Lun. Jun 24th, 2024

ELECTROLITOS PARA TERNERAS LECHERAS

OEA Por OEA Mar4,2015

 

 

 

 

 

ELECTROLITOS PARA TERNERAS LECHERAS

Introducción

Se utilizan soluciones de rehidratación oral para reponer los líquidos y electrolitos que se pierden durante el curso de la diarrea. Estas soluciones, también conocidas como electrolitos, son una manera conveniente de tratar a los terneros con diarrea. Existen muchas marcas de electrolitos en el mercado que ofrecen tratamiento para la diarrea mediante la rehidratación y reposición de electrolitos. Estos productos, sin embargo, pueden variar y para cada lechería individual debe elegirse el adecuado.

Sylvia Kehoe, Jud Heinrichs
Universidad Estatal de Pensilvania Departamento de Lechería y Ciencia Animal

Las terapias de rehidratación oral están diseñadas para mejorar el equilibrio ácido – base mediante la provisión de agua y electrolitos. Aunque en general son fáciles de usar, la diarrea neonatal de terneros es todavía una de las principales causas de muerte y las pérdidas económicas en la industria lechera. Según NAHMS (2002), anualmente el promedio de mortalidad de terneros es de 8,7%, de los cuales el 62,1% se debe a diarrea. En los últimos años, el promedio de mortalidad debida a diarrea fue de 60,5% en 1996 y 52,5% en 1991, indicando una expansión del problema en la industria lechera.

Aunque conveniente y fácil de usar, la capacidad de utilización de rehidratación oral para el tratamiento es limitada cuando hay una deficiencia de procedimientos para tratamientos de enfermedades en la granja. Las explotaciones ganaderas deben tener un procedimiento normado de trabajo para el tratamiento de los terneros afectados con diarrea, que incluya cuando utilizar soluciones de rehidratación oral, cuánto dar y muchas otras preguntas que pueden surgir sin el debido procedimiento.

Causas de Diarrea

Hay dos tipos principales de diarrea en terneros neonatales: nutricional y patógena. Las causas nutricionales de diarrea pueden incluir el cambio de fabricante de los sustitutos de leche, el cambio de el uso de residuos de leche a sustituto lácteo, el transporte, el clima, las vacunaciones, descornar, etc. Estos tipos de diarrea son causados por el estrés y por lo general son de carácter temporal. Debido a que no hay graves daños a las vellosidades intestinales, la condición de los terneros puede mejorar incluso sin tratamiento, una vez que la fuente de estrés retroceda o desaparezca. Sin embargo, la diarrea nutricional puede causar tanta pérdida de agua y deshidratación como la diarrea patógena y estos terneros deben ser minuciosamente vigilados y eventualmente tratados, sobre todo si son jóvenes.

Las causas de la diarrea patógena pueden incluir cualquier bacteria o virus encontrado en una granja y pueden variar de una granja a otra. Los terneros de alrededor de una a tres semanas de edad, comienzan mostrando síntomas clínicos, tales como diarrea. La infección puede producirse por el contacto con otros terneros enfermos, o a través de los trabajadores mientras ellos alimentan o realizan tareas de manejo de terneros, o por el medio ambiente. Agentes patógenos comunes que causan las infecciones entéricas incluyen rotavirus, coronavirus, E. coli, salmonella y cryptosporidia, así como muchos otros.

Después del nacimiento, se obtiene una inmunidad pasiva a través de la ingestión calostro; sin embargo esta inmunidad disminuye a medida que el sistema inmune de la ternera lentamente aumenta su propia capacidad para producir una respuesta a la infección. Las terneras se vuelven vulnerables a la infección cuando la inmunidad pasiva ha disminuido, pero su propio sistema inmunológico aún no se ha reforzado plenamente.

¿Cuándo se debe tratar con electrolitos?

Durante un día de diarrea, las terneras pierden de 5 a 10% de su peso corporal en agua. La pérdida de fluidos por encima del 8% requiere tratamiento intravenoso (IV), y más del 14% de pérdida de fluidos puede resultar en la muerte (Figura 1). Por eso es muy importante vigilar las terneras diariamente y tratarlas con rapidez cuando se observan signos de la enfermedad. Se puede calcular la cantidad de agua perdida por diarrea en los terneros utilizando síntomas como: persistencia del pliegue cutáneo, condición de las encías, la actitud y la capacidad para succionar o permanecer de pie (Cuadro 1).

Para evaluar la hidratación mediante la persistencia del pliegue cutáneo, se debe plegar un sector de la piel (a modo de un pellizco abarcando una mayor cantidad de piel, mejor si se hace en el cuello) y contar los segundos que tarda en recuperar la flacidez luego de plegarla. Si la piel retorna a la flacidez en menos de 2 segundos, esto indica hidratación normal. Si la piel tarda de 2 a 6 segundos para retornar a la flacidez, la ternera tiene alrededor de 8% de deshidratación. Más de 6 segundos indica deshidratación severa por encima del 10%. Las encías pueden ser evaluadas observando su color y juzgando la humedad. Encías normales deben ser rosadas y húmedas, pero si las encías están secas y de color blanco, esto indica 8 a 10% de deshidratación. Una de las mejores medidas de estimar deshidratación y enfermedad en terneros es su actitud durante el amamantamiento. Las terneras pueden no mostrar síntomas de deshidratación, pero si pueden mostrar que necesitan apoyo para mamar, entonces se debe vigilar de cerca para diagnosticar diarrea, u otras enfermedades.

ARTICULO COMPLETO    ELECTROLITOS PARA TERNERAS LECHERAS

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post