ENDOTOXINAS Y SARA EN LAS VACAS LECHERAS – UN CÍRCULO VICIOSO

193

 

 

 

 

 

 

 

UN CÍRCULO VICIOSO ENDOTOXINAS Y SARA EN LAS VACAS LECHERAS

La acidosis ruminal subaguda (SARA) es un trastorno metabólico observado frecuentemente en las vacas lecheras. A menudo se asocia con hatos con buen manejo y altamente productivos.

Álvaro Pedroche Technical Sales Manager LATAM

De hecho, las vacas lecheras de alta producción suelen ser alimentadas con dietas altas en granos y bajas en fibra.

Es conocido que la transición de dietas de baja energía a dietas altamente fermentables, por ejemplo, durante la transición del período seco a la lactancia, predispone al ganado a padecer SARA. A diferencia de la acidosis ruminal aguda, que presenta claros signos clínicos, las vacas con acidosis ruminal subaguda presentan síntomas que no están bien definidos. Los síntomas más comunes asociados a la SARA son un consumo de alimento inconsistente o reducido y la disminución de la producción de leche y del contenido de grasa de la leche. Otros síntomas incluyen un bajo puntaje en la condición corporal, diarrea e incluso mastitis. Las encuestas documentan la prevalencia de la SARA entre el 19% y el 26% en los dos primeros tercios de la lactancia. La acidosis ruminal subaguda causa importantes pérdidas económicas en la industria lechera, con unos costos estimados en alrededor de USD 1.12 por día y por vaca afectada.

¿Qué es SARA?

Para satisfacer las necesidades de energía y proteínas de las vacas lecheras de alta producción, se requiere el uso de dietas altamente fermentables. Los granos, como la cebada y el maíz, tienen un alto contenido de carbohidratos fácilmente fermentables que se descomponen rápidamente por la microbiota ruminal, lo que conduce a la producción de ácidos grasos volátiles (AGV) y ácido láctico. Los AGV son absorbidos por las papilas ruminales y proporcionan hasta el 80% de las necesidades energéticas del animal.

Una transición abrupta a una dieta altamente fermentable hace que la tasa de producción de AGV por fermentación ruminal exceda la tasa de amortiguación ruminal, el pasaje y especialmente la absorción, disminuyendo el pH ruminal por debajo de 5,6. La acidosis ruminal subaguda se caracteriza por largos períodos con un pH ruminal inferior a 5,6.

Los efectos de la SARA

La SARA tiene graves consecuencias para la salud del rumen, ya que induce alteraciones en el epitelio y el microbioma ruminal. El daño celular epitelial marcado y la alteración de las uniones estrechas del epitelio ruminal por la SARA causan una disminución de la absorción de nutrientes y de la función de barrera de la mucosa del rumen, lo que permite el libre paso de toxinas (endotoxinas y micotoxinas) y patógenos. Además, la SARA inducida por la alimentación altamente concentrada reduce la diversidad, riqueza y abundancia de muchas especies microbianas beneficiosas en el rumen, lo que da lugar a una disbiosis bacteriana.

Los efectos de la SARA van más allá de un pH ruminal bajo y una salud ruminal reducida, e incluyen también laminitis, inflamación, disminución del consumo de alimento y reducción de la digestibilidad de la fibra, menor producción lechera y contenido de grasa de la leche, lo que en última instancia conduce a una reducción de la salud, el bienestar y la productividad de las vacas lecheras.