EL CONTROL DE LOS PARASITOS INTERNOS Y EXTERNOS DEL GANADO BOVINO

801

 

 

EL CONTROL DE LOS PARASITOS INTERNOS DEL GANADO BOVINO

Todo Medico Veterinario que se dedique a los Bovino sabe de la gran importancia que tiene el control de los parásitos, pero sin afectar el Sistema Digestivo por la gran sensibilidad de la micro flora y micro fauna de los procesos de digestibilidad para la liberación de los Ácidos Grasos Volátiles (AGV), la fuente de energía de los rumiantes, y los detritus proteínicos de esta actividad que es una fuente de proteína microbiana de los rumiantes, si la afectamos; afectaremos la nutrición y el estado general de los bovinos, al usar químicos desparasitante demasiado tóxicos, sobre todo para los microorganismos de la actividad rumian.

En el Plan de Trabajo para todo el año sobre Medicina Preventiva, Sanidad Animal y Manejo de las Granjas Lecheras de los Grupos Solidarios Guichivere No. 1 y No. 2 nos abocamos en el CONTROL DE LOS PARASITOS:

VI. CONTROL DE PARÁSITOS EXTERNOS:

Attachment.jpeg

 

Se proseguirá de acuerdo como se viene trabajando por medio de baños por aspersión (con Durban, Nacor o Asuntol) cada 14 días:

VII. CONTROL DE PARÁSITOS INTERNOS:

Se tomarán muestras para exámenes coproparasitoscopicos del 10% de los animales mensualmente (2da semana de cada mes), se desparasitará contra gastrointestinales 2 veces al año, una en el mes de Febrero y la otra en el mes de Agosto (antes de la entrada de las lluvias). De esta experiencia en el control de los parásitos aprendimos que no deberá limpiar totalmente de parásitos internos y externos a los animales porque no los dejaremos desarrollar su inmunidad contra ellos y las enfermedades que transmiten, y cuando se les bajan sus defensas, su nutrición es inadecuada o se cambian de lugar (hábitat) se verán gravemente afectados por los parásitos externos y los internos que transmiten Anaplasmosis y Piroplasmosis.

A. LOS PARÁSITOS INTERNOS DEL GANADO DE LA LECHERÍA Y DE LA CARNE:

La necesidad de controlar los parásitos internos existirá con tal de que el ganado esté en contacto con las pasturas. Sin embargo, los niveles de parásitos no son el mismo en todos los pastizales o en todo el ganado. Pasturas que se sobrecargan de animales pesadamente, generalmente tienen una carga del parásito más alta que ligeramente de ganado. El ganado en una engorda probablemente es tener las infecciones del gusano bajas que aquéllos en las pasturas. El ganado joven tendrá los parásitos más interiores típicamente que el ganado más viejo. Por consiguiente, deben desarrollarse los métodos de controlar los parásitos interiores para encajar las situaciones de la producción individuales. La desparasitación estratégica empieza con entender el ciclo de vida del parásito problema, mientras identificando el parásito estacional cambia que de una carga y llevando a cabo el control rentable. Un programa exitoso de desparasitación, junto con la dirección de la manada global buena, aumentará la producción de leche en las vacas y por eso al destete un aumento de peso de los terneros.

LOS EFECTOS DE LOS PARÁSITOS INTERNOS

Los efectos de los parásitos internos en el ganado variarán con la severidad de infección así como de la edad y nivel de tensión del animal. En general, los animales más jóvenes y animales bajo la tensión, lo más probablemente son mostrar señales de parasitismo. Las vacas maduras adquieren un grado de inmunidad a parásitos que residen en el más bajo tracto gastrointestinal. Sin embargo, el gusano café del estómago (Ostertagia ostertagi) ha evolucionado para evadir el sistema inmunológico del animal. Las cargas del parásito son muy perjudiciales en la vaca madura cerca del parto porque la inmunidad se suprime. Las vacas, sobre todo de la lechería, en la lactación temprana están a menudo en un equilibrio de energía negativo debido a la tensión de lactación. Este ganado es afectado más de las vacas en la lactación más tarde, cuando están produciéndose niveles más pequeños de leche. Los toros son típicamente más susceptibles a los parásitos interiores que las vacas.

Pueden separarse los efectos de parasitismo en dos tipos el subclínico y clínico. Las pérdidas en la productividad animal (la producción de leche, la ganancia de peso, la composición del cadáver alterado, la proporción de concepción, etc.) es todo lo que la subclínica efectúa; considerando que, visible la enfermedad, como los síntomas (la aspereza del pelo, anemia, el edema, la diarrea) son los efectos clínicos. Los efectos del subclínico son de importancia económica mayor al productor.

ARTICULO COMPLETO    EL CONTROL DE LOS PARASITOS INTERNOS Y EXTERNOS DEL GANADO BOVINO