DESEQUILIBRIOS DEL MAGNESIO EN RUMIANTES

191

 

 

 

DESEQUILIBRIOS DEL MAGNESIO EN RUMIANTES

Si nos fijamos en l0s artículos publicados en los últimos años parece qtle la hipomagnesemia en los rumiantes es algo del pasado.

Cristina castillo , Angel Abuelo , Juaquin Hernandez.
Departamento de Patología Anlmal, Facultad de Veterinarra de Lugo. Universidad de Santiago de Compostela

Pero nada más lejos de la realidad: todavía sigue siendo necesaria la suplementación con magnesio (Mg) para:

1que en su organismo tengan lugar las numerosas reacciones bioquímicas que conducirán a un correcto metabolismo y, por tanto una buena producción y 2) para el correcto funcionamiento del sistema neuromuscular.

La tetania hipomagnesémica aparece con más frecuencia en vacas de carne, vacas de leche y ovejas al pastoreo al inicio de la lactación. Esta enfermedad además es más frecuente en primavera cuando los pastos están creciendo a la máxlma velocidad. De ahí los nombres de tetania de la hierba, tetania de primavera, tamlsaleo de la hierba o tetania de lactación. Como dato curioso, conste que cada litro de leche producida por el animal reti¡a de su sangre 0,15 g de Mg

La deficiencia en este mineral sigue causando impofiantes pérdidas en e1 ganado vacuno y ovino lecheros, y no siempre es prevemda o tratada de la manera más adecuada. En este artículo expondremos brevemente por qué es importante en los rumiantes considerar este mineral, qué signos clínicos tiene y qué estrategias preventivas se pueden adoptar en vacuno y ovino.

CÁUSAS dE HIPOMAGNESEMIA

Los rumiantes, a diferencra de otras especies, difieren en 1o que respecta al balance del Mg en dos cosas: 1) son susceptibles a deficiencras agudas de este mlneral y 2) los valores de Mg en sangre dependen básicamente de cómo haya sido su absorción en el rumen (Suttle, 1998). De una forma resumida, podemos señalar como causas de unos bajos niveles de magnesio en sangre (hipomagnesemia) las si- guientes (B¡adford-Smith 201 0) :

– Un aporte insuficiente
Bien porque el forraje sea escaso o porque 1o sea la suplementacrón. EsLa causa de hipomagnesemia se ha descrito tamblén en terneros estabulados alimentados exclusivamente con leche, que es pobre en Mg (0,1-0,2 g/L).

– Una mala solubilidad del Mg en el rumen
Puede ser que la ración aporte la suficiente cantidad, pero las condiciones ruminales no permiten su absorción. Un pH ruminal elevado la disminuye; por el contrario un pH por debajo de 6,5 (frecuente en dietas ricas en grano) favorecen su disponibilidad. Por otro lado, Ios forrajes pueden contener compuestos orgánicos, como ácldos grasos insaturados, que en el rumen se transforman en tricarbalato y que forman sales de Mg insolubles. Los ionóforos, como la monensina, favorecen la absorción de1 Mg a1 repercutir favorablemente en su absorción.

ARTICULO COMPLETO   DESEQUILIBRIOS DEL MAGNESIO EN RUMIANTES