LA ECONOMÍA EN EL CONFORT DE LAS VACAS

101

 

 

 

 

EL CONFORT DE LAS VACAS

 

Cada vez mas, los productores se están dando cuenta de que las inversiones modestas en materia de vivienda o cambios en las rutinas de manejo en las vacas, pueden pagar grandes dividendos en la salud de la vaca y mayor rendimiento.

Sabemos que el manejo del ambiente dentro de una explotación ganadera explica más de la mitad de las variaciones entre establos productores lecheros. Cada vez mas, los productores se están dando cuenta de que las inversiones modestas en materia de vivienda o cambios en las rutinas de manejo en las vacas, pueden pagar grandes dividendos en la salud de la vaca y mayor rendimiento.

Al mirar hacia el futuro y ver la continua volatilidad en los precios de los alimentos y de la leche, tenemos que agudizar nuestro enfoque en los beneficios económicos consistentes en mejorar el confort de la vaca – información que literalmente ¡“nos podemos llevar al banco”!
Una combinación de estudios controlados y estudios de casos sobre el tema están proporcionando un conjunto importante y creciente de información sobre las respuestas esperadas de las vacas en cambios específicos en su entorno de manejo. Aquí hay algunas de las mayores relaciones económicamente importantes:

  • Stalls (puestos) por vaca (1,7 libras por vaca por día por 0.1 de incremento en la disponibilidad del puesto), alimento para desecho (+3.5kg por vaca por día) y empuje del alimento (+8.7kg por vaca por día) están positivamente relacionados con la producción lechera del hato.
  • Reducir al mínimo el tiempo fuera del corral es la clave para presupuestar en un tiempo óptimo. conocer los requerimientos al momento de hacer el presupuesto para mejorar el confort, resulta en una mayor producción de leche (de 5 a 8lbs por día más) y menor incidencia de cojeras.
  • Espere de 2 a 3.5lbs por vaca por día más si el confort es mejorado cuando menos con 1 hora más de descanso al día.Cuando las vacas están crónicamente privadas de una oportunidad adecuada de descanso, ellas también sacrificarán tiempo para alimentarse y el potencial para consumir alimento en una proporción de 3,5:1.
  • La reducción del estrés por calor debe comenzar al THI=68 que se produce durante el periodo seco y la fase de lactancia, y resultará en mejores y mayores consumos de alimento y mayor producción de leche (con un promedio de +10lbs por vaca por día), menos cojeras y un periodo de transición mas saludable.