UN PROBLEMA LLAMADO RETENCIÓN DE PLACENTA: CLAVES PARA HACERLE FRENTE

162

 

 

 

 

RETENCIÓN DE PLACENTA CLAVES PARA HACERLE FRENTE

Abordamos una de las patologías reproductivas más frecuentes en el posparto,
la retención de placenta (RP), un proceso que se debe tener en cuenta en las explotaciones de ganado vacuno debido a su influencia en la eficiencia reproductiva de los animales y en el rendimiento económico de las granjas afectadas.

Uxía Yáñez Ramil, Elio López García, Pedro J. García Herradón, Ana I. Peña Martínez, Luis A. Quintela Arias, Juan J. Becerra González
Reproducción y Obstetricia, Dpto. de Patología Animal, Facultad de Veterinaria de Lugo (USC)

INTRODUCCIÓN

Eperiodo posparto es uno de los momentos más importantes en el ciclo reproductivo de un ani- mal, puesto que es en esta fase cuando tiene lugar la gran mayoría de los procesos patológicos, tales como enferme- dades metabólicas, mamitis, cojeras y afecciones reproductivas, entre otros. Todas estas dolencias van a afectar de manera significativa a la rentabilidad de la explotación, por lo que resulta indispensable conocerlas y saber cómo actuar frente a ellas. En este artículo queremos hacer hincapié en una de las patologías reproductivas más frecuentes en esta etapa, como es la retención de membranas fetales (RMF), también conocida como retención de placenta (RP).

“SE LLEGÓ A LA CONCLUSIÓN DE QUE DE UNA VACA AFECTADA SE OBTIENEN HASTA 9,79 AL MENOS AL DÍA EN COMPARACIÓN CON LOS ANIMALES SANOS«

La primera pregunta que debemos responder es ¿en qué consiste este proceso?

En condiciones normales, la placenta debería ser expulsada dentro de las 8-12 horas posteriores al parto. Si esto no sucede, y si tras el transcurso de 24 h las membranas fetales siguen estando presentes en el tracto genital, se considera que la vaca padece RP (figura 1).En el caso de encontrarnos con una retención de membranas fetales, iguen estando presentes en el tracto genital, se considera que la vaca padece RP (figura 1).Figura 1. Imagen de una hembra bovina con retención de placenta

En el caso de encontrarnos con una retención de membranas fetales, ¿de qué manera afecta esto a la explotación?

CONSECUENCIAS PARA LA GRANJA

La retención de placenta influye negativamente en la economía de la explotación debido a que reduce no solo la producción láctea del animal que la padece, sino también su salud y eficiencia reproductiva. Debemos tener en cuenta que entre las 6-9 h después del parto, los restos de placenta que permanecen en el interior del útero comienzan a deteriorarse, convirtiéndose en un excelente medio de cultivo. Las bacterias que consiguen colonizarla pueden provocar metritis puerperal aguda y, posteriormente, endometritis clínica o subclínica; de esta manera, se verán afectados tanto la fertilidad como los índices reproductivos y se puede encontrar una merma en la tasa de preñez, un incremento en el número de inseminaciones artificiales necesarias para obtener una gestación y un mayor intervalo partoinseminación fecundante.

Asimismo, también favorece la aparición de otras patologías como cetosis y mastitis que, a su vez, reducen la eficiencia reproductiva y la producción láctea (Kumari et al., 2015). Desde el punto de vista del ganadero, cada caso particular de esta afección se traduce en una pérdida económica importante debido al coste del tratamiento, al descenso de producción, a la pérdida de condición corporal, a la menor fertilidad y al incremento del porcentaje de animales sacrificados (Mordak y Stewart, 2015). De acuerdo con Liang et al. (2017), el coste total de una retención de placenta en primíparas asciende a 138 €, mientras que en multíparas supera los 280 €.

ARTICULO COMPLETO   UN PROBLEMA LLAMADO RETENCION DE PLACENTA CLAVES PARA HACERLE FRENTE