¿ESTAMOS ORDEÑANDO A LAS VACAS EFICIENTEMENTE?

451

 

 

 

 

 

¿ESTAMOS ORDEÑANDO A LAS VACAS EFICIENTEMENTE?

En este estudio ponemos el foco en la importancia de la eficiencia del ordeño de las vacas, es decir, el porcentaje de tiempo en que el animal está conectado a la unidad de ordeño, un aspecto que se tiene menos en cuenta a la hora de hablar de eficiencia, la cual se suele vincular con la sala de ordeño.

Paola Bacigalupo Sanguesa Veterinaria, educadora de Extensión, Universidad del Estado de Michigan (MSU)

Comúnmente cuando se habla de eficiencia del proceso de ordeño de una granja se hace en referencia a la sala de ordeño. Vacas ordeñadas por hora, litros por hora o vacas por ordeñador por hora son algunas de las mediciones que se usan frecuentemente y los productores y consultores ponen atención a estos números para medir el rendimiento de su ordeño. Sin embargo, estas mediciones no nos cuentan la historia completa y dejan de lado un componente muy relevante: la eficiencia de ordeño, la cual se define como el porcentaje de tiempo que la vaca tiene la unidad de ordeño conectada, donde el flujo de leche es cercano al máximo. Por ejemplo, una vaca que tiene la máquina de ordeño conectada 5 minutos y un flujo de leche intenso durante 4 minutos y 45 segundos logra una eficiencia de ordeño de un 95 % ([285 segundos/300 segundos]*100). Si bien eficiencias de ordeño de 95 % son posibles, eficiencias de 100 % no lo son, ya que implicaría que la vaca tiene un flujo máximo en cada segundo que tiene la unidad de ordeño conectada.

Una granja lechera puede tener una excelente eficiencia de sala de ordeño y una mala eficiencia de ordeño o viceversa, así como también ambas pueden ser buenas o ambas malas. Lo que se desea últimamente es tener las dos eficiencias al máximo posible, acorde con las características de la granja y así maximizar el uso de recursos asociados al ordeño.

“LO QUE SE DESEA ÚLTIMAMENTE ES TENER LAS DOS EFICIENCIAS AL MÁXIMO POSIBLE, ACORDE CON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA GRANJA Y ASÍ MAXIMIZAR EL USO DE RECURSOS ASOCIADOS AL ORDEÑO”

FACTORES QUE AFECTAN LA EFICIENCIA DE ORDEÑO

Eficiencias de ordeño bajas pueden ser la consecuencia de demoras en la eyección de la leche durante el inicio del ordeño y/o del sobreordeño al final del proceso. Estos eventos tienen distintas causas, pero pueden afectar la eficiencia de ordeño de igual forma.

• Demora en la eyección de la leche o bajada de leche bimodal La demora en eyección de la leche o bajada de leche bimodal se refiere a una baja pronunciada o pausa en el flujo de la leche una vez iniciado el proceso de ordeño debido a la interrupción entre el flujo de leche que proviene de la cisterna y la leche contenida en los alveolos de la glándula mamaria (Bruckmaier & Blum, 1998).

La mayoría de las causas de demoras en la eyección de leche son asociadas a la oxitocina. Los alveolos almacenan cerca del 80 % de leche producida entre ordeños (Pfeilsticker et al., 1996) y la eyección de la leche desde los alveolos es oxitocina-dependiente (Bruckmaier & Blum, 1998). En las vacas, la estimulación táctil de los pezones que se realiza durante la rutina de ordeño es necesaria para provocar la liberación de oxitocina desde la glándula pituitaria, por lo que una estimulación táctil insuficiente puede causar demoras en la bajada de la leche (Bruckmaier & Blum, 1998). La oxitocina tiene una vida media de entre 2 y 3 minutos; debido a esto, periodos de latencia (tiempo entre estimulación táctil e inicio del ordeño) inadecuados también pueden generar demoras en la eyección de la leche (Bruckmaier, 2013). Un estudio reciente realizado en Michigan (Estados Unidos) encontró que a mayor tamaño de rebaño y a menor tiempo de estimulación táctil hay una mayor proporción de vacas con demoras en la eyección de leche (Moore-Foster et al., 2019a). El mismo estudio encontró diferencias importantes en distintas variables cuando categorizaron las granjas por tamaño (tabla 1).

El manejo del ganado inadecuado también puede causar un retraso en la bajada de leche, ya que la liberación de adrenalina durante situaciones de estrés inhibe la acción periférica de la oxitocina (Bruckmaier & Blum, 1998).

Adicionalmente, un mal funcionamiento del equipo de ordeño o un mal ajuste entre la máquina de ordeño y los pezones de la vaca también tienen el potencial de causar demoras en la eyección de la leche.

• Sobreordeño Se habla de sobreordeño cuando el flujo de leche a la cisterna del pezón esmenor al flujo de la leche que sale del canal del pezón (Rasmussen, 2004). Las causas de sobreordeño incluyen configuración inadecuada de los removedores automáticos de unidades de ordeño, fallas al estimar el momento óptimo de remoción de las unidades de ordeño de forma manual y reconexión de unidades de ordeño en casos en que no son necesarios (Moore-Foster et al., 2019b).

ARTICULO COMPLETO     ESTAMOS ORDENANDO A LAS VACAS EFICIENTEMENTE