UNA PRACTICA MIRADA A LA MASTITIS CONTAGIOSA

126

 

 

 

 

UNA PRACTICA MIRADA A LA MASTITIS CONTAGIOSA

Los microorganismos patógenos que más frecuentemente causan mastitis pueden ser divididos en dos grupos basados en su procedencia: patógenos ambientales y patógenos contagiosos. Los principales patógenos contagiosos son Streptococcus agalactiae. Staphylococcus aureus y Micoplasma spp.

Con la excepción de algunas infecciones por micoplasma que pueden originarse de otros sitios del cuerpo de las vacas y diseminarse sistémicamente, estos tres organismos entran a la glándula mamaria a través del canal del pezón. Los organismos contagiosos están bien adaptados para sobrevivir y crecer en la glándula mamaria y frecuentemente causan infecciones que duran semanas, meses o años. La glándula infectada es la principal fuente de estos organismos en un hato lechero y la transmisión de los patógenos contagiosos a cuartos y vacas no infectadas ocurre principalmente durante el ordeño. Este documento describe las características de las infecciones intramamarias contagiosas, los esfuerzos de manejo y procedimientos específicos de control para reducir la tasa de nuevas infecciones por estos organismos, así como también un programa de control de la mastitis contagiosa paso por paso.

ORGANISMOS

Streptococcus agalactiae

Streptococcus agalactiae es un común agente que causa mastitis cuya erradicación de hatos individuales es práctica y.economicamente efectiva. La mayoría de las vacas infectadas muestran pocos signos clínicos de mastitis, tales como leche anormal, pero generalmente presentan altos conteos de células somáticas (SCC por sus siglas en inglés). Generalmente una disminución en la producción de leche acompaña a la infección. Se debe sospechar de mastitis causadas por Stre. agalactiae en un hato si las SCC en leche de vacas individuales o del tanque comienza a elevarse y permanece así, especialmente cuando el SCC de leche de tanque es de 1,000,000 de células/ml o más. Ocasionalmente altos conteos de bacterias en la leche de tanque ocurrirán cuando las ubres infectadas eliminan en la leche elevados números de Strep. agalactiae.

Streptococcus agalactiae infecta principalmente la cisterna y el sistema ductal de la glándula mamaria. Se produce un irritante que causa inflamación de la glándula, que la mayoría de las veces es subclínica con síntomas clínicos ocasionalmente. La acumulación de desperdicios bacterianos intensifica la respuesta inflamatoria, resultando en destrucción del tejido productor de leche, reduciendo la producción de leche o causando agalactia. Streptococcus agalactiae rara vez produce enfermedad severa, pero el extensivo daño de un cuarto puede causar que en las subsiguientes lactaciones sea improductivo.

Staphylococcus aureus

Staphylococcus aureus es más difícil de erradicar que Strep. agalactiae, pero es definitivamente controlable. Las ubres infectadas son la fuente de infección más importante. El organismo coloniza bien en lesiones de la piel de los pezones y en el canal del pezón y posteriormente pasa adentro de la glándula mamaria. El organismo puede también sobrevivir en otros sitios del cuerpo de la vaca. La mastitis

causada por Staph. aureus produce más daño al tejido productor de leche que Strep. agalactiae y disminuye la producción de leche reportándose el 45 % de pérdidas por cuarto y 15 % de la producción en vacas infectadas. Signos recurrentes de mastitis clínica leve frecuentemente causan pérdidas adicionales. Altos conteos bacterianos en tanque de leche generalmente no se presentan en mastitis por Staph. aureus. Sin embargo, conforme el número de vacas infectadas aumenta, el número de SCC de la leche de tanque incrementa, dando como resultado disminución en la calidad de la leche. Hatos con un nivel de SCC de leche de tanque mayores de 300,000 a 500,000 células/ml frecuentemente tienen una alta prevalencia de cuartos infectados con Staph aureus. La bacteria daña el sistema ductal y establece infecciones en puntos profundos del tejido secretor de leche, produciendo posteriormente la formación de abscesos, encapsulando a las bacterias con tejido cicatrizado. Este fenómeno de encapsulamiento con tejido cicatrizado es parcialmente el responsable de las pobres tasas de curación de las infecciones por Staph. aureus con terapia con antibióticos. Durante la etapa inicial de la infección, el daño es mínimo y reversible. Sin embargo, los abscesos pueden liberar estafilococos que inician el proceso infeccioso en otras áreas de la glándula con formación de más abscesos y causando daños irreversibles en el tejido. Ocasionalmente las infecciones por Staph. aureus pueden causar mastitis hiperaguda con gangrena. Esta mastitis gangrenosa se caracteriza por una decoloración en parches azulados y enfriamiento del tejido afectado.

ARTICULO COMPLETO     UNA PRACTICA MIRADA A LA MASTITIS CONTAGIOSA