Lun. Jul 15th, 2024

ENFOQUES NUTRICIONALES PARA COMBATIR LA DISMINUCIÓN DE LA REPRODUCCIÓN EN LAS VACAS LECHERAS

OEA Por OEA Dic20,2023

 

 

 

 

 

ENFOQUES NUTRICIONALES PARA COMBATIR LA DISMINUCIÓN DE LA REPRODUCCIÓN EN LAS VACAS LECHERAS

La vaca lechera moderna es un asombroso atleta fisiológico, adaptado específicamente a una alta producción de leche. Sin embargo, estas adaptaciones pueden tener un efecto perjudicial en la salud y la producción de las vacas, en particular, en la función inmunológica, el metabolismo y el rendimiento reproductivo.

Jonathan Statham considera, en la primera parte de un artículo de dos partes, cómo la nutrición puede ser utilizada para mejorar la salud del rebaño.

La nutrición ofrece una oportunidad para una auténtica gestión de la salud del rebaño basada en evidencia, como parte de un enfoque general del equipo de la explotación. En particular, se requiere un enfoque nuevo para revertir la disminución del rendimiento reproductivo demostrada por las vacas lecheras de alta producción en los últimos 10 a 15 años.

Introducción
En la primera etapa de la lactancia, las vacas lecheras enfrentan desafíos nutricionales abrumadores. La producción de leche está impulsada por la síntesis de lactosa, lo que genera una gran demanda de glucosa y garantiza el papel crítico de la homeostasis de la glucosa en las vacas posparto. Los requisitos diarios de mantenimiento dependen tanto del tamaño como de la raza del animal, por lo que, por ejemplo, una Holstein de 700 kg requiere aproximadamente 80 megajulios (MJ) al día y cada litro de leche producido requiere aproximadamente 5.5MJ adicionales. En consecuencia, una vaca que produce 50 litros de leche requiere aproximadamente 350MJ y trabaja a más de cuatro veces el mantenimiento.

Si consideramos la ingesta de materia seca (MS) probable en el primer mes después del parto y la densidad de energía de los forrajes y otros alimentos disponibles, está claro que los requerimientos energéticos de las vacas que producen de 9,000L a 10,000L de leche al año no se pueden satisfacer sin que la vaca movilice reservas corporales. Estas vacas se encuentran, por lo tanto, en un significativo desequilibrio energético negativo (DEN) durante la primera etapa de la lactancia.

La ingesta diaria de 21 kg de MS de una ración de 12.5 MJ/kg de MS aún requiere la movilización de 2 kg de reservas corporales al día. En 40 a 60 días, la pérdida total de condición corporal se acercaría a 80 kg a 100 kg, o aproximadamente una puntuación de condición corporal (PCC) – comprometiendo el rendimiento de fertilidad y la salud.

• Mérito genético, grasa y el hígado

A medida que aumenta el mérito genético, se producen aumentos relativamente pequeños en la ingesta de alimento. El aumento en la producción de leche en las vacas de alto mérito genético se debe en gran medida a cambios en la distribución de nutrientes entre la producción de leche y la ganancia de tejido. La disponibilidad de glucosa para la producción de lactosa y la producción de volumen de leche se logra parcialmente a través de cambios en la sensibilidad a la insulina en los tejidos periféricos. Por lo tanto, aunque aumentar el mérito mejora la eficiencia general de la energía metabolizable (EM) utilizada para la producción de leche, los animales de alto mérito producen más leche que los de menor mérito, al menos en parte, al aumentar la movilización de reservas corporales.

El manejo de los cambios en la puntuación de la condición corporal (PCC) a lo largo del ciclo de producción es fundamental para el proceso de producir leche sin predisponer a la vaca a una movilización excesiva de las reservas de grasa durante la transición del período seco al pico de lactancia. Esta movilización de grasa tiene efectos perjudiciales en la salud y la fertilidad, y se cree que es un factor de riesgo común para enfermedades metabólicas, como el hígado graso, la cetosis tipo II, la retención de placenta y el desplazamiento del abomaso.

ARTICULO COMPLETO     ENFOQUE NUTRICIONALES PARS COMBATIR LA DISMINUCION DE LA REPRODUCCION EN LAS VACAS LECHERAS PARTE UNO

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post