Mié. Jun 12th, 2024

EDEMA UBRE: PREVENCIÓN VERSUS TRATAMIENTO

OEA Por OEA May8,2023

 

 

 

 

EDEMA UBRE: PREVENCIÓN VERSUS TRATAMIENTO

La detección temprana del edema de las ubres puede reducir la pérdida de producción de leche.

CARLY BECKER, PENN STATE EXTENSION

Alguna vez has tocado una ubre que está tan hinchada que tu huella digital tarda unos segundos en desaparecer, como tocar un colchón de espuma viscoelástica? La piel de la ubre, que está tan apretada, es lo que causa las picaduras (depresión) de la presión de los dedos en la ubre. Este es un trastorno metabólico no infeccioso conocido como edema de las ubres.

El edema es más común inmediatamente antes o inmediatamente después del parto en vacas lecheras de alta producción, especialmente en novillas de primer ternero. Al caminar por graneros lácteos, es común ver al menos una o dos vacas con edema de la ubre. En las operaciones lácteas de Holstein, el 66 % de las vacas tienen edema de las ubres al menos una vez en su vida (Okkema y Grandin, 2021). Este trastorno causa sensibilidad en la ubre y los tetas, lo que hace que las vacas muestren un comportamiento que indica dolor y malestar.

¿Qué es el edema Ubre y cómo ocurre?

El edema Ubre es una acumulación de líquido linfático dentro y alrededor de los espacios intersticiales de la ubre (Kojouri et al., 2015). Durante el embarazo, la presión del feto en el área pélvica dificulta la circulación de la sangre y el líquido linfático, lo que resulta en una acumulación de líquido. Alimentar una ración seca de cerca que sea alta en sal puede contribuir a casos más graves de edema de las ubres. Una ubre hinchada dificulta la fijación de la unidad de ordeño y el flujo de leche puede interrumpirse, lo que lleva a problemas en el estado de la teta (Hillerton, 2022). Este trastorno no es causado por la mastitis, pero las vacas con edema de las ubres tienen un mayor riesgo de desarrollar mastitis. Las novillas de la primera novilla son más susceptibles al desarrollo de edema de las ubres porque, aunque el sistema mamario ya está en su lugar, se produce un desarrollo significativo durante la última etapa de la gestación.

El aumento de la demanda de sangre para el desarrollo continuo del sistema mamario es un precursor del edema de las ubres. La vena de leche (vena abdominal subcutánea) de las vacas maduras permite un flujo sanguíneo adecuado, mientras que la vena de leche aún no está presente en las novillas. La genética también juega un papel en la predisposición al desarrollo de edema de las ubres.

Las vacas con un alto rendimiento de leche tienen un mayor potencial genético para desarrollar edema de las ubres en comparación con las vacas con menor producción de leche (Van Dorp et al., 1998). Los factores que contribuyen a un mayor riesgo de desarrollar edema de las ubres incluyen la edad en el primer parto, la duración de la gestación, la genética, el manejo nutricional, el sobrecondicionamiento y la falta de ejercicio en el período de preparación en primer plano (Hillerton, 2022). Una mayor edad en el primer parto (AFC) y el aumento de la duración de la gestación se han correlacionado con un mayor riesgo de desarrollar edema de las ubres (Malven et al., 1983). Esto podría deberse a que estos animales están sobreacondicionados en el momento del parto. Un investigador ha informado de que las novillas de Jersey son más susceptibles a desarrollar edema de las ubres en comparación con las novillas de Holstein (Nestor et al., 1988). Esto se ha atribuido al tamaño de marco más pequeño de Jersey en comparación con el de Holstein.

Esta área de investigación no se ha estudiado a fondo desde la década de 1980, por lo tanto, es necesaria una investigación más actual para validar estos resultados. La profundidad de la Ubre el soporte de la ubre son rasgos de conformación que se han correlacionado con una mayor aparición de edema de la ubre.

Las vacas con edema de las ubres experimentan un deterioro de las estructuras de soporte de las ubres que conducen a ubres bajas (Dentine y McDaniel, 1984). Con las ubres colgantes y péndulos, las vacas van a tener un mayor riesgo de lesionarse una teja y tienen más probabilidades de recoger patógenos que causan mastitis ambiental en la abertura del extremo de la mandíbula de las superficies del establo o pasarelas.

¿Por qué deberíamos preocuparnos?

El edema ubre generalmente se resuelve dentro de una semana después del parto, pero los investigadores han informado que este trastorno metabólico puede tener efectos negativos en la vida productiva, la salud y el bienestar, y la longevidad de las vacas lecheras. Las vacas que experimentan edema de las ubres exhiben comportamientos similares a los de las vacas con mastitis, como pasar menos tiempo en la mentira y un mayor comportamiento de patadas al ser ordeñadas. Estos comportamientos indican que las vacas con edema de las ubres pueden estar experimentando dolor debido a la sensibilidad de los tetas y la hinchazón de los tejidos de las ubres.

Otra preocupación que viene con el edema de la ubre es el mayor riesgo de dermatitis de hendidura de la ubre. Esto también se conoce como «la podredumbre de las tetas», una lesión de la piel que aparece en áreas de piel estrechamente adyacentes. Por ejemplo, si hay una hinchazón severa de la ubre, la fricción en el pozo entre la pierna y la ubre puede provocar rozaduras y dermatitis.

Esta zona a veces es difícil de ver y puede ser difícil de mantener limpia y seca. Estas llagas suelen tener pus presente con la piel inflamada, un fuerte olor a «infección» y sangran fácilmente. La dermatitis de hendidura ubre se observa más comúnmente en más de 2 vacas lactantes y se asocia con un mayor riesgo de mastitis clínica (Persson Waller et al., 2014).

ARTICULO COMPLETO     EDEMA UBRE PREVENCION VERSUS TRATAMIENTO

 

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post