EL GRAN DESAFÍO QUE SUPONE EL BIENESTAR EN EL GANADO LECHERO

136

 

 

 

 

EL GRAN DESAFÍO QUE SUPONE EL BIENESTAR EN EL GANADO LECHERO

Repaso a los estándares de bienestar animal para el vacuno productor de leche

Entender el comportamiento de las vacas y sus necesidades ayudará a mejorar su bienestar. Así, los animales estarán más sanos y confortables, lo que redundará en su producción.

Elena de Torres Especialista en Bienestar Animal
Universidad de La República de Uruguay Integrante del Centro Colaborador de la OIE de Bienestar Animal para Chile y Uruguay Imágenes cedidas por la autora

El bienestar es el estado de un individuo tratando de adaptarse al medio ambiente que lo rodea (Brom, 1986). En lo que respecta al bienestar animal, los estándares que se consideran son:

1-Libres de hambre y sed.
2-Libres de malestar físico y térmico.
3-Libres de enfermedades y lesiones.
4-Libres para poder expresar un patrón de comportamiento normal. 5-Libres de miedos y angustias.

En este artículo se revisarán los estándares de bienestar animal para el ganado vacuno lechero.

Libres de hambre y sed

page1image30465760

La evaluación de la falta de hambre en los animales se realiza a través de la medición de la condición corporal de las vacas en ordeño y secas cada 15-20 días, usando la escala del 1 al 5. Se deben observar los puntos que se indican en la figura 1. Es deseable que las vacas alcancen el parto con una condición corporal entre 3,25-3,75 y que durante la lactancia se mantengan entre 2,5-4.

Para que los animales estén libres de sed es importante ofrecerles agua en cantidad y calidad adecuada. Para asegurar una buena cantidad de agua se deben tener en cuenta los requerimientos para bovinos de leche (tabla). En cuanto a la calidad, si la vaca dispone de agua limpia y fresca va a consumir lo que precisa, sino sólo lo imprescindible.

Libres de malestar físico y térmico

Las vacas se encuentran cómodas bajo las siguientes condiciones ambientales:

5-21 °C de temperatura ambiente.
50 % de humedad relativa.
3-8 km/h de velocidad del viento.
Si las vacas no se encuentran en su zona de confort pueden sufrir estrés (el más común es el estrés calórico), pero también pueden sufrir estrés temporal, si las condiciones desfavorables duran varios días y se combinan con la presencia de barro. Es, por tanto, imprescindible, mantener los alrededores en buen estado y minimizar la presencia de barro para contribuir a evitar lesiones en los miembros y las ubres de las vacas.

Libres de enfermedades y lesiones

Figura 2. Vaca con problemas de patas.
Es importante tomar todas las medidas preventivas necesarias para que no se produzcan lesiones ni enfermedades, sobre todo en el preparto y en el posparto temprano, momento en el que las vacas presentan las defensas más bajas. Las posibles enfermedades que se pueden dar son los problemas de patas, metritis, mastitis y alteración de la piel de las ubres .

ARTICULO COMPLETO     EL GRAN DESAFÍO QUE SUPONE EL BIENESTAR EN EL GANADO