GRANDES PRODUCTORAS DE LECHE MUESTRAN MENOS CELOS

100

GRANDES PRODUCTORAS DE LECHE MUESTRAN MENOS CELOS

Las bajas tasas de detección de celos son uno de los principales factores que afectan la eficiencia reproductiva en los hatos lecheros. Estudios recientes han reportado una reducción en varias medidas reproductivas, y esta reducción ha sido asociada consistentemente con un aumento en la producción de leche. Sin embargo, los reportes sobre la relación entre la producción de leche y la duración del estro no han sido consistentes. Cualquiera que sea el caso, a medida que la tendencia genética de producción de leche continúa en aumento, es importante saber de qué forma la producción afecta el estro.

Hernando López (Depto de Ciencias Lecheras, Univ. de Wisconsin y empresa ABS Global), Larry Satter (Ctro. de Investigación de Forraje Lechero de EE. UU., ARS-USDA) y Milo Wiltbank ((Depto de Ciencias Lecheras, Univ. de Wisconsin)

Estudios previos intentaron responder esta pregunta utilizando observación visual dos veces al día durante períodos de 30 minutos. Sin embargo, este método no proporciona suficiente información sobre la duración de un período de celo. Otra preocupación con los estudios anteriores fue cuando se colectó la información de producción de leche en relación con los celos evaluados. Estos estudios analizaron ya sea la leche total o el rendimiento predicho de leche en relación con la duración del estro.

Sin embargo, para evaluar precisamente cualquier efecto de la producción sobre la duración del celo, la producción de leche cerca de la época de estro debe utilizarse como un indicador de producción en lugar del rendimiento de leche total o predicha.

En nuestro estudio se utilizó un sistema radiotelemétrico comercialmente conocido como HeatWatch para detectar con precisión y medir correctamente la duración del estro (Figura 1). Además se utilizaron pesos de leche diarios durante los diez días anteriores al estro para identificar las vacas como altas o bajas productoras. Finalmente, el tamaño del folículo ovulatorio y las concentraciones de estradiol (la hormona que induce la expresión de celo) fueron determinadas el día del estro para proporcionar datos que pudieran explicar cualquier relación entre la producción y la duración del estro.

Para este estudio utilizamos 267 vacas Holstein alojadas en un establo libre con piso de concreto. Todo el hato recibió una ración balanceada mixta total. Los callejones del establo eran raspados automáticamente varias veces por día. A todas las vacas se les instalaron transmisores HeatWatch a los 50 días después de haber parido. El inicio del celo fue identificado por la primera activación del transmisor (primera monta de celo), y la duración del período de celo fue definida como el intervalo de tiempo entre la primera y la última monta. Se confirmó la ovulación para todos los celos por medio de ultrasonido y sólo se incluyeron en el estudio las ovulaciones naturales (no sincronización). Adicionalmente, se utilizó ultrasonido semanal y concentraciones de progesterona en la sangre para evaluar el ciclo de estro.

ARTICULO COMPLETO    GRANDES PRODUCTORAS DE LECHE MUESTRAN MENOS CELOS