COJERA: BIENESTAR, REDUCCIÓN DEL DOLOR Y AYUDA PARA MOTIVAR A LOS GANADEROS

219

 

 

 

 

COJERA: BIENESTAR, REDUCCIÓN DEL DOLOR Y AYUDA PARA MOTIVAR A LOS GANADEROS

A pesar de los mejores esfuerzos, la cojera persiste en los rebaños lecheros del Reino Unido. En este artículo, Owen Atkinson, BVSc, DCHP, PgCert, MRCVS, explorará cómo los veterinarios pueden motivar a los ganaderos para mejorar la salud de las pezuñas y abordar posibles problemas en los rebaños.

La cojera en los rebaños lecheros sigue siendo un desafío persistente tanto para el bienestar animal como para la productividad agrícola.

Los veterinarios desempeñan un papel crucial en ayudar a los agricultores a mejorar la salud de las pezuñas, promover el rendimiento de la granja y gestionar eficazmente el dolor en las vacas individuales.

Este artículo explora la importancia de la participación veterinaria en abordar la salud de las pezuñas, destaca estrategias clave para motivar a los agricultores a mejorar y enfatiza la importancia de implementar el Programa de Pezuñas Saludables, la puntuación de movilidad utilizando el sistema de puntuación de movilidad de cuatro puntos de la Junta de Desarrollo de Agricultura y Horticultura (AHDB) y la incorporación de la Escala de Dolor de la Vaca.

Comprender la salud de las pezuñas

La cojera en el ganado lechero se refiere a cualquier anormalidad que afecta la marcha de un animal, lo que conduce a una movilidad reducida.

Fundamentalmente, el dolor y la incomodidad están en la raíz de casi todas las alteraciones en la marcha, por lo que es un problema de bienestar, además de tener implicaciones económicas para los ganaderos lecheros, que incluyen una reducción en la producción de leche, un aumento en las tasas de eliminación y una menor fertilidad. La salud de las pezuñas está influenciada por múltiples factores, como la genética, la nutrición, la vivienda, el manejo del personal y las prácticas de gestión. No hay dos granjas o situaciones iguales. Por lo tanto, mejorar la salud de las pezuñas, o determinar dónde serán más efectivas las intervenciones, requiere conocimiento, habilidad y un enfoque metódico.

El Programa de Pezuñas Saludables (HFP, por sus siglas en inglés) ha sido diseñado teniendo esto en cuenta. A través del HFP, los mentores de movilidad (que en su mayoría son veterinarios) tienen un marco que abarca un enfoque personalizado para la granja. En resumen, esto incluye explorar el problema con el ganaderos , sus objetivos, actitudes hacia la cojera, comprensión actual de los diferentes tipos de lesiones y lo que han intentado anteriormente; investigar los tipos de lesiones y llevar a cabo una evaluación detallada de riesgos para la granja.

Los cuatro «factores de éxito» para unas pezuñas saludables son:

– Tener una baja presión de infección.
– Contar con pezuñas resistentes.
– Reducir las fuerzas sobre las pezuñas.
– Detección temprana y tratamiento efectivo y oportuno (conocido como EDPET, por sus siglas en inglés).

Cada granja se beneficia al determinar cuáles serán las acciones más efectivas para sus circunstancias únicas, dependiendo de las lesiones, los riesgos identificados y la capacidad para realizar ciertos cambios. Los mentores de movilidad facilitan la elaboración de un plan de acción y luego ayudan a la granja a implementarlo.

Papel de los veterinarios

Los veterinarios de granja están en una posición única para abordar los problemas de salud de las pezuñas en los rebaños lecheros. Que posean el conocimiento y la experiencia para diagnosticar, tratar y prevenir la cojera es quizás algo obvio. Sin embargo, además, cada vez más los veterinarios de granja están desarrollando sus habilidades de entrenamiento y liderazgo para coordinar al equipo de la granja en su conjunto y abordar problemas difíciles, como la cojera.

Al aprender a convertirse en mentores de movilidad, los veterinarios pueden evaluar la situación general de la salud de las pezuñas, identificar factores de riesgo de cojera y brindar consejos personalizados a los agricultores. A continuación, se presentan algunas formas específicas en las que los veterinarios pueden desempeñar un papel activo en la gestión de la cojera.

Pericia y diagnóstico

Los veterinarios que se han capacitado para convertirse en mentores de movilidad tienen el conocimiento y la experiencia necesarios para diagnosticar con precisión las causas subyacentes de la cojera. Una habilidad clave que deben aprender es la evaluación del recorte y la gestión de las lesiones. Los mentores de movilidad reciben apoyo en su propio desarrollo para sentirse más seguros al realizar estas importantes evaluaciones físicas de las pezuñas.

ARTICULO COMPLETO     COJERA BIENESTAR REDUCCION DEL DOLOR Y AYUDA PARA MOTIVAR A LOS GANADEROS