贸n de las vacunas; y costos por dosis y aplicaci贸n. Con el objetivo de comparar la eficacia de la vacuna refrigerada con la congelada contra Babesia bovis, Babesia bigemina y Anaplasma marginale fue realizado un ensayo en un establecimiento comercial ubicado en el departamento de Tacuaremb贸, donde 57 terneras raza Brangus fueron vacunadas con la vacuna refrigerada y 58 con la vacuna congelada. Para determinar la eficacia de ambas vacunas se realizaron las pruebas de inmunofluorescencia indirecta para B. bovis y B. bigemina y aglutinaci贸n en tarjeta para Anaplasma spp. al d铆a 62 postvacunaci贸n.

No existieron diferencias significativas entre la protecci贸n ofrecida por ambas vacunas (p> 0,05), encontr谩ndose entre el 93% y 98,3% de los animales positivos para cada uno de los tres agentes. Este trabajo demuestra que ambas vacunas son eficientes para la profilaxis de la enfermedad y deben ser utilizadas para la protecci贸n de bovinos en 谩reas de inestabilidad enzo贸tica. Es necesario continuar con las tareas de extensi贸n para aumentar la cobertura de vacunaci贸n a nivel nacional e investigar posibles fallas en la vacunaci贸n.

INTRODUCCI脫N

Las enfermedades transmitidas por la garrapata Rhipicephalus (Boophilus) microplus, babesiosis, causadas por Babesia bovis y Babesia bigemina, y anaplasmosis causada por Anaplasma marginale, son end茅micas en Uruguay (Solari, 2006). Aunque la babesiosis es ocasionada por protozoarios y la anaplasmosis por una rickettsia, causan signos cl铆nicos semejantes, formando parte de un complejo denominado tristeza parasitaria bovina (Rubino, 1946). Tanto B. bovis y B. bigemina son transmitidas 煤nicamente por R. microplus, mientras que A. marginale puede ser transmitida tanto por este par谩sito como por v铆a iatrog茅nica y por otros vectores (t谩banos) (Alonso y col., 1992; Hornok y col., 2008).

En Uruguay, generalmente, los brotes de babesiosis y/o anaplasmosis no ocurren cuando m谩s del 80% de los bovinos presentan anticuerpos por haber sido infectados durante los primeros 10 meses de vida. Esta situaci贸n es definida como de estabilidad enzo贸tica, la cual se logra cuando existe una elevada tasa de transmisi贸n del par谩sito entre el vector y el hospedero. Cuando la tasa de inoculaci贸n no es lo suficientemente elevada para asegurar una transmisi贸n continua, se encuentran anticuerpos en el 20% a 79% de los bovinos pudiendo ocurrir brotes, situaci贸n que se define como de inestabilidad enzo贸tica. Cuando menos del 20% de los bovinos tienen anticuerpos se considera que el rodeo est谩 en estabilidad enzo贸tica y no ocurren brotes (Solari y col., 2013). Los brotes afectan principalmente a los bovinos adultos, causando elevadas p茅rdidas econ贸micas, estimadas en 14 millones de d贸lares anuales, ocasionadas por costos de tratamientos, p茅rdidas de peso y muertes (Solari y col., 2013). Aunque la aparici贸n de los brotes depende directamente de la edad en que el animal es infectado por primera vez, es importante considerar que el manejo, el estado nutricional del hospedero, la presencia de enfermedades intercurrentes y las condiciones del medio ambiente pueden contribuir a la ocurrencia de tristeza parasitaria (Guglielmone, 1995; Bock y de Vos, 2001).

La forma m谩s adecuada de prevenir la tristeza parasitaria es erradicar la garrapata de los establecimientos y, en el caso de anaplasmosis, evitar tambi茅n la transmisi贸n iatrog茅nica (Su谩rez y Noh, 2011). Sin embargo, la erradicaci贸n del vector muchas veces es inviable y los tratamientos quimioter谩picos para la tristeza parasitaria por si solos no evitan las p茅rdidas productivas causadas por esta enfermedad (Guglielmone, 1995). En estas condiciones, la 煤nica alternativa disponible para prevenir brotes de tristeza parasitaria, en establecimientos con inestabilidad enzo贸tica, es el uso de la vacuna con organismos vivos atenuados de Babesia spp. y con Anaplasma centrale (heter贸logo de A. marginale), que proveen inmunidad durante toda la vida de los bovinos (Solari y Quintana, 1994; Bock y de Vos, 2001). Adem谩s de Uruguay, estas vacunas han sido utilizadas tambi茅n en Sud谩frica, Brasil, Israel y Argentina (de Castro, 1997; Bock y de Vos, 2001).

La Divisi贸n de Laboratorios Veterinarios Miguel C. Rubino (DILAVE) ha producido esta vacuna desde 1941 y la contin煤a produciendo (Rubino, 1946). En 1996, el Laboratorio BioSur inici贸 la producci贸n de otra vacuna refrigerada y una vacuna congelada (Biosur, 2017). Actualmente est谩n disponibles en el mercado la vacuna refrigerada de DILAVE y la vacuna congelada de BioSur, ambas producidas en terneros esplenectomizados. A pesar de la disponibilidad de vacunas, la cobertura de vacunaci贸n es muy baja. En la actualidad hay aproximadamente dos millones de terneros en el 谩rea de control de garrapata (DICOSE-SNIG, 2017). Sin embargo, hasta 2008 se vend铆an en promedio 10.000 dosis anuales de la vacuna refrigerada y entre 2008 y 2016, con la presencia de una vacuna congelada en el mercado, el n煤mero aument贸 a 22.000 dosis anuales aproximadamente (Miraballes y Riet-Correa, 2018). Las causas del bajo n煤mero de vacunas utilizadas pueden ser varias: falta de informaci贸n por parte de los productores y veterinarios; dificultades en el manejo y conservaci贸n; y costos por dosis y aplicaci贸n. Hay productores que relatan casos o brotes de tristeza en animales vacunados, por lo que es necesario determinar si las posibles fallas de vacunaci贸n son debidas a errores en la conservaci贸n y aplicaci贸n de vacuna, al estado inadecuado de los animales despu茅s de vacunados por estr茅s, problemas nutricionales o enfermedades concomitantes o a fallas de eficiencia de las vacunas. Por otro lado, no hay publicaciones sobre la eficiencia comparada de las dos vacunas disponibles en nuestro pa铆s contra tristeza parasitaria. El objetivo de este ensayo experimental fue comparar la eficacia de la vacuna refrigerada con la vacuna congelada contra B. bovis, B. bigemina y A. marginale en Uruguay

MATERIALES Y M脡TODOS

Attachment.jpeg

El experimento fue realizado en un establecimiento comercial ubicado en la localidad de Ca帽as, en el departamento de Tacuaremb贸, Uruguay. Este establecimiento se caracteriza por convivir con la garrapata R. microplus, control谩ndola mediante el uso de tratamiento generacional (Cuore y col., 2012). Se realiz贸 la aplicaci贸n de ivermectina al 3.15% en todo el rodeo el 01/08/2017, tratamiento correspondiente a la primera generaci贸n de garrapatas. Para la realizaci贸n de este ensayo fueron utilizadas 115 terneras hembras de 10 meses de edad de raza Brangus. Al d铆a 0 (16/8/2017) se separaron de forma aleatoria las 115 terneras en 2 grupos. En ese mismo d铆a se tomaron muestras de sangre de 30 terneras de cada grupo para realizar serolog铆a de B. bovis, B. bigemina y A. marginale. Las muestras de sangre fueron extra铆das de la vena cox铆gea con tubos vacutainer, sin anticoagulante, utilizando una aguja por animal.

El Grupo 1 (VR), con 57 terneras, fue vacunado con la vacuna refrigerada producida por DILAVE. El Grupo 2 (VC), con 58 terneras, fue vacunado con la vacuna congelada producida por el laboratorio BioSur. La aplicaci贸n de ambas vacunas se realiz贸 siguiendo las recomendaciones de los fabricantes (Solari y Quintana, 1994; BioSur, 2017).

Al d铆a 62 post vacunaci贸n (18/10/2017) se procedi贸 nuevamente a la toma de muestras de sangre de las 115 terneras para medir la protecci贸n inducida por ambos tipos de vacunas mediante serolog铆a.

Los procedimientos de extracci贸n de sangre de los animales participantes del ensayo fueron aprobados por el Comit茅 de Bio茅tica del Instituto Nacional de Investigaci贸n Agropecuaria (INIA).

Para el an谩lisis serol贸gico se realizaron las t茅cnicas de aglutinaci贸n en tarjeta para la detecci贸n de anticuerpos contra Anaplasma spp. e inmunofluorescencia indirecta (IFI) para la detecci贸n de anticuerpos contra B. bovis y B. bigemina (IICA, 1987). Se determin贸 cada suero problema como positivo para A. marginale cuando se observaban conglomerados macromoleculares visibles directamente, confrontados con un control positivo y un control negativo (Solari, 2006). Como criterio de positividad para la IFI se consider贸 cada suero problema como positivo cuando se observaba fluorescencia evidente sobre los gl贸bulos rojos parasitados, en el t铆tulo de 1/25 para B. bigemina y 1/50 para B. bovis, confrontados con un control positivo y un control negativo para cada hemopar谩sito en el mismo t铆tulo de positividad previamente definido (R铆os-Osorio y col., 2010).

Durante los 45 d铆as posteriores a la vacunaci贸n, los animales fueron observados diariamente por el productor para constatar evidencias de signos cl铆nicos: decaimiento, separaci贸n del rodeo, presencia de orina con sangre, agresividad o cualquier otra indicaci贸n de enfermedad. En el caso de la presencia de alguno de estos signos el productor deb铆a tomar la temperatura rectal y tratar los animales con aceturato de diminazeno a la dosis de 1,2 mg/kg de peso vivo.

Para determinar si exist铆an diferencias significativas (p < 0,05) entre ambos grupos se realiz贸 una prueba exacta de Fisher al d铆a 0 y otra al d铆a 62 (STATA, 2015).

RESULTADOS

En ambos grupos ning煤n bovino manifest贸 signos cl铆nicos por lo que no fue necesario registrar la temperatura ni realizar el tratamiento de los mismos durante el per铆odo de 45聽d铆as de observaci贸n聽Como se puede observar en el Cuadro 1 ambas vacunas confirieron inmunidad igual o mayor al 93% para los tres hemopar谩sitos, no observ谩ndose diferencias significativas entre las mismas.

DISCUSI脫N

Este trabajo demuestra que ambas vacunas son eficientes para la profilaxis de la tristeza parasitaria y pueden ser utilizadas para la protecci贸n de bovinos en 谩reas de inestabilidad enzo贸tica. Uruguay est谩 ubicado en un 谩rea marginal para el desarrollo de R. microplus, lo que lleva a que la mayor铆a de los establecimientos ubicados en la zona de control se encuentren en inestabilidad enzo贸tica debido a la tasa irregular de infestaciones, a menos que el establecimiento sea libre de garrapatas (Solari y col., 2013). En este caso, es necesario la adopci贸n o mantenci贸n de estrictas medidas de bioseguridad para evitar la introducci贸n del par谩sito. Otra alternativa viable para la prevenci贸n de la tristeza parasitaria podr铆a ser controlar las poblaciones de garrapatas hasta mantener baja la tasa de inoculaci贸n, de forma tal que menos del 20% de los animales presenten anticuerpos
(Nari, 1995). Si se decide por esta opci贸n, hay que tener en cuenta que cualquier factor que pueda llevar a un aumento en la poblaci贸n de garrapatas (fallas de tratamientos por resistencia, factores clim谩ticos, o que no se consiga tratar la totalidad del rodeo) puede llevar a brotes por hemopar谩sitos, con alta morbilidad y mortalidad. En establecimientos que por tener alta carga de R. microplus se encuentren en estabilidad enzo贸tica y el productor decida aplicar medidas de control para bajar esta carga, es recomendable comenzar con un plan de vacunaci贸n (Callow y col., 1997). Es conveniente determinar si el rodeo se encuentra en estabilidad o inestabilidad enzo贸tica previo a la vacunaci贸n mediante la realizaci贸n de las t茅cnicas serol贸gicas (Solari, 2006). Ha sido demostrado que existen diferencias significativas en la ganancia de peso entre animales naturalmente infectados y libres de hemopar谩sitos, por lo que incluso en casos de establecimientos con estabilidad enzo贸tica la vacunaci贸n de los terneros puede ser econ贸micamente rentable (Solari y col., 1992).

A pesar de que se ha comprobado que una sola dosis de esta vacuna induce inmunidad eficiente que dura toda la vida productiva de los animales (Bock y De Vos, 2001), pueden existir fallas en la vacunaci贸n debidas a problemas de inmunogenicidad de la vacuna, insuficiente respuesta inmunitaria de los animales o a variaciones en el genotipo de las cepas de campo en relaci贸n con las cepas vacinales (Bock y de Vos, 2001; Palmer y Mcelwain, 1995). En Uruguay no se han investigado las posibles fallas de vacunaci贸n, ni las variaciones genot铆picas de Anaplasma marginale y Babesia spp. Ambos aspectos deber谩n ser estudiados en el caso de que se registren sospechas de tristeza parasitaria en animales vacunados.

Para el uso correcto de ambas vacunas es necesario que los veterinarios responsables de la vacunaci贸n cumplan con las recomendaciones de manejo y conservaci贸n, teniendo en cuenta que las vacunas refrigeradas deben ser aplicadas hasta 72 hs despu茅s del env铆o, manteni茅ndolas en todo momento refrigeradas (Solari y Quintana, 1994). En el caso de la vacuna congelada se debe conservar en nitr贸geno l铆quido y descongelar en ba帽o mar铆a entre 37 掳C y 38 掳C teniendo en cuenta que una vez descongelada, la validez de uso es por 6 hs, debiendo mantenerse refrigerada durante la inoculaci贸n y no se pueden volver a congelar (BioSur, 2017). El mayor problema para la aplicaci贸n de la vacuna congelada por parte de los veterinarios es el manejo en nitr贸geno l铆quido. Actualmente, los comercios veterinarios que venden esta vacuna ofrecen el servicio de vender la vacuna ya preparada para aplicar. Tambi茅n algunas veterinarias alquilan los termos con nitr贸geno l铆quido para facilitar la adopci贸n de esta medida de prevenci贸n por parte de los veterinarios. Es importante considerar que la vacuna debe ser empleada en invierno, cuando las poblaciones de garrapatas son bajas, o utilizando potreros seguros, para no ocurra una sobreinfecci贸n por cepas de campo antes del d铆a 60 (Solari y Quintana, 1994).

Sin duda que la baja cobertura de vacunaci贸n es una de las principales causas de las altas p茅rdidas econ贸micas causadas por la tristeza parasitaria en el Uruguay. Una tarea fundamental para controlar estas p茅rdidas es aumentar la tasa de vacunaci贸n, continuando con las tareas de extensi贸n iniciadas recientemente por la Comisi贸n interinstitucional de extensi贸n para el control de la garrapata y tristeza parasitaria (IICA, 2017). A modo de ejemplo, en Australia, con una poblaci贸n similar de bovinos en el 谩rea enzo贸tica (7 millones), se comercializan 800.000 dosis anuales (Bock y de Vos, 2001). Como ambas vacunas son producidas en animales esplenectomizados ser铆a conveniente comenzar a producir estas vacunas en cultivos celulares como forma de evitar posibles transmisiones de otras enfermedades y considerar el bienestar animal (Callow y col., 1997).

Conclusiones

Se concluye que las vacunas para tristeza parasitaria disponibles en Uruguay son eficaces e inocuas en terneros y que es necesario ampliar la cobertura de vacunaci贸n en el 谩rea enzo贸tica para disminuir las p茅rdidas econ贸micas causadas por esta enfermedad. En casos de que ocurran fallas en la vacunaci贸n, es necesario investigar las causas.

Agradecimientos

Al propietario del establecimiento por ceder los animales y el predio para realizar este ensayo experimental. Ensayo financiado por INIA proyecto 鈥淒eterminaci贸n de la situaci贸n actual de la garrapata Rhipicephalus microplus y de la tristeza parasitaria y control integrado de ambas enfermedades鈥.

Bibliograf铆a y Fuente.
http://www.revistasmvu.com.uy/ultimo-numero/92-revista-numero-209/412-eficaciade-dos-vacunas-congelada-y-refrigerada-contra-la-tristeza-parasitaria-bovina-.html

Clic Fuente