Jue. Jun 13th, 2024

7 CONSEJOS NUTRICIONALES PARA CONTROLAR LA COJERA

OEA Por OEA Oct21,2023

 

 

 

 

7 CONSEJOS NUTRICIONALES PARA CONTROLAR LA COJERA

La cojera bovina en el ganado es una de las principales enfermedades endémicas que causan problemas de salud y bienestar, así como pérdidas en la producción.

Dr Salah Hamed Esmail Freelance journalist

Aproximadamente el 85% de los casos de cojera se deben a problemas de salud del pie, como úlceras en la suela, dermatitis digital, podredumbre del pie, infecciones profundas y laminitis, con solo el 15% debido a lesiones en otras partes de la extremidad.

La magnitud de la pérdida económica resultante de la cojera en las explotaciones lecheras es muy similar en diferentes países, variando en su mayoría entre 40 y 50 euros por vaca. Esta pérdida puede atribuirse a factores como la reducción de los ingresos por leche, el sacrificio temprano, la reducción del peso vivo, el costo del tratamiento, el intervalo entre partos más largo y el costo adicional de mano de obra.

Nutrición y cojera

Aunque estrategias de manejo como la sanidad, la densidad de población, los baños para pezuñas, el recorte, etc., se han adoptado ampliamente para controlar la cojera en el ganado, se sabe poco sobre el impacto de la nutrición. A continuación, se presentan consejos nutricionales útiles para el control de la cojera.

Nutrición proteica

Siempre se debe proporcionar proteína de alta calidad, ya que constituye una gran parte de la estructura de la pezuña. Sin embargo, la cantidad de proteína dada a las vacas lecheras no debe superar el 16% (en base a materia seca), especialmente cuando una parte importante de esta se compone de proteínas degradables en el rumen que aumentan el riesgo de cojera debido a la producción de grandes cantidades de amoníaco. El amoníaco tiene un efecto tóxico y altas concentraciones de amoníaco en la sangre pueden dañar las láminas sensibles y el córium en la pezuña, lo que lleva a la cojera.

Grasa en la dieta

Las pezuñas también están compuestas por grasas, lo que motiva la inclusión de fuentes de grasa en la dieta del animal para proteger la pezuña y prevenir la cojera. Las asociaciones entre la profundidad de la almohadilla grasa digital y el puntaje de condición corporal sugieren que los precursores dietéticos de grasas, incluidos los lípidos preformados en la dieta y los derivados de grasas de cadena corta, pueden influir en la cojera. Si las vacas no obtienen suficiente grasa, pueden volverse demasiado delgadas y tener un cojín de grasa más delgado entre el hueso del pie y la pared de la pezuña. El cojín de grasa en la pezuña es importante para absorber el impacto y, por lo tanto, prevenir la cojera.

ARTICULO COMPLETO     7 CONSEJOS NUTRICIONALES PARA CONTROLAR LA COJERA

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post