RESISTENCIA A ENFERMEDADES METABÓLICAS

211

 

 

RESISTENCIA A ENFERMEDADES

METABÓLICAS

Cada productor lechero ha enfrentado una enfermedad metabólica en su rebaño las enfermedades metabólicas son fuertemente influenciadas por el manejo; especialmente mediante la nutrición durante el periodo de transición. Sin embargo, al igual que con todas las enfermedades, existe también un componente genético, lo que significa que ciertos animales son genéticamente más o menos susceptibles a los transtornos metabólicos.

Lynsay Beavers, Industry Liaison Coordinator, CDN, Brian Van Doormaal, General

A partir de diciembre de 2016, la Canadian Dairy Network (CDN) publicará evaluaciones genéticas para la resistencia a enfermedades metabólicas (MDR) en la raza Holstein, Ayrshire y Jersey. Con esta nueva herramienta, los productores podrán seleccionar una mayor resistencia a estas costosas enfermedades. Siga leyendo para aprender más sobre el desarrollo e interpretación del índice de resistencia a las enfermedades metabólicas y los rasgos detrás de ello.

Cetosis clínica, cetosis subclínica y desplazamiento de abomaso.

El impacto de la cetosis tiende a estar subestimado en la mayoría de granjas. La cetosis clínica se observa en un animal visiblemente enfermo, mientras que la cetosis subclínica a menudo permanece sin ser detectada a menos que el programa de monitoreo del hato esté bien implementado.

Cualquier forma de cetosis conduce a concentraciones excesivas de cetonas que circulan en el torrente sanguíneo en la lactancia temprana domo resultado del balance energético negativo. La cetosis puede conducir a otras enfermedades metabólicas, deteriora la función inmunológica y también puede conducir a un rendimiento reproductivo reducido, una producción de leche reducida y un mayor riesgo general de ser sacrificado. En general, las vacas de mayor paridad experimentan mayores volúmenes de pérdida total de leche durante la lactancia después de un periodo cetósico.

Las vacas con cetosis también son más probables de experimentar un desplazamiento de abomaso con la mayoría de los casos que ocurren poco después del parto. Una acumulación de gas en el abomaso, a menudo causada por una alimentación y manejo inadecuados, puede causar que éste estomago se mueva hacia arriba en el abdomen, generalmente hacia el lado izquierdo del cuerpo. Amenudo se requiere intervención quirúrgica y las vacas que han tenido un desplazamiento de abomaso han demostrado producir más de 300 kg menos de leche durante su lactancia.

¿De dónde vienen los datos?

Desde 2007, existe un sistema nacional de recolección de eventos sanitarios. Desde entonces, aproximadamente el 40% de todos los rebaños inscritos en el registro de leche han registrado voluntariamente la incidencia de ocho enfermedades clave y han notificado estos datos a su agencia de registro de leche. Esta acumulación de datos ha llevado al cálculo de las evaluaciones genéticas para la resistencia a la mastitis desde agosto de 2014. A partir de diciembre de 2016, esta fuente de recolección de datos también se utilizará para producir evaluaciones genéticas para la cetosis clínica y desplazamiento de abomaso (DA). Además, el análisis de laboratorio DHI para muestras de leche en niveles de BHB (Beta Hidroxi Butano de leche) sirve para calcular evaluaciones genéticas para cetosis subclínica (SCK). El índice general para resistencia a enfermedades metabólicas combina las evaluaciones para estos rasgos dentro de un valor sencillo para selección genética y reducir las tasas de incidencia en hatos lecheros canadienses.

ARTICULO COMPLETO    RESISTENCIA A ENFERMEDADES METABLICAS