ENFERMEDAD RESPIRATORIA EN LAS TERNERAS

125

 

 

 

 

ENFERMEDAD RESPIRATORIA EN LAS TERNERAS 

Soy un ganadero que realizo mi propia recría de novillas. He observado que siempre tengo un goteo de animales resfriados. No suelen ser muchos, pero a veces en esta época se disparan los casos. ¿A qué es debido? ¿podría hacer algo para evitarlo?

Responden: José María San Miguel*, Nacho Peón*, Eugenia Peralta*, Alfredo Suárez-Inclán* – ANEMBE

La enfermedad respiratoria bovina (ERB) es un proceso que depende de múltiples factores y, tal como ha observado, aparece muy frecuentemente en las explotaciones de vacuno lechero.

En la ERB intervienen diversos virus y bacterias que actúan de forma aislada o en combinación, por ello es tan complejo controlar su aparición.

Para luchar frente a esta enfermedad, debe diseñarse una estrategia de prevención integral, dirigida a todos los agentes que intervienen en el proceso.

¿Cuáles son los principales agentes causantes de enfermedad respiratoria bovina en novillas?

En primer lugar, están los patógenos considerados como primarios, los virus, entre los que se encuentran el de la rinotraqueítis infecciosa bovina (IBR), el de la diarrea vírica bovina (BVD), el respiratorio sincitial bovino (RSV) y el de la parainfluenza 3 (PI3). Entre los agentes primarios, se encuentran algunas bacterias, como Mycoplasma bovis y Mannheimia haemolytica. También Histophilus somni, pero no es un agente con una incidencia apreciable en España.

En segundo lugar, están los patógenos secundarios, que pueden intervenir también en el proceso. En el caso de España, se encuentran bacterias como Pasteurella multocida y Trueperella pyogenes.

Adicionalmente, existen agentes predisponentes, que pueden favorecer el desarrollo de la enfermedad como: estrés, manejo inadecuado, mezcla de animales de diferentes orígenes, tipo de alojamiento, etc. * Servicio Técnico de Rumiantes. Zoetis España

¿Aparecen todos con la misma frecuencia?

Intentando responder a esta pregunta, recientemente desarrollamos un estudio de campo de ámbito nacional sobre prevalencia de la ERB en vacuno de leche, en el que participaron un conjunto de explotaciones que agrupaban un censo total de 33.250 novillas (o 16.600 novillas menores de 1 año).

La investigación puso de manifiesto la alta seroprevalencia de granja frente a los cuatro virus implicados. O dicho de otro modo, de las granjas muestreadas, ¿en cuántas aparecían animales con presencia de anticuerpos frente a estos virus? Los resultados fueron los siguientes:el 90% de las explotaciones muestreadas tenía animales con presencia de anticuerpos frente a la PI3; 82% frente a RSV; 64% frente a BVD y 45% frente a IBR.

Pero tan importante o más que ese dato era saber dentro de una explotación positiva, cuántos animales testados eran positivos. Es decir, de media, ¿cuántos animales de una misma granja, habían estado en contacto con el virus y seroconvertido? De las granjas positivas, en el 53% de los animales se detectó PI3; en el 52%, RSV; en el 47%, BVD y en el 47%, IBR.

Es decir, en explotaciones positivas, la mitad de los animales testados son positivos a todos los virus buscados.

Respecto a los resultados de bacteriología, en el 78% de las granjas, había una o más bacterias presentes. M. bovis fue la principal bacteria involucrada en los brotes de ERB, siendo detectada en el 75% de las explotaciones.

Además, hay un punto clave a tener en cuenta en estos resultados, que es la edad de las novillas testadas. El estudio se centró en animales muy jóvenes, la mayoría de ellos menores de 4 meses de vida, por lo que cabría esperar, que las prevalencias en el plantel de animales adultos, fueran muy superiores.

ARTICULO COMPLETO   ENFERMEDAD RESPIRATORIA EN LAS TERNERAS