EL BINOMIO INDISOLUBLE: EFICIENCIA REPRODUCTIVA-PRODUCCION DE LECHE

118

EL BINOMIO INDISOLUBLE: EFICIENCIA REPRODUCTIVA-PRODUCCION DE LECHE

La lactancia de la vaca se inicia con el parto y la producción de leche a través de esa lactancia va formando una curva característica que varía un poco de vaca a vaca y de lactancia a lactancia, pero de la cuál podemos deducir lo siguiente:

MVZ . Fernando Cavazos G. Veterinario de Servicio Técnico ABS MEXICO S.A. DE C.V.

1) En los primeros 4 meses ,la vaca produce aproximadamente el 60% de toda la leche que ella será capaz de producir en esa lactancia. Es por lo tanto, en esos primeros 4 meses en los que la vaca da a ganar utilidades.

2) Del 5o. al 8o. ó 9o. mes de lactancia (dependiendo de la persistencia de la vaca), la producción va declinando notoriamen-te, las vacas de alta producción siguen dando utilidades pero ya no en la misma forma que en los primeros 4 meses.

3) Del 9o. mes en adelante, la producción es ya tan baja que generalmente suele suceder que la mayoría de las vacas quitan dinero en vez de generar utilidad. Por consiguiente, se procura tener a la vaca el menor tiempo posible en esta situación de baja producción.

De ahí surge la conveniencia de tener lactancias de no más de 11 meses, a los que, si sumamos los dos meses de período seco de la vaca, nos dará un total de 13 meses de intervalo entre parto y parto.

En la Fig. 1 podemos apreciar que, debido a que la gestación de la vaca es de aproximadamente 280 días, tendremos que lograr la concepción (inicio de la gestación), a más tardar a los 100 ó máximo 110 días después del parto de la vaca, para poder conservar un intervalo de 13 meses (395 dias), entre parto y parte

Si la concepción se retrasara , por ejemplo, 2 meses (lográndose hasta los 170 días); el parto se retrasará igualmente dos meses (con el consiguiente intervalo entre partos de 15 meses y una lactancia de 13 meses en lugar de 11). Esto ocasionará que la parte de la lactancia en que la vaca es menos productiva, se prolongue 60 días más, y por consiguiente dicha vaca estará 60 días extras quitando dinero o por lo menos generando una utilidad ínfima.

En la misma figura se puede ver que, de los 100 o 110 días aparentemente disponibles para conseguir la concepción, la vaca requiere los primeros 45 ó 50 días post-parto, para alcanzar una involución uterina completa y reiniciar el funcionamiento regular de sus ovarios, es decir, para estar en condición de ofrecernos un nivel de fertilidad aceptable y convertirse por consiguiente en una Vaca Elegible Para Ser Inseminada. Es común adoptar la política de respetarle a la vaca esos 50 ó 60 primeros días post-parto, y de no inseminar en ese lapso de tiempo, al cuál se le conoce como Período Voluntario de Espera.

Por consiguiente, nos quedan en realidad unos 50 o 60 días, a partir del fin del Período Voluntario de Espera, para obtener la concepción.Ya que la vaca forma en uno de sus ovarios, un folículo dominante aproximadamente cada 21 días, mostrando celo o calor al estar dicho folículo totalmente desarrollado, para luego ovular (liberar el óvulo u oocito) unas 12 a 14 horas después de terminado el celo; concluimos que, en los 50 ó 60 días efectivos de que disponemos , tendremos cuando mucho tres oportunidades de lograr la concepción.

La figura 2 nos muestra cómo la vaca parida y vacía, se transforma en “Vaca Elegible Para Ser Inseminada” al completar su Período Voluntario de Espera y a partir de ese momento nos deberá brindar una oportunidad para fecundarla, en cada lapso o bloque de 21 días que vayan transcurriendo. Disponemos realmente solo de las tres primeras oportunidades para alcanzar la concepción, por eso es tan importante que no pasen desapercibidas para poder aprovecharlas adecuadamente.

Hasta aquí hemos explicado lo que deberá tratar de lograrse con cada vaca individual, pero bien sabemos que, en la realidad manejamos hatos o poblaciones de vacas en donde hay variabilidad y no con todas se logra lo deseable o la situación ideal. Qué podría ser entonces lo aceptable o lo eficiente al hablar de todo un hato ?

La figura 3 nos muestra que debemos tratar de lograr, en el mayor porcentaje posible de vacas, el inicio de la preñez antes de 100 días post- parto; que no más de la cuarta parte de las vacas (25%) tardarán hasta 155 días (5 meses) en lograr concebir y no más de un 6 u 8% del hato llegará a 250 días de lactancia, estando aún vacías.

ARTICULO COMPLETO    EL BINOMIO INDISOLUBLE- EFICIENCIA REPRODUCTIVA-PRODUCCION DE LECHE