IMPACTO ECONÓMICO DEL MANEJO DE CRIANZA DE VAQUILLAS DE REEMPLAZO DE LECHERÍA

226

 

 

 

EL IMPACTO ECONÓMICO DEL MANEJO DE CRIANZA DE HEMBRAS DE REMPLAZO

Introducción

Realizar una aproximación económica al impacto económico del manejo de crianza de hembras de reemplazo, tiene por objetivo determinar su costo de producción como además internalizar que se trata de una inversión que se realiza dentro de su explotación. Para ello es necesario llevar un buen sistema de gestión al interior del predio.

Los objetivos en la producción de vaquillas es ingresar lo más pronto posible a su etapa reproductiva, para de esta forma generar un rápido flujo de retornos económicos. Para ello, entre otras cosas se debe evitar la mortalidad de terneras y cuidar la longevidad del plantel lechero. El cumplimiento de estos elementos permitirá reducir los costos de producción.

Datos consignados en encuestas realizadas a productores lecheros de la región, indican que un tema importante y recurrente para los productores es el período de encaste de las vaquillas, dudas acerca de la edad al primer parto se reflejan en interrogantes del tipo; ¿a qué edad encastas tus vaquillas?, ¿a qué peso llegaste al primer encaste?, ¿no crees que está muy chica aún?, ¿no tendrá problemas al parto? o ¿no se irá a quedar chica y con poca producción?. Cada productor tiene respuestas a esas interrogantes, pero ¿qué significa en realidad atrasarse en el encaste de las vaquillas del plantel desde el punto de vista económico?

En este informativo se detalla y explica en términos monetarios 3 distintos meses de parto, a los 24 meses en un primer caso y dos partos más tardíos. Todas estas realidades constatadas en trabajo de terreno y válido para un sistema bi-estacional o con partos todo el año y para un rebaño Holstein Friesian.

Constanza Sepúlveda T.; Germán Holmberg F; Sergio Iraira H. Instituto Investigaciones Agropecuarias (INIA). INIA Remehue.

Implicancias económicas de la etapa de crianza en la vida productiva de las vacas:

  • Cualquier reducción de costos de la alimentación en la etapa inicial de la ternera no trae beneficios económicos para la empresa lechera. Por el contrario, se pueden producir pérdidas irrecuperables con efectos negativos en el desarrollo y productividad de las futuras hembras de reemplazo.
  • Partos entre los 24 meses de edad y los 30 meses, son considerados oportunos para que la producción y longevidad del rebaño no se vean afectadas.
  • Animales que paren sobre los 30 meses de edad o incluso los que paren con menos de 22 meses tienen menos rendimientos a lo largo de su vida.
  • La rentabilidad vitalicia de las vaquillas se maximiza cuando éstas tienen su primer parto entre los 23 y 25 meses.

Una vaquilla que ingresa pronto al plantel de vacas lecheras, genera retornos económicos igualmente con mayor rapidez, pudiendo pagar así prontamente la inversión en su crianza.

Costos en la crianza de terneras y vaquillas

En la Tabla1, se describe los principales costos en la crianza de terneras y de vaquillas hasta el parto, aquí se comparan 3 edades de parto de vaquillas: 24, 30 y 36 meses. La diferencia entre los casos está dado fundamentalmente por las ganancias de peso desde destete a encaste, donde la meta optimizada se encuentra en una ganancia de peso diaria de 0.7 kg al día para llegar a la edad de encaste de 15 meses de eda

El principal costo dentro de la crianza corresponde a la alimentación y los costos fijos (costo de reposición del animal, gastos generales del predio, depreciación, etc.), el 80% del total de los costos corresponde a la alimentación. Si se toma en cuenta sólo los costos en alimentación el principal costo implicado es la pradera y el concentrado, llegando a ser el concentrado mayor al 40% del total de costos en alimentación y la pradera sobre el 30%, en el caso del parto a los 24 meses. Llevando al otro extremo, parto a los 36 meses, sobre un 45% de los costos en alimentación corresponde a la pradera y el concentrado alcanza el 30% del total de los costos en alimentación.

ARTICULO COMPLETO  IMPACTO ECONOMICO DEL MANEJO DE CRIANZA DE VAQUILLAS DE REEMPLAZO DE LECHEIOA