Jue. Jun 13th, 2024

DIARREA INDIFERENCIADA DE LAS BECERRAS

OEA Por OEA Feb15,2023

 

 

 

 

 

DIARREA INDIFERENCIADA DE LAS BECERRAS

La diarrea indiferenciada de las becerras es un complejo de etiología multifactorial que incluye trastornos metabólicos e infecciosos, asociados a una deficiente inmunidad pasiva y a un ambiente contaminado con diversos patógenos. Estos se caracterizan por presentar diarrea profusa, deshidratación, emaciación, postración y muerte.

Ramon Alfredo Delgado Gonzalez

Los primeros 35 días de edad de las becerras son críticos para mantenerlas sanas, y que tengan un desarrollo óptimo para un buen reemplazo en un hato lechero. La enfermedad y mortalidad de becerras antes del destete y un bajo desarrollo de las vaquillas, tienen como consecuencia grandes pérdidas económicas, tanto por gastos de manejo y tratamientos, así como por retraso de la primera lactancia. Los agentes biológicos encontrados en las enteritis incluyen bacterias como Escherichia coli, Salmonella spp yClostridium perfringes. Los virus más frecuentes son Rotavirus y Coronavirus. Además los protozoarios del género Eimeria spp, Cryptosporidium spp y Giardia spp, también pueden participar en el complejo.

Diarrea Indiferenciada de las becerra

La diarrea en las becerras desde el primer día de edad puede mostrar heces acuosas, semilíquidas o pastosas, y los colores pueden variar desde blancas, amarillas, café claro, café oscuro, y frecuentemente, con presencia de fibrina, moco, mucosa, sangre fresca o sangre digerida (negra); por tal motivo, en muchas ocasiones la consistencia y el color no son significativos para emitir un diagnóstico ya que las infecciones pueden presentarse en forma simple, con un sólo patógeno, pero también son más comunes las formas de infecciones mixtas, donde pueden participar al mismo tiempo virus, bacterias y protozoarios. Es por ello que se describe a este cuadro clínico como Síndrome Diarreico Neonatal o Diarrea Indiferenciada de las Becerras.

Algunos estudios realizados en becerras lactantes con diarrea, en establos lecheros del norte de México, reportan la presencia de Rotavirus en un 46% a 57%, Coronavirus en 14 a 28%, Escherichia coli (K99) en 9.5 a 15%, Salmonella spp. en 29 a 57% y Cryptosporidium spp. en 53 a 66.6%. Las infecciones mixtas se presentan con más frecuencia que las infecciones de un sólo agente, siendo éstas desde 54% a 71.4%. Las infecciones únicas son más frecuentes para Cryptosporidium spp. de 14.3% a 15.6%, Rotavirus de 3.3 a 9.5%, Salmonellaspp. de 4.7% a 9%, Coronavirus de 0 a 3.3% y Escherichia coli 0% a 2.2%. En un 12.2% de las muestras no se encontraron los agentes infecciosos estudiados.

Cryptosporidium

La Criptosporidiosis es una enfermedad parasitaria de distribución cosmopolita causada por el parásito protozoario Cryptosporidium, el cual es transmitido por el agua, y alimentos contaminados, es encontrado intracelularmente en los enterocitos de los hospedadores animales. Las especies de Cryptosporidium afectan una amplia variedad de hospedadores vertebrados, incluyendo a los mamíferos, y produce una infección entérica que se manifiesta con diarrea aguda y profusa, la cual si se vuelve persistente, puede causar la muerte del hospedador. El conocimiento de la procedencia de los parásitos que causan criptosporidiosis en las becerras es esencial para el control de la enfermedad, ya que ésta es una de las principales causas de la diarrea indiferenciada de las becerras y produce grandes pérdidas económicas.

Las principales especies responsables de Criptosporidiosis bovina, incluyen C. parvum, C. bovis, C. andersoni,C. ryanae, aunque hay otras que se han identificado como C. felis, C. hominis, C. suis, Cryptosporidiumgenotipo ciervo, Cryptosporidium genotipo suis y Cryptosporidium porcino genotipo II. C. parvum coloniza el intestino delgado y constituye un importante agente del síndrome diarreico de los neonatos, en ocasiones acompañado por depresión, inapetencia, fiebre, deshidratación y pobre condición corporal. En bovinos adultos cursa en forma subclínica y presenta bajos niveles de infección. C. andersoni comúnmente se ha visto en ganado adulto asintomático, sin embargo, se ha asociado a abomasitis, con una ligera hiperplasia epitelial e infiltración de linfocitos, células plasmáticas y eosinófilos en lámina propia; se asocia a reducción de la producción de leche y pobre ganancia de peso, y es considerada como una especie zoonótica. Las especies C. bovis y C. ryanae infectan becerros destetados y de hasta un año de edad, en ambos casos, la infección del ganado con estas especies, no se asocia con ningún signo clínico de enfermedad.

ARTICULO COMPLETO     DIARREA INDIFERENCIADA DE LAS BECERRAS

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post