CALIDAD Y DISPONIBILIDAD DE AGUA PARA LOS BOVINOS EN PRODUCCIÓN

340

 

 

 

CALIDAD Y DISPONIBILIDAD DE

AGUA PARA LOS BOVINOS EN PRODUCCIÓN

Introducción
El agua es el elemento esencial para la vida. Su importancia es tal que una carencia puede afectar

el consumo de alimentos, las funciones productivas, el estado general e incluso causar la muerte. La pérdida del 20% del agua corporal es fatal.

Ignacio Vidaurreta, MV, MSc Departamento Técnico, Vetifarma SA

El agua forma parte del cuerpo de los animales y su porcentaje es variable (40 al 75% del peso vivo) de acuerdo a diversas causas. Factores como la edad, el estado fisiológico, el momento de la lactancia y la composición corporal determinan esta variación. Animales gordos tienen menos agua que los delgados, vacas en inicio de lactancia contienen más que al final y los animales viejos tienen menos que los jóvenes.

Además de formar parte de un gran porcentaje del cuerpo, el agua interviene en funciones fisiológicas importantes. Así es requerida para procesos como el transporte, digestión y metabolismo de nutrientes, la eliminación de los productos de desecho y del calor, el mantenimiento del balance de iones y fluidos y la provisión de un medio acuoso para el desarrollo fetal. El agua además cumple una importante función al ser fuente de minerales como calcio, sodio, magnesio y azufre, entre otros.

Los orígenes del agua presente en el cuerpo y en los productos animales son: el agua de la bebida, el agua contenida en el alimento y el agua metabólica. Esta última es la producida en los procesos de oxidación, formación de proteínas y reacciones de catabolismo. La importancia de las mismas difiere de acuerdo a factores como la especie, la dieta, el hábitat y la capacidad de conservación de este elemento. En los bovinos, el agua metabólica es insignificante por lo que las fuentes más importantes son la consumida a través del agua de bebida o de los alimentos.

En nuestro país, en las zonas donde se desarrolla la producción de carne y leche, es común encontrar la existencia de importantes déficits en la calidad del agua. Así, dos estudios de relevamiento realizados en tambos determinaron que el 37% de las muestras tomadas en la provincia de Córdoba y el 53% de las muestras tomadas en Santa Fe por alguna razón fueron consideradas como inapropiadas para su uso en vacas lecheras. Ambas provincias nuclean el 65% de las existencias bovinas destinadas a la producción de leche en el país.

De acuerdo a esto surge claramente la importancia del agua y de conocer su naturaleza en los sistemas productivos. A continuación se mencionan los principales aspectos relacionados con las necesidades, el consumo, la calidad y la disponibilidad del agua para los bovinos y los efectos que estos parámetros tienen sobre la productividad.

Necesidades y consumo de agua:

Los bovinos requieren grandes cantidades de agua y la producción se ve seriamente afectada si su consumo se restringe. El consumo de materia seca, el estado reproductivo, el nivel de producción de leche, el contenido de materia seca de la dieta, la ganancia a de peso, la temperatura ambiente y el consumo de sodio son factores que afectan de manera importante el requerimiento de agua.

En vacas lecheras en sistemas estabulados el resultado de varios estudios determinó que, en promedio, el 83% del total del agua consumida proviene del agua de bebida y que el contenido de agua de los alimentos es uno de los mayores factores que afectan su consumo. Así, reducciones en el contenido de materia seca de la dieta de un 50 a un 30% determinaron un menor consumo de agua. En animales en pastoreo, donde el contenido de materia seca de la dieta es bajo, el consumo del agua de bebida puede llegar a ser solo el 38% de los requerimientos totales, siendo lo restante aportando por la dieta.

El consumo de ciertos nutrientes también afecta el requerimiento de agua y dietas altas en sal, bicarbonato de sodio o proteínas lo aumentan. En los bovinos las pérdidas de agua en las heces son importantes y esto está relacionado con la alta cantidad de material indigestible. Así, dietas

fibrosas y con altos contenidos de minerales contribuyen a la formación de heces con más agua y pueden aumentar el requerimiento de este elemento.

ARTICULO COMPLETO    CALIDAD Y DISPONIBILIDAD DE AGUA PARA LOS BOVINOS EN PRODUCCIÓN