VACAS CON CETOSIS

567

 

 

 

DISMINUYA LOS EFECTOS PERJUDICIALES CON EL USO DE BUTAFOSFÁN Y CIANOCOBALAMINA VITAMINA B12

La producción de leche y subproductos lácteos es una de las actividades más importantes en la crianza de bovinos en nuestro país. En las últimas décadas se han realizado bastantes esfuerzos para seleccionar genéticamente vacas que producen grandes cantidades de leche muy rápidamente después del parto (Goff, 2015). Estas vacas de alta producción deben enfrentarse a un desbalance metabólico durante el período periparto.

Esto está caracterizado como un balance energético negativo observado como una disminución de la glucosa sanguínea y alta movilización de grasa corporal (Kreipe et al., 2011). Las vacas de alta producción en lactación temprana siempre tienen cetosis subclínica en mayor o menor grado ya que necesitan mucha energía para la producción láctea.

Por otra parte, los bovinos son particularmente vulnerables a la cetosis porque, aunque muy pocos carbohidratos son absorbidos como tal, es necesario un abastecimiento directo de glucosa para el metabolismo tisular, particularmente para la formación de lactosa asociada con la producción de leche. Además, la utilización de ácidos grasos volátiles para transformarlos en energía también es dependiente del abastecimiento disponible de glucosa (Constable et al., 2017).

Las vacas con una condición corporal alta, mayor a 3.75, períodos secos extensos, largos intervalos entre partos y factores de manejo tal como un inadecuado sistema de alimentación, están predispuestas a tener cetosis. Asimismo, estas vacas pueden desarrollar rápidamente lipidosis hepática e hipocalcemia recurrente, y debido a su mayor peso, frecuentemente desarrollan miopatía severa, poniendo en riesgo su bienestar (McArt et al., 2018)

En las vacas en lactación temprana se ha demostrado que los nutrientes y energía van hacia la glándula mamaria para la formación de la leche, aún a expensas de otros tejidos corporales. Las vacas con balance energético negativo más severo y prolongado están en mayor riesgo de enfermarse y ser descartadas porque se produce una inmunosupresión con la deficiencia de energía y la cetosis (Rollin et al., 2010). La mayor susceptibilidad de las vacas con cetosis postparto a las infecciones locales y sistémicas puede estar relacionada a la alteración del funcionamiento de los neutrófilos por las elevadas concentraciones plasmáticas de cuerpos cetónicos (Constable et al., 2017).

ARTICULO COMPLETO VACAS CON CETOSIS DISMINUYA LOS EFECTOS PERJUDICIALES CON EL USO DE BUTAFOSFAN Y CIANOCOBALAMINA VITAMINA B12