FIEBRE DE LECHE EN EL GANADO

424

 

 

 

FIEBRE DE LECHE EN EL GANADO

También conocido como Deficiencia de calcio, hipocalcemia, paresia periparturienta

La fiebre de leche es causada por una deficiencia temporal de calcio en la sangre (también conocida como hipocalcemia), que generalmente ocurre alrededor del momento del parto y es uno de los transtornos metabólicos más comunes en el ganado lechero. Esta condición es causa común de parto deficiente (distocia), becerros muertos y aparente muerte súbita de vacas productoras.

Niveles de calcio en sangre

¿Qué es Normal?

page2image38733792

Se produce un cierto grado de hipocalcemia en todas las vacas al momento del parto, pero solo cuando se vuelve severo es que se desarrollan signos clínicos. Las vacas solo tienen una pequeña cantidad de calcio circulando en su sangre (alrededor de 10g) pero tienen una reserva considerable de calcio almacenada en sus huesos (6,000g) y mucha en la comida de su intestino (100g). Durante la última etapa del embarazo y la lactancia temprana, la demanda de calcio aumenta significativamente, lo que hace que los niveles de calcio en la sangre disminuyan. El factor subyacente en el parto es el aumento repentino en los requerimientos de calcio para la producción de calostro. La vaca se adapta a esta mayor demanda aumentando la absorción de calcio desde el intestino y la movilización de las reservas de calcio en el hueso. La regulación del nivel de calcio en la sangre está controlada por la hormona paratiroidea y la producción de 1,25- dihidroxicolecalciferol a partir de la vitamina D3. (Imagen a continuación)

Los factores que afectan la capacidad de la vaca para regular eficazmente el proceso de calcio en la sangre son:

• Edad de la vaca: las vacas más viejas son menos capaces de movilizar el calcio del esqueleto

• Los altos niveles de estrógeno alrededor del parto inhiben la movilización de calcio

• Las vacas comen menos en torno al parto y por lo tanto, la ingesta de calcio a menudo se reduce

• La reabsorción ósea de calcio se inhibe en vacas alimentadas con dietas altas en potasio o altas en sodio como resultado de la alcalosis metabólica (Goff y Horst,1997; Horst et al., 1997)

• La ingesta alta de calcio durante el periodo seco reduce la respuesta a mayores demandas (Horst, 1986)

• Las bajas ingestas de magnesio reducen la capacidad del intestino para absorber el calcio (Sansom et al., 1983)

• Los problemas asociados con la digestión, como la acidosis y la diarrea profusa, reducirán la cantidad de calcio disponible para la absorción (Eddy, 1992)

La incidencia anual promedio de fiebre de la leche clínica en hatos lecheros se ha estimado en aproximadamente 5% (Whitaker et al., 2004), aunque tiende a ser menor en vacas de primer parto y el riesgo aumenta con las lactancias posteriores. La hipocalcemia

ARTICULO COMPLETO   FIEBRE DE LECHE EN EL GANADO