ALCANZAR 50 LITROS POR VACA AL DÍA, UNA META POSIBLE

564

 

 

 

 

ALCANZAR 50 LITROS POR VACA AL DÍA, UNA META POSIBLE

En el siguiente artículo, Pedro Meléndez relata su visita a una lechería de Wisconsin, Estados Unidos, la que pese al bajo precio de la leche y todo lo que ello conlleva se las arregla para alcanzar altos niveles productivos.

Dr. Pedro Meléndez

En una de mis visitas a Wisconsin, el segundo estado con más vacas lecheras de Estados Unidos (1,3 millones), tuve la oportunidad de visitar un predio de 800 animales en ordeña, que producía, en promedio, 50 litros de leche por vaca al día, la que exhibía 3,8% de materia grasa y 3,4% de proteína. Este nivel productivo, que me parece espectacular, no es gratis ni azaroso, sino que es el resultado del manejo de una serie de factores. A esto debemos agregar que este rebaño cuenta con una tasa de preñez de 24%, lo que viene a corroborar que altos niveles de fertilidad son posibles en planteles de alta producción.
Sin desmerecer los rebaños de Chile, he querido aprovechar la visita a este predio para resaltar los puntos más importantes a considerar, los cuales —en mi opinión— nos pueden ayudar a optimizar la productividad y rentabilidad del negocio lechero.
1-Genética: Este predio tiene una historia familiar de antaño que ha venido seleccionando por producción y sólidos, y últimamente por características de salud, fertilidad, recuento de células somáticas y tipo. La idea es hacer a la vaca un animal más adaptable y funcional a las condiciones de producción y del ambiente, con el fin de que se mantenga saludable durante todo su ciclo productivo.
Este predio lleva a cabo pruebas genómicas a sus terneras recién nacidas para evaluar cómo será su potencial productivo en el futuro. De esta forma, lleva adelante una selección genética a través de sus hembras, y genera una población que permite una eliminación voluntaria más intensa en el resto del rebaño.
2-Reproducción: Este rebaño tiene una fertilidad encomiable, con una tasa de preñez del 24%, que permite mantener los días en leche entre los 165 y 175. Esto, obviamente, favorece el promedio productivo. Para lograr esta fertilidad, el rebaño lleva adelante un periodo voluntario de espera de 50 días, un programa de pre-sincronización (presynch) y sincronización del primer servicio (Ovsynch), además de un programa intenso en la detección de celos para lo cual se utiliza un sistema de detección electrónica de la actividad de la vaca y parches de color en la base de la cola de la vaca. Además, se lleva adelante una visita veterinaria semanal y un diagnóstico de gestación 27-34 días después del servicio para lo cual se usa ultrasonografía. La vaca abierta se intenta cubrir nuevamente lo antes posible, a través de los sistemas de detección de celos y tratamientos hormonales.

3Monitoreo de la salud posparto y detección precoz de vacas enfermas: El parto ocurre en maternidades individuales bajo un galpón donde este es monitoreado de forma frecuente. El nivel de distocia es de menos de 10%, incluyendo vacas y vaquillas, debido a una adecuada selección de toros y un manejo racional del parto. Las vacas sospechosas de presentar hipocalcemia son tratadas inmediatamente con bolos de calcio ruminal. Cualquier otra condición sospechosa, se trata de acuerdo a protocolos bien establecidos. A partir del segundo día, las vacas son evaluadas de forma sistemática por su temperatura rectal y secreciones o descargas uterinas en busca de fiebre y metritis. Al día 5 de posparto, se evalúan los cuerpos cetónicos con un medidor portátil de BHB y cualquier alteración digestiva que se pueda observar.

Muchos de los cuadros clínicos, tanto en los primeros días de posparto como en toda la lactancia, son diagnosticados a partir del uso de un detector electrónico de rumia y la producción de leche diaria de la vaca. De esta forma, cualquier condición de salud es detectada tempranamente y es tratada de acuerdo a los protocolos establecidos de tratamiento.

Las vacas son sometidas a despalme correctivo cada 6 meses, con el fin de prevenir problemas de cojeras. De hecho, de forma rutinaria se usan pediluvios para evitar problemas de infecciones podales.
Durante mi visita, me tocó ver un recuento de células somáticas de 120 mil por ml, lo que reflejaba una excelente salud mamaria y, a la vez, ratificaba una alta producción de leche. Un recuento elevado de células inexorablemente va a afectar el promedio productivo del rebaño. En este caso, la rutina de ordeña debe ser consistente y sólida, e incluye la detección temprana de casos de mastitis a través del uso de conductividad eléctrica del equipo de ordeña, un eficiente uso del predipping y postdipping, un ordeño adecuado y un ambiente amigable para la vaca lechera.

ARTICULO COMPLETO   ALCANZAR 50 LITROS POR VACA AL DIA UNA META POSIBLE