ESTRATEGIAS DE DETECCIÓN DE CELO PARA GANADO LECHERO

159

 

 

 

 

ESTRATEGIAS DE DETECCIÓN DE CELO

PARA GANADO LECHERO

¿Por qué Detectar Celos?

Cuando llega el momento de examinar el programa de manejo reproductivo, los productores muchas veces desean discutir el porqué de las tasas de concepción tan bajas. En muchos casos la detección del celo inadec- uada representa un factor aun más importante que los problemas reproductivos del rebaño.

Revised by Roberto A. Palomares, College of Veterinary Medicine, University of Georgia Original manuscript by Jonael H. Bosques-Méndez, Greene County Extension Coordinator W. M. Graves, Animal and Dairy Science Department, University of Georgia

La detección del celo es el primer paso para lograr que un animal se preñe. De acuerdo con los registros de
la Asociación Nacional para la Información de Hatos Lecheros (DHIA por sus siglas en inglés) los produc- tores en Georgia solo detectan un tercio de los celos.
La perdida de celos es uno de los varios factores que contribuyen con los intervalos entre partos prolongados. Al aumentar el número de celos observados es posible disminuir el intervalo entre partos.

De acuerdo a la data del Sistema de Manejo de Reg- istros Lecheros (DRMS por sus siglas en inglés) en Raleigh, Carolina del Norte, al aumentar la producción de leche los días abiertos decrecen mientras que los días al primer servicio y la tasa de descarte se mantienen igual. Al mismo tiempo, los servicios por concepción y la eficiencia en la detección del celo aumentan cuando la producción de leche aumenta. Esto indica que los productores pueden tener mayor producción de leche a la par con un buen rendimiento reproductivo.

Una detección de celo efectiva motivará al productor a aprovechar la genética superior disponible por medio de la inseminación artificial (IA). Las hijas de toros provenientes de IA generalmente producen 1,200 libras más de leche por lactancia que las novillas producto de servicio natural.

¿Qué signos se buscan?

Más del 90 por ciento de las vacas deben mostrar signos de celo para el día 50 post parto. Las vacas deben ciclar cada 21 días para este tiempo.

El signo más confiable de una vaca en celo es el com- portamiento de permitir la monta, que es el momento
en que esta se deja montar por otro animal del rebaño. Cada episodio de comportamiento de monta puede du- rar de 4 a 6 segundos. Las vacas en promedio se montan 1.5 veces por hora y cada celo es visible por aproxima- damente 6-8 horas. Aunque su duración completa es aproximadamente 12 horas. De manera que las vacas están en celo un poco más de un tercio del día y solo pasan un total de 3 a 5 minutos montándose. Tomando en cuenta esta información, es fácil entender por qué las vacas deben ser observadas por signos de celo varias veces al día.

Los productores también pueden monitorear algunos signos de celo secundarios como lo son:

• Monta a otras vacas
• Descargas mucosas claras
• Descanso de la barbilla y caricias con esta parte del

cuerpo
• Vulva hinchada y roja; frecuencia al orinar
• Flancos fangosos y cola fruncida, lacerada o raspada

en su base.
• Mugidos frecuentes, gestos ansiosos, comporta-

miento de olfateo
• Baja en producción de leche y falta de apetito

Estos indicadores pueden señalar que una vaca podría estar en celo, comenzando el celo o terminando el celo. Sin embargo, base su decisión de inseminar en el comportamiento de monta, no en los signos de celo secundarios.

¿Cuándo Deben Observarse los Celos?

Un buen administrador conoce que la detección de celo debe hacerse a diario y de forma precisa. Alguien debe ser responsable por hacer el trabajo correctamente. Es- tudios han demostrado que el comportamiento inicial de monta se distribuye equivalentemente a través del día. La fracción de los celos observados aumenta cuando se aumentan los minutos de observación de las vacas y los minutos que se observa cada animal por día.

Observaciones realizadas por 20 minutos cada una, temprano en la mañana, al medio día y al atardecer son necesarias para detectar más del 90 por ciento de los celos del hato. Durante la temporada caliente observe los animales en la mañana y al obscurecer cada día. Durante los días fríos, el medio día usualmente es el momento en que mayor número de animales se pueden detectar en celo.

Las vacas tienden a ser más activas en pisos de tierra
o en los potreros y deben ser observadas para detectar signos de celo cuando estas se encuentran fuera de las superficies de concreto como lo son la sala de espera y pasillos o corrales de la lechería. Observe las vacas con detenimiento los primeros 30 minutos luego que entran al pasto o a los lotes de tierra luego del ordeño. La ac- tividad de monta se reduce cuando estas se encuentran en ordeño o en tiempos en que se están alimentando.

¿Cuándo deben ser
inseminados los animales en celo?
La tasa de concepción más alta ocurre si los animales son inseminados 4 a 14 horas luego del comienzo del celo. Con una buena detección de celo, el tiempo de inseminación debe seguir la regla AM-PM. Un animal en celo en la mañana (AM) debe ser inseminado en la tarde (PM). De igual manera, un animal observado en celo durante la tarde (PM) debe ser inseminado durante las primeras horas de la mañana del día siguiente (AM).

ARTICULO COMPLETO    ESTRATEGIAS DE DETECCIÓN DE CELO PARA GANADO