COMO PREPARAR UN BUEN ENSILAJE

345

 

COMO PREPARAR UN BUEN ENSILAJE

La práctica del ensilaje contrarresta el efecto negativo que provocan los períodos secos en la producción bovina, como es la pobre disponibilidad de forrajes tanto en cantidad como en calidad, creando una disminución en la producción de leche y carne.

page1image25228912

El uso del ensilaje en el trópico interesa por varias razones. A medida que los países progresan, los agricultores presentan nuevas aspiraciones y el productor ya no acepta que la cosecha diaria de forraje sea la única opción para alimentar a sus animales.

Los productores buscan alternativas mediante la práctica del ensilaje que les permitan disponer de alimentos baratos y que puedan ser almacenados y utilizados con facilidad (Wong 2001).

El énfasis que se hace sobre la conservación de forrajes en países tropicales está relacionado con la falta de uniformidad en la producción de forrajes durante el año. Esto se debe a las variaciones climáticas que imperan en las zonas tropicales (Rojas– Bourrillonet al, 2003 citados por Betancourt y García 2009)

Por la falta de adecuación y sistemas de conservación eficientes para la seguridad alimentaria del ganado durante esos períodos, se han realizado estudios tendentes a comparar diferentes alternativas de conservación de forrajes, tomando en cuenta la cantidad y calidad de la misma para mantener niveles estables de producción sin importar las épocas del año .

ARTICULO COMPLETO    COMO PREPARAR UN BUEN ENSILAJE

 

10 MANDAMIENTOS PARA EL MEJOR ENSILADO

El tipo de maquinaria y tamaño de picado son puntos importantes a tener en cuenta para un buen ensilaje

El investigador Leandro Abdelhadi plantea los puntos claves a tener en cuenta antes, durante y después de la confección del ensilado exitoso.
Todos saben que el ensilaje es un método de conservación que resulta de la fermentación microbiana de un forraje o grano con humedad suficiente.

Por tratarse de una fermentación y no de un proceso de respiración, porque se produce en ausencia de oxígeno, se obtienen productos ácidos –básicamente ácido láctico– que permiten la preservación del forraje en el tiempo.
Pero, ¿cómo lograr un silo de calidad, perdurable? El medico veterinario Leandro Abdelhadi, quien realiza investigaciones en el área de conservación de reservas forrajeras para la compañía Alltech, líder en salud y nutrición animal, ha planteado en diversos encuentros con productores el decálogo de la empresa para la confección de un silo de

calidad. Dividiendo en una decena de pasos claves, destaca la importancia de abarcar los tres momentos –antes, durante y después– que conforman el proceso integral de ensilaje.

“Para mí, los mandamientos no se limitan exclusivamente al proceso de ensilado en sí. Hay muchos procesos involucrados y empiezan ya en el momento en que uno define el tipo de reserva que se va a utilizar”, destacó el veterinario.

1.-Definir el tipo de ensilaje

“El tipo de ensilaje a confeccionar dependerá del planteo productivo en el que nos toque trabajar. Si somos productores lecheros, con pastos de altísimo contenido proteico, buscaremos un tipo de ensilaje. Lo mismo si se tratara de un planteo de carne o de feedlot, donde la reserva no sólo constituirá la dieta base sino que realizará un aporte específico”.

Para Abdelhadi, esto es un aspecto que hay que tener muy en claro, y para ello basta preguntarse: ¿busco sólo una fuente de fibra o un recurso energético que me resuelva una carencia puntual? ¿Necesito de un ensilaje proteico porque es mi limitante o preciso resolver dos aspectos problemáticos en un mismo ensilado? Una vez definido el tipo de ensilaje que se ha de producir, será el momento de elegir el material para hacerlo.

2.-Elegir el material a utilizar

Para conocer qué materiales están disponibles en una zona en particular se debe consultar información local confiable. Si uno evalúa distintos materiales de sorgo para ensilaje, de una misma campaña, el rango de producción medida en materia seca por hectárea es muy amplio, con materiales que pueden producir entre 10 y 18 toneladas. “Esta dispersión implica que el costo de hacer cada uno no va a ser el mismo”, asintió Abdelhadi.

ARTICULO COMPLETO    10 MANDAMIENTOS PARA EL MEJOR ENSILADO*