EL USO DE ADITIVOS PARA OPTIMIZAR LA FUNCIÓN RUMIAL EN VACUNO LECHERO

145

 

 

 

 

EL USO DE ADITIVOS PARA OPTIMIZAR LA FUNCIÓN RUMIAL EN VACUNO LECHERO

Actualmente, los retos de la producción animal son complicados de alcanzar dado que las necesidades alimentarias son mayores, año tras año, al aumentar la población mundial. A su vez, esta exigente situación nos pide también una utilización eficiente y sostenible de los recursos.

Anna Fernández Oller. es el autor de este artículo

Estos dos aspectos nos llevan todavía más a buscar la eficiencia alimenticia en nuestras explotaciones ganaderas, teniendo como principal objetivo el ‘producir más con menos’ para reducir así, además, las excreciones de nutrientes al medio y mejorar la huella ecológica que significa la producción ganadera.

En la producción lechera, la eficiencia alimenticia se define como la leche producida por unidad de materia seca consumida y, actualmente, dados los bajos precios de la leche y los altos costos de alimentación en las raciones de las vacas lecheras que a menudo pueden representar más del 50% de los costos de producción, ésta cobra mucha más importancia.

De este modo, los factores que afectan la eficiencia alimenticia en el vacuno lechero son: días en leche, edad, crecimiento, cambios de la condición corporal, peso corporal, calidad del forraje, aditivos incluidos en los piensos y factores ambientales. Y, de entre ellos, los aditivos se definen como aquellos ingredientes no-nutricionales incluidos en el pienso que pueden aumentar la eficiencia cuando su suplementación aumenta la producción de leche en relación con el consumo de materia seca o disminuye el consumo de materia seca con respecto a la producción de leche.

La evaluación de la utilización de aditivos en vacuno lechero se hará sobre los siguientes factores: respuesta esperada, rendimiento económico, investigación disponible, y los resultados en campo, que se traducirán en:

  • Una mayor producción de leche (en pico de lactación y/o persistencia curva de lactación)
  • Un aumento de los componentes de la leche (proteínas y / o grasas)
  • Un mayor consumo de materia seca
  • La estimulación de la síntesis microbiana ruminal de proteínas y / o ácidos grasos volátiles (AGV)
    • Una mayor de los nutrientes en el tracto digestivo
    • Una mayor estabilidad en el ambiente ruminal y en pH
    • Una reducción de los efectos del estrés de calor
    • Una mejora de la salud (menos cetosis, menor acidosis o mejor respuesta inmune)
      Pero, además, deberemos tener en cuenta tres aspectos para dar validez a esos resultados :

-La fiabilidad, que se cierne a la base de datos de la investigación que se ha publicado sobre ese aditivo, que establece la capacidad de predecir que el producto pueda tener una respuesta positiva en una amplia gama de raciones, que genera una curva normal de la respuesta del aditivo en varios estudios y que reduce al mínimo el riesgo de no obtener un beneficio positivo para los costos de la ración.

-La repetibilidad que viene representada por los resultados de los datos estadísticos obtenidos (media y desviación estándar). Así, se debe asumir ésta a la hora de seleccionar cada aditivo y concluir que se asume la probabilidad que dé una respuesta rentable.

-La relatividad que se refiere a otros productos, cambios en la gestión o prácticas de manejo a adaptar y que serían sustitutivos al uso de ese aditivo.

Como ya es sabido, los aditivos se clasifican, según Reglamento (EC) 1831/2003 en: tecnológicos, sensoriales, nutricionales y zootécnicos. Aunque, sobre la base de la eficacia alimenticia, se podría realizar una clasificación de los aditivos específicos utilizados en la actualidad en vacuno lechero, y que sería como sigue:

1.Preventivos de deficiencias:

-Aminoácidos específicos –Met.,Lys.- y Oligoelementos.
-Componentes nitrogenados (urea y urea recubierta).
-Glicerol y Propilenglicol (ingredientes alimentarios).

ARTICULO COMPLETO    EL USO DE ADITIVOS PARA OPTIMIZAR LA FUNCION RUMIAL EN VACUNO LECHERO