BIENESTAR ANIMAL EN LA PRODUCCIÓN LECHERA

304

 

 

 

 

BIENESTAR ANIMAL EN LA PRODUCCIÓN LECHERA

Resumen

El propósito de este documento es dar pautas al productor para que los mismos vayandesarrollando hábitos y mejoras en el manejo de su hato lechero brindando una óptimacalidad de vida a los animales, con estas acciones se pretende mejorar la salud delanimal y por ende su productividad.

Jherson Jiménez Bellot

En este escrito se recopilan diferentes posturas deautores inmersos en la crianza de ganado lechero y bienestar animal, siendoimportante tomar en cuenta estos para cambiar la percepción de la crianza yenfocándola a una crianza más humana posible, para lo cual se toma como base lascinco libertades sobre el bienestar animal socializadas por la OIE.

Introducción.

El hombre siempre necesitó de los animales como fuente de comida, protección ocompañía. Entre otras especies, los rumiantes se destacan por tener la capacidad deconvertir alimentos de muy baja calidad como forrajes fibrosos y subproductosagrícolas, en alimentos de alta calidad nutritiva

posibilitando el aprovechamiento deáreas donde las características del suelo o la topografía no permiten la agriculturamecanizada, (Rossner, Aguilar, & Koscinczuk., 2010).

El vínculo que existe entre los humanos y los animales nos lleva a los inicios de lahumanidad, éste vínculo no cambió lo que sí tuvo cambios a lo largo del tiempo es laactitud del hombre hacia los animales. Esto se debió principalmente a la necesidad delser humano de obtener animales que produzcan más, es decir que se tenga animalesricos en proteína, que desarrollen más rápido, etc.para lo cual se empezaron atrabajar con los sistemas de producción intensivos (1950), pensando únicamente enproductos para beneficio del hombre, sin tomar en cuenta las necesidades propias decada especie animal. Bajo los criterios mencionados es que se empieza a establecerlos estándares y el estudio científicodel bienestar animal, (Fraser, 2004).

El concepto de bienestar animal incluye tres elementos: el funcionamiento adecuado delorganismo (lo que entre otras cosas supone que los animales estén sanos y bienalimentados), el estado emocional del animal (incluyendo la ausencia de emocionesnegativas tales como el dolor y el miedo crónico) y la posibilidad de expresar lgunasconductas normales propias de la especie, (Fraser, Weary, Pajor, & Milligan, 1997). Es importante tener en cuenta que no todas las conductas son igualmente importantes enlo que al bienestar del animal se refiere. Desde un punto de vista práctico, la indicaciónmás clara de que una conducta es importante en sí misma es el hecho de que el animalmuestra una respuesta de estrés o manifiesta conductas anormales cuando no puedeexpresar la conducta en cuestión. La conducta de nidificación de la cerda antes delparto o la conducta de hozar de los cerdos son ejemplos de estas conductasimportantes. Estos tres principios no son necesariamente contradictorios, sino queenmuchas ocasiones son complementarios, (Mendl, 2001).

Según las normas internacionales de la OIE, el bienestar animal designa “el estadofísico y mental de un animal en relación con las condiciones en las que vive y muere”, (Jiménez, Los animales y la gestión de riesgos, 2020). Al evaluar el bienestar animal debemos considerar tres facto res importantes, elfuncionamiento biológico (salud), la naturalidad de su vida y su estado afectivo (estadomental), estos estados al sobreponerse constituyen el estado ideal de bienestar, ya queel logro de uno sólo no garantiza que se haya logrado un estado de bienestar. Enartículos relacionados con el bienestar, específicamente en bovinos de leche, semanifiesta que el bienestar puede ser evaluado basados en las 5 libertades onecesidades definidas por la Organización Mundial para la Salud Animal en el 2008, (von Keyserlingk, Rushen†, Passillé†, & Weary, 2009

Las cinco libertades del bienestar animal.

En Francia existe una tradición ancestral de los granjeros, que consiste en criar temeroslechales (Veal calf) en establos a oscuras, en pequeños corrales para que no caminen yengorden, alimentados sólo con leche. A los 3 o 6 meses se faenan para consumo eneventos familiares muy especiales. La carne es pálida, debido a que sólo toman leche,que es deficiente en hierro, los temeros crecen anémicos. En dicho país este es unplato exquisito, muy caro y se comercializan un millón de temeros por año. Lasempresas intensificaron el sistema y la producción pasó a grandes escalas, en enormesgalpones, a oscuras, se crían cientos y cientos de animales, que no tienen lugar paraecharse y están parados todo el tiempo hasta su faena (Cordiner y col 1995).

Se estableció una combinación de conceptos con el objeto de mejorar el bienestar deestos temeros lechales (Webster, 2001). Con este aporte se fortalecerían las basestrabajadas ya a partir del año 1965, (Farm Animal Welfare AdvisoryCommittee (Comisión Consultiva sobre el Bienestar de los Animales de Granja) de loque luego se conocería como las «cinco libertades».

Las directrices que guían a la OIE en materia de bienestar de los animales terrestresincluyen también las cinco libertades, enunciadas en 1965 y universalmentereconocidas, para describir los derechos que son responsabilidad del hombre, es decir,vivir:

  • libre de hambre, de sed y de desnutrición. Mantenerlos con una dieta adecuada yagua de bebida disponible (ad libitum), garantizando que sean animalesvigorosos y saludables;
  • libre de temor y de angustia. asegurando un trato y condiciones que evite elsufrimiento mental y emocional;
  • libre de molestias físicas y térmicas, dándoles un adecuado ambiente, concubiertas, lugares para echarse y descansar, lugares de sombra, pisosadecuados para evitar caídas, etc.;
  • libre de dolor, de lesión y de enfermedad, previniendo y manejando un rápidodiagnóstico y tratamiento;
  • libre de manifestar un comportamiento natural, con suficiente espacio,instalaciones adecuadas y en compañía de su propia especie

    (Jiménez, Los animales y la gestión de riesgos, 2020).

ARTICULO COMPLETO   BIENESTAR ANIMAL EN LA PRODUCCION LECHERA