CRIANZA DE BECERRAS Y VAQUILLAS DE REEMPLAZO: SI LA OPORTUNIDAD NO TOCA A TU PUERTA, CONSTRUYE UNA

288

CRIANZA DE BECERRAS Y VAQUILLAS DE REEMPLAZO: SI LA OPORTUNIDAD NO TOCA A TU PUERTA, CONSTRUYE UNA

La crianza de becerras y vaquillas de reemplazo no es simple, porque está compuesta por una serie de etapas que afectan en diferentes grados su objetivo principal: obtener el mayor número de vaquillas sanas, que paran aproximadamente entre 22 y 24 meses de edad, que sirvan para el reemplazo de animales y para crecimiento del hato en producción, cuando sea el caso (Rodríguez et al., 2012). Adicionalmente, representa entre el segundo y tercer lugar de los costos de producción de los establos, aunado a que los productores no ven el retorno de su inversión hasta que las vaquillas comienzan a producir leche (Tozer y Heinrichs, 2001; Heinrichs et al., 2013).

Karla Rodríguez Hernández

Tomando en cuenta lo anterior, es muy improbable que los productores no deseen hacer más eficiente su crianza de reemplazos. Sin embargo, en estos tiempos, el flujo de información es muy grande. Llega un asesor al establo y nos sugiere que se cambie el concentrado iniciador, en el reporte mensual encontramos que el porcentaje de mortalidad en jaulas se incrementó, llega un boletín con más sugerencias, el encargado de crianza dice que para mejorar necesita un tanque aislado para servir la leche, etcétera.

Entonces ¿por qué parte de la crianza comienzo a hacer mejoras? ¿cómo identifico qué acción o cambio puede tener un mayor impacto? El objetivo del presente artículo es mostrar cómo la metodología de procesos puede ayudar para identificar esas áreas de mejora. Específicamente en este artículo se abordará un ejemplo en el que el área de mejora se encuentra en la etapa decrecimiento de las vaquillas antes de la reproducción.

El caos no es una condición cuando estamos haciendo negocios. Karen Martin, consultor empresarial.

La mejor manera de empezar con las mejoras es emplear algún sistema de administración para negocios que nos ayude a encontrar de manera sistemática las áreas de oportunidad para mejorar la crianza.

La metodología de procesos, es una herramienta que permite organizar los conocimientos, tecnologías y prácticas para la producción, así como el uso de indicadores que facilitan la toma de decisiones, la corrección de problemas y que se adapta para la producción lechera. Con el uso de la metodología, las áreas de los establos lecheros se organizan por procesos, por ejemplo: manejo de forrajes, ordeño, crianza de becerras y vaquillas de reemplazo, por citar algunos, los cuales, en conjunto tienen como resultado final la obtención rentable de leche de calidad (Rodríguez et al., 2013).

De manera general, en la Región Lagunera, el proceso de crianza de becerras y vaquillas de reemplazo puede ser dividido en 5 subprocesos (Figura 1). Los subprocesos son un grupo de actividades que conllevan a un objetivo o producto que le servirá de insumo al siguiente subproceso. Para el caso específico del presente artículo definimos los subprocesos de acuerdo con las diferencias en el tipo de manejo (Rodríguez et al., 2013), alimentación (Núñez et al., 2014) yestado fisiológico de los animales:

  1. Nacimiento, se considera como día cero, en el que las actividades más importantes son la desinfección del ombligo y administración de calostro;
  2. 
Lactancia, que cubre desde 1 o 2 días después del nacimiento al destete. La duración idealmente es de 45 a 60 días, aunque puede llegar hasta los 3 meses de edad. La alimentación se basa en alimentación con leche pasteurizada o sustituto de leche y un concentrado iniciador;
  3. 
Crecimiento, este subproceso puede considerarse como uno sólo porque el manejo es muy similar. Sin embargo, la alimentación se modifica conforme avanza la edad de las vaquillas, así que se han definido tres,actividades de alimentación dentro del subproceso:
  • Crecimiento temprano o post-destete (del destete a 6 meses de edad), la alimentación principalmente se basa en concentrado y heno de alfalfa de 1a calidad, a veces se ofrecen raciones totalmente mezcladas (RTM) con henos de 1a calidad y pequeñas cantidades de ensilado de sorgo o avena;
  • Crecimiento antes de la pubertad o prepuberal (entre 7 a los 9 meses de edad), la alimentación es básicamente una RTM con base en heno de 1a calidad, ensilados y alguna fuente de proteína cruda como núcleos concentrados, pasta de soya o granos secos de destilería;
  • Crecimiento peri-puberal, durante el cual las vaquillas alcanzan la pubertad, esto es que comienzan a ciclar (entre 10 a 13 meses) y la alimentación es similar a la de la etapa previa, pero los henos son de 2a calidad;

ARTICULO COMPLETO   CRIANZA DE BECERRAS Y VAQUILLAS DE REEMPLAZO: SI LA OPORTUNIDAD NO TOCA A TU PUERTA, CONSTRUYE UNA