EFECTOS DE LA PROTEÍNA SOBRE LA REPRODUCCIÓN

248

 

 

 

LA PROTEINA SOBRE LA REPRODUCCIÓN

METABOLISMO RUMINAL DE LOS COMPUESTOS NITROGENADOS

1) Características del metabolismo proteico de los rumiantes

La degradación de las proteínas es similar en rumiantes y no rumiantes, a través de enzimas pancreáticas (tripsina, quimotripsina y carboxipeptidasas) se degradan a péptidos y estos a oligopéptidos (di y tri) por oligopeptidasas presentes en el enterocito para ser absorbidas por este.

La proteína intestinal es diferente a la ingerida pues más de la mitad es degradada por los microrganismos, a través de proteasas, a aminoácidos (áá) y péptidos que son absorbidos por ellos; se creía que a péptidos de 16 áá pero se demostró que no se absorben cadenas de más de 5 áá. Ya en el microrganismo se hidrolizan a áá que bien pueden ser utilizados para sintetizar proteína bacteriana o bien (en la mayoría de los casos) como fuente de energía. En este caso el amino (NH2) es separado y la energía es obtenida de la cadena carbonada. Los NH2 se reducen a amoniaco (NH3) y a amonio (NH4), este actúa como indicador de la actividad proteolítica del rumen. Los protozoos tienen mayor actividad proteolítica pero al ser una población menor que los hongos y bacterias, solo degradan del 10 al 20%, los hongos un poco más y las bacterias más del 50%.

Autor/es: RICARDO QUIÑONES ESPINOSA. MVZ, M Sc (c)

2) Independientemente del aporte proteico la mayor parte de la proteína que viene del rumen proviene del soma bacteriano.

Así como la bacterias desdoblan áá para obtener energía, también los pueden re sintetizar (a través de una ruta inversa) para unir cadenas de carbohidratos con (NH4) u otra fuente de Nitrógeno (N2). Los microrganismos pueden obtener su proteína a partir de NH4 como único aporte de nitrógeno, sin embargo en el rumen se cubren con más del 50% de los áá de la dieta; ya que el crecimiento bacteriano es mayor cuando el N2 proviene de proteínas que cuando se obtiene de otra fuente no proteica (NNP).Según sea la dieta del 40 al 95% de la proteína bacteriana se deriva del NH4.

Las bacterias pasan con el quimo hacia el intestino donde son digeridas convirtiéndose en una fuente de proteína muy importante para el rumiante. Poseen del 30 al 50% de proteína verdadera con 70-75% de digestibilidad y 70% de valor bilógico; además aporta los áá esenciales para el rumiante.

A su vez, los protozoos no pueden sintetizar proteína a partir de NH4 dependiendo de áá preformados de la dieta o de otros microrganismos. Al consumir proteína bacteriana elevan su valor biológico sintetizando proteínas con cantidad y tipo de áá más cercanos a la requerida por el rumiante lo que se conoce como “animalización de la proteína”; esto es muy beneficioso pues al ser degradado el protozoo en el intestino, aprovecha sus proteínas, aunque son solo el 10% de la biomasa ruminal. Un efecto negativo de esto es que al alimentarse de microrganismos ruminales básicamente, hacen que del 30 al 50% del N2 se recicle en el rumen.

3) La cantidad de proteína bacteriana que llega al intestino depende del aporte energético de la dieta y su equilibrio con el aporte de N2.

Aporte de Energía: una dieta balanceada aporta mayor cantidad de energía, estimula la división microbiana y y por lo tanto su concentración en el rumen, llevando a un mayor paso al intestino.

Se requieren dos sustratos para sintetizar proteínas somáticas: las cadenas de Carbono (C2) y una fuente de N2. Si hay desequilibrio entre estos dos compuestos se ve afectada la producción de proteína ruminal.
Si hay exceso de N2 (origen proteico o NNP) se aumenta el NH4 pues este no se usaría en la síntesis de proteína por falta de cadenas carbonadas; lo cual origina dos situaciones: 1) aumenta el pH ruminal (rango óptimo 5,5-7,0) alterando su función. 2) El NH4 se absorbe en el rumen, pasa a ser detoxicado en el hígado para formar urea; esto implica un gasto adicional de energía, además de competir con la gluconeogénesis viéndose agravada en situaciones de alta demanda energética como la gestación o la lactancia. Además el exceso de NH4 reduce la absorción de magnesio originando hipomagnesemia al formar una sal que secuestra a este mineral.

Si hay déficit de N2 este se convierte en factor limitante pues no se forman los grupos NH2. Se estima que el mayor desarrollo bacteriano se logra con 5 mg/dl; valores superiores originan desbalance por exceso.
Los forrajes tienen proteína en cantidades adecuadas, por lo tanto se requieren carbohidratos (CHO’s) de alta disponibilidad. En época de lluvias el balance es perfecto pues los forrajes tienen alta concentración de CHO’s solubles, pero en época seca se mantiene la concentración de proteína pero los CHO’s solubles bajan, creándose un desbalance por exceso de NH4 en el rumen.

ARTICULO COMPLETO   EFECTOS DE LA PROTEINA SOBRE A REPRODUCCION