CAUSAS NUTRICIONALES DE INFERTILIDAD EN NOVILLAS LECHERAS

152

 

 

 

 

INFERTILIDAD EN NOVILLAS LECHERAS

El término infertilidad es amplio e incluye todas aquellas causas que hacen que una novilla después de ser inseminada varias veces, no quede gestante. La infertilidad alarga el periodo desde que la novilla puede ser inseminada (320-350 Kg), hasta que queda gestante o se la envía al matadero.

El anestro o la repetición de celo, suelen ser la causa más frecuente de infertilidad. La repetición de celo, suele ser debida a baja fertilidad de los toros, mal manejo del semen, inseminador poco cualificado, mala detección de celo, momento incorrecto de inseminar, alimentación pobre o factores intrínsecos del animal.

ALFONSO MONGE, Manejo, Nutricion, Reproduccion

Las causas nutricionales pueden ser muy importantes y en demasiadas ocasiones, no es un solo nutriente el que causa infertilidad y puede ser difícil determinar el papel que juega cada uno.

Energía

La causa más frecuente de infertilidad es el déficit de energía. Es conocido que el peso es determinante en la novilla para alcanzar la pubertad y no la edad. En éste caso, los niveles de energía son muy importantes para que alcance un peso adecuado al iniciarse el periodo de cubrición.

Novillas alimentadas con déficit de energía, van a tardar en alcanzar la pubertad, sus ovarios son inactivos y su condición corporal deficiente. El problema se soluciona dando una dieta adecuada en energía que permita un crecimiento rápido y una mejora en la condición corporal.

Las novillas ganando peso tienen un mayor índice de concepción, que aquellas que lo están perdiendo. Para una fertilidad óptima, deben empezar a ganar peso 30 días antes de iniciar el periodo de cubrición y mantenerse ganándolo 30 días después de haberlo iniciado.

La recomendación es que las novillas tengan en sus raciones niveles energéticos que les permitan una ganancia de peso diaria de 700-800gr/día.

Un incremento progresivo de la LH desde el primer ciclo hasta el tercero, en novillas alimentadas con baja energía fue notorio acompañado de un descenso en los niveles de progesterona (P4). Esto indica que la inactividad ovárica con raciones pobres en energía es debida a una menor respuesta del ovario a los estímulos de la LH y no a bajos niveles de esta hormona en sangre.

Proteína

En novillas alimentadas con bajos niveles de proteína, la pubertad se retrasa. Ovarios pequeños inactivos van a condicionar la aparición de los primeros celos y por lo tanto a retrasar la preñez. Además, niveles bajos de proteína condicionan el desarrollo fetal. Aunque los signos de déficit energético y proteína se manifiestan de forma similar en las novillas, es conocido que el déficit de energía afecta más la fertilidad.

Por el contrario, niveles altos de proteína afectan la reproducción. Raciones con un 12-13 % de PB son adecuadas para novillas durante la época de cubrición. Niveles altos crean un ambiente inhóspito a nivel uterino para la fertilización y ulterior desarrollo del embrión.

El suministro de urea para incrementar los niveles de proteína es controvertido en novillas y vacas lecheras. La opinión general es que la fertilidad es menor en hatos alimentados con urea. No debe suministrarse a las novillas más de 30 gramos de urea/día. Con niveles superiores, se puede incrementar el número de abortos embrionarios.

ARTICULO COMPLETO   CAUSAS NUTRICIONALES DE INFERTILIDAD EN NOVILLAS LECHERAS