CALOSTRO DE CALIDAD PARA UN SALUDABLE COMIENZO DEL TERNERO

133

 

CALOSTRO DE CALIDAD PARA UN SALUDABLE COMIENZO DEL TERNERO

Un comienzo saludable para los terneros comienza con el calostro


Con los productores buscando maneras de operar dentro de la nueva ley, la respuesta se puede encontrar en una nueva mirada a sus prácticas de gestión, comenzando con el parto. El primer día de vida de un ternero, especialmente las primeras horas, es fundamental para su salud y supervivencia, preparando el escenario para el rendimiento de toda la vida.

El momento más crucial es poco después del nacimiento cuando el ternero recibe calostro, que es naturalmente alto en los nutrientes necesarios para aumentar el metabolismo del ternero y estimular el sistema digestivo. Más importante aún, es la única fuente de inmunoglobulinas (IgG), o anticuerpos, que proporcionan la protección inmune pasiva esencial para mantener al ternero sano.

Los anticuerpos se absorben en el tracto gastrointestinal durante las primeras 24 horas de vida y proporcionan la base del sistema inmune del ternero durante los primeros tres a seis meses de edad. El calostro no sólo proporciona los anticuerpos necesarios para la supervivencia, sino que proporciona además una fuente de grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

Asegurar la transferencia pasiva de anticuerpos en la alimentación de calostro

La alimentación con calostro es la práctica más importante para conseguir que el ternero tenga un buen comienzo. Sin embargo, que el ternero reciba la cantidad necesaria en el momento deseado no garantiza que permanezca sano. Un estudio realizado por el Sistema de Monitoreo de Salud Animal Nacional (NAHMS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) mostró que casi 20 por ciento de novillas lecheras tenían fallas de transferencia pasiva o una concentración de inmunoglobulinas en el suero menor de 10 gramos por litro (2007).

Cuando se habla sobre la calidad del calostro, uno puede oír «No, yo no pruebo mi calostro, puedo darme cuenta por su apariencia física» o «No tengo problemas con mis terneros, por lo que la calidad debe ser buena». Sin embargo, hay muchos factores que afectan la calidad del calostro que no pueden ser notados sólo por la observación. Se recomienda que un ternero reciba al menos 100 gramos de inmunoglobulinas, idealmente 150 gramos, de un mínimo de 3,7 litros de calostro para ayudar a asegurar la transferencia pasiva (USDA, NAHMS, 2007).

Factores que afectan la calidad del calostro

¿Qué define al calostro de “buena” calidad? La investigación sugiere que la concentración de IgG en el calostro debe ser de al menos 50 gramos por litro, con muchos factores que afectan a ese nivel (USDA, NAHMS, 2007). Hay otros factores que contribuyen y afectan la calidad del calostro, y que resultan imprescindibles de considerar en las primeras alimentaciones de los terneros:

  • La raza juega un papel importante al afectar el nivel de concentración de IgG. Los Jerseys tienen un promedio de 66 gramos por litro de IgG en comparación con Holsteins que tienen 48 gramos por litro (BAMN, 2001). Cuando una vaca produce más calostro, tendemos a ver una dilución que afecta el nivel de concentración de IgG.
  • La producción de más de 8 kilos de calostro en el primer ordeño (BAMN, 2001). Una vez más, la tendencia es ver una reducción en la calidad debido a la dilución de anticuerpos.
  • La edad de la vaca. Típicamente, cuanto más joven es la vaca, menos calostro produce. Los animales más jóvenes no han sido expuestos a patógenos como los animales más viejos. Por lo tanto, la concentración de anticuerpos en el calostro es mucho menor en comparación con los animales más antiguos.

ARTICULO COMPLETO    CALOSTRO DE CALIDAD PARA UN SALUDABLE COMIENZO DEL TERNERO