¿DESMOCHAR O DESCORNAR? PAUTAS PARA HACERLO DE FORMA ADECUADA

506

 

 

 

 

¿DESMOCHAR O DESCORNAR?

FORMA ADECUADA

En este estudio ponemos el foco en el procedimiento de desmochado/descornado con el objetivo principal de ofrecerles a los ganaderos el protocolo de actuación adecuado para que les resulte lo más fácil posible, se respete el bienestar animal y se cuantifique el beneficio económico de forma sencilla y palpable.

Laura Molina Veterinaria

El bienestar animal es una preocupación social, por lo que las personas dedicadas al cuidado de los animales deben responder a esa demanda de la sociedad, pero no solo por el hecho de tener que satisfacerla, sino porque realmente crean en la importancia de cumplir con los estándares de bienestar.

El protocolo que existe actualmente para llevar a cabo la certificación de bienestar animal en bovino lechero es el llamado Welfare Quality®, dentro del cual se valora la metodología que se usa para el desmochado/descornado y si se utiliza o no anestesia y/o analgesia. Cabe remarcar que el hecho de realizar dicho procedimiento de manera adecuada no debería ser para obtener más o menos puntuación, sino para conseguir efectos beneficiosos tanto para el ganadero como para el animal.

Antes de seguir avanzando, haremos una distinción entre tres conceptos importantes: desmochado, descornado y amputación. Los terneros al nacer carecen de cuernos y es alrededor de las dos semanas de vida cuando se forma el denominado botón epitelial, que se endurece alrededor de las cuatro semanas y pasa a denominarse botón cornual. A las ocho semanas comienza a adherirse al hueso frontal y en torno a los 24-32 semanas es cuando el núcleo del cuerno se abre directamente a los senos frontales.

Teniendo en cuenta los períodos de tiempo mencionados, debemos diferenciar entre desmochado, que es el que se lleva a cabo antes de las 8 semanas, y descornado, cuando la edad oscila entre las 8 y 24 semanas de edad. A partir de las 24 semanas el proceso de retirada de los cuernos se denomina amputación. Lo correcto, por tanto, es desmochar, no descornar, porque es menos doloroso y traumático, y la recuperación posterior es mucho más rápida que si realizamos el descornado, debido al cual las adherencias existentes con el periostio provocan más lesiones.

Sin embargo, es necesario puntualizar que en parte de la literatura consultada el término ‘descornado’ se suele usar indistintamente para hacer referencia al desmochado y al descornado propiamente dicho. En el presente artículo, utilizaremos indistintamente descornar para referirnos a desmochado y descornado, pero nunca para aludir al término de ‘amputación’.

“LO CORRECTO ES DESMOCHAR, NO DESCORNAR, PORQUE ES MENOS DOLOROSO Y TRAUMÁTICO, Y LA RECUPERACIÓN POSTERIOR ES MUCHO MÁS RÁPIDA QUE SI REALIZAMOS EL DESCORNADO”

Debemos tener en cuenta que la recría supone entre el 15-20 % del coste de producción. Con este escenario es muy importante prestar atención a nuestros animales en edades tempranas, ya que el manejo que reciban en este período va a tener una gran repercusión en las futuras lactaciones. Un estudio metaanalítico reveló que por cada 100 g/d de ganancia media diaria durante los primeros 60 días, se aumenta la producción lechera en la 1.a lactación hasta 225 kg (Gelsinger y col., 2016), resaltando el cuidado que se debe prestar a esta etapa temprana de la vida. Cuando los terneros son descornados sin mitigar el dolor, se produce una disminución tanto de la ingesta de leche como del consumo de pienso a corto plazo y un aumento de sensibilidad al dolor a largo plazo.

El descornado de las terneras es una práctica relativamente rutinaria en las granjas de vacuno lechero en Europa, con el fin de facilitar el manejo y disminuir el riesgo de lesiones, tanto para las personas como para otros animales. Los procedimientos más comúnmente utilizados en la granja son el descornado por cauterización (DCT) o el descornado químico (DQ). Solo entre un 21,5-32,2 % aplican algún tipo de medicación para el control del dolor (Cozzi y col., 2015). Si bien es cierto que el descornado está justificado por razones de manejo e incluso por razones de bienestar, se trata de una práctica indudablemen te dolorosa que recibe la puntuación de 7 en una escala que va del 1 al10.

ARTICULO COMPLETO  DESMOCHAR O DESCORNAR PAUTAS PARA HACERLO DE FORMA ADECUADA