¿COMO SE TRATARÁN LAS MAMITIS EN EL FUTURO?

252

 

 

 

 

 

¿COMO SE TRATARÁN LAS MAMITIS EN EL FUTURO?

El doctor Fernando Fariñas, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga, es un referente en España en el estudio de las enfermedades inmunológicas e infecciosas. Recientemente participó en Galicia en una jornada organizada por Laboratorios Virbac y en la que presentó una ponencia sobre “Vacunología básica e Inmunidad de la glándula mamaria”

Aplicando un sellador para el secado El doctor Fernando Fariñas, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga, es un referente en España en el estudio de las enfermedades inmunológicas e infecciosas.

Recientemente participó en Galicia en una jornada organizada por Laboratorios Virbac y en la que presento una ponencia sobre.

Problema de partida: Fragilidad de la glándula mamaria desde el punto de vista inmunitario.

La mamitis es la principal causa de pérdidas económicas por motivos sanitarios en una ganadería de vacuno de leche, tanto por descarte de la leche, como por gastos veterinarios, disminución de la producción o por el propio descarte de los animales.

En este sentido, Fernando Fariñas explicó que el origen del problema está en que “la glándula mamaria tiene una inmunidad frágil; presenta bastantes deficiencias desde el punto de vista inmunitario, sobre todo durante el periparto y la lactación, y eso hace que sea susceptibles a padecer mamitis”.

“En la glándula mamaria de la vaca la lactoferrina, una substancia que bloquea la proliferación de bacterias, se encuentra parcial o totalmente inactiva. Además, los neutrófilos y los macrófagos, que se encargan en el organismo de comer las bacterias también funcionan mal en la mama debido a la alta presencia de azúcares, grasa y proteína. Durante la gestación y el periparto el organismo produce una serie de sustancias como los corticoides endógenos, que también rebajan la funcionalidad de estas células especializadas en la lucha contra los agentes infecciosos. Y cuando hay una mamitis funcionan aún peor, porque el PH se vuelve ácido y baja la presencia de glucosa, necesaria para su funcionamiento. Por último, tanto neutrófilos como macrófagos necesitan oxígeno en el ambiente, y precisamente en la glándula mamaria la concentración de este gas es pobre”, explica el doctor.

Estrategias para prevenir la mamitis:

1) Vacunas: ¿Cuales son eficaces?

En el mercado ya hay varias vacunas contra la mamitis pero no todas son igual de eficaces. “Gran parte de las vacunas existentes son elaboradas a partir de bacterinas, en la que se aísla la bacteria infecciosa que produce mamitis, y tras su manipulación en laboratorio, el animal se vacuna con objeto de producir anticuerpos que previenen la enfermedad. Tienen un efecto protector, pero menor que las vacunas que incorporan el antígeno SSA, que forman anticuerpos frente a la biopelícula que recubre a las bacterias, teniendo una mayor efectividad”, explica Fernando Fariñas.

Además, ya existen vacunas en el mercado que junto al SSA también incorporan el componente J5 del Escherichia coli, de forma que aparte de generar inmunidad en la vaca frente al Staphylococcus aureus también lo harían frente a esta bacteria causante de buena parte de las mamitis.

“Una bacterina protege de la mamitis al 30% como máximo pero una vacuna con SSA y J5 sube al 47%

“Es decir, si con una bacterina el porcentaje de protección de un animal frente a la mamitis clínica no llegaría al 30%, en una vacuna que incorpore SSA y J5 ya estaríamos hablando del 47%”, destaca este experto.

Sin embargo, los últimos avances científicos hacen prever que estos porcentajes de inmunidad se elevarán en los próximos años. “En Chile ya están utilizando nanovesículas, una técnica nueva de fabricar vacunas, que dicen que elevan los porcentajes de prevención hasta el 99%, aunque siendo realistas es más creíble que se llegue a un 75 u 80%. En unos años veremos avances en vacunas que, además de prevenir la enfermedad, también servirán para el tratamiento de la misma. A estas vacunas se les llama genéricamente vacunas terapéuticas”, avanza Fernando Fariñas.

2) Uso de inmunomoduladores: ¿Que información debe exigir el ganadero?

El uso de potenciadores de la inmunidad en ganado vacuno es otra de las vías que se están abriendo para la prevención de la mamitis. Así, ya existen en el mercado piensos con productos inmunomoduladores o con suplementos elaborados a partir de extractos de plantas, como tomillo, orégano, así como aceites esenciales.

No obstante, el director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas advierte de que “gran parte sólo han sido probados en laboratorio, y falta un estudio de campo que abarque a muchos animales y con diversos grupos, porque los resultados in vivo pueden diferir”. “Creo que es fundamental que el veterinario o el ganadero exija a la empresa que avale ese producto con correlatos inmunológicos de protección en campo”, apostilla.

ARTICULO COMPLETO   COMO SE TRATARAN LAS MAMITIS EN EL FUTURO