FACTORES PREDISPONENTES PARA LA ENFERMEDAD QUÍSTICA OVÁRICA BOVINA Y SU EFECTO EN LA EFICIENCIA REPRODUCTIVA

291

 

 

 

FACTORES PREDISPONENTES PARA LA ENFERMEDAD QUÍSTICA OVÁRICA BOVINA

Resumen

En el ganado lechero los quistes ováricos son anomalías habituales. Se caracterizan por presentar anestro, celos irregulares, aumento de intervalos reproductivos e infertilidad. Su origen es aún desconocido. Es importante estudiar su patogenia y posible vinculación a ciertos factores predisponentes en su presentación. El objetivo de este trabajo fue determinar ecográficamente la prevalencia y tipo de quistes ováricos. Se estudiaron 93 vacas que pertenecían a 23 ganaderías de la Hoya de Loja.

No poseo derechos sobre esta imagen la comparto por propósitos educacionales o de referencia

Las formaciones quísticas se identificaron y clasificaron según el perfil ecográfico de 24 días, con 6 exploraciones cada 4 días. Las edades de los animales fluctuaron entre 2 y 12 años, con condición corporal > 2. Para el análisis de datos se utilizó el PROC REG en el programa estadístico SPSS Statistics 21. Se determinó un incremento de 256,4 días abiertos en animales con quistes ováricos versus 114,8 días abiertos en las vacas sanas control. La prevalencia de quistes ováricos fue de 32%, distribuidos en 21% de quistes foliculares y 11% de luteínicos. Además, se evidenció correlación entre presencia de quistes con condición corporal ≤ 3 (23%), presencia de metritis (9%) y utilización de productos hormonales (10%). La manifestación clínica de los quistes ováricos se expresó con síntomas de anestro de vacas con quistes luteínicos (90%), y la presencia de celos irregulares en vacas con quistes foliculares (40%). En conclusión, los quistes ováricos son causa directa del incremento de los periodos parto-celo, parto-concepción y del intervalo entre partos en vacas lecheras en posparto.

Introducción

Ovarios quísticos y quistes de ovario son términos que se utilizan para describir una misma condición en las vacas, mediante la cual una estructura folicular crece hasta superar el tamaño ovulatorio y no llega a ovular (1). Esto impide que ocurra un ciclo estral normal, prolonga el tiempo para llegar al primer servicio posparto y retrasa la fecundación ovulatoria normal (2). Un concepto más amplio define a los quistes ováricos comoestructuras dinámicas, referidas como folículos anovulatorios únicos o múltiples, localizados en uno o ambos ovarios, que tienen un diámetro > 18 mm (mayor al diámetro ovulatorio para la raza), con una persistencia de más de seis días, en ausencia de tejido luteal, sin tonicidad uterina y con interrupción de los ciclos estrales normales (3). Sin embargo, esta definición clásica debe ser complementada con el hecho de que los quistes logran regresar y ser remplazados por otros, pueden atresiarse o luteinizarse; inclusive hay ovulación en presencia de estas estructuras (4).

Autor/es: Hermógenes René Chamba Ochoa 1 , Edgar Enrique Benítez González 2 , Manuel Teodoro Pesántez Campoverde 3 1 MSc. Docente investigador de Biotecnologías Reproductivas, Universidad Nacional de Loja, Ecuador. 2 PhD. Docente de la Universidad Nacional de Loja, Ecuador. 3 PhD. Docente de la Universidad Nacional de Loja, Ecuador.

A pesar de la abundante bibliografía, aún se desconoce su patogenia. En los ovarios, cambios celulares y moleculares en el crecimiento folicular podrían contribuir a la anovulación y formación de los quistes. Dentro de estos cambios pueden incluirse: las concentraciones inapropiadas de expresión de receptores hormonales, ya sea para hormonas esteroides o para las gonadotropinas; la alteración en la producción de factores de crecimiento, como el factor de crecimiento fibroblástico-2 (FGF-2), factor-I y II de crecimiento tipo insulina (IGF-I y II) y el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) (5).Otros autores como Frique y Shaver (6) manifiestan que la fisiología y etiología de los quistes ováricos no es muy conocida y hay muchas conjeturas en relación con los factores de riesgo para los quistes ováricos (7).

Algunos factores implicados en la aparición de los quistes ováricos son la herencia, la alimentación, la producción de leche, el momento reproductivo, la condición corporal y las infecciones uterinas. La alta producción láctea y durante la lactancia temprana se correlaciona positivamente con el desarrollo de quistes, pero se considera una consecuencia más que una causa. La tasa de quistes ováricos aumenta con la edad. La condición corporal de los animales es un factor predisponente. Las vacas con condición corporal > 4 (escala de 1 a 5) tienen una frecuencia de 2,5 veces superior de presentación de quistes con respecto a las que poseen condición corporal ≤ 3. Las raciones ricas en proteínas utilizadas para elevar la producción de leche y los requerimientos de mantenimiento provocan una mayor vulnerabilidad de las vacas a trastornos endocrinos. Además, durante el posparto, las hembras bovinas lecheras son susceptibles a una alta variedad de procesos patológicos, que incluyen retención placentaria, endometritis, metritis, hipocalcemia y anestro posparto (3).

La hipótesis más aceptada es que los quistes están asociados a un desequilibrio neuroendocrino en el eje hipotálamo-hipófisis-gonadal, donde uno o varios folículos de una onda de crecimiento folicular crecen y llegan a superar el tamaño ovulatorio, pero falla el mecanismo de la ovulación (8). Los quistes ováricos impiden que las vacas ciclen normalmente; son frecuentes durante el periodo posparto en ganado lechero, y constituyen una de las principales causas de falla reproductiva, dado que esta circunstancia provoca una prolongación de los intervalos partoprimer celo, parto- concepción y parto-parto (9). De acuerdo con esto, se puede afirmar que el efecto económico de los quistes ováricos se encuentra en función de su influencia sobre los días improductivos y otros costos asociados (10).

Por lo anterior, la importancia del estudio de quistes ováricos radica en las consecuencias que tienen para los productores, ya que la mayoría de los quistes son anovulatorios. Este problema causa graves retrasos en la reproducción y eficiencia de los animales afectados, lo cual conduce a que la producción disminuya paulatinamente. De esta forma se puede afectar la línea de fondo y hacer que el productor de carne o leche pierda interés en esta actividad. Por eso el propósito de este trabajo es aportar al conocimiento de estas estructuras, y en consecuencia al mejoramiento de la eficiencia reproductiva, mediante la oportuna identificación y tipificación de los quistes ováricos, disponiendo de información actualizada sobre esta circunstancia y aplicando una moderna biotecnología reproductiva como la ultrasonografía.

Debido al significativo efecto que pueden tener los quistes, se debe entender que la acción más recomendable es el diagnóstico que se pueda hacer, y luego administrar tratamientos eficaces con el fin de evitar pérdidas en la granja, según lo señalado por Morgan (11). Para la ejecución de este trabajo se parte de la inquietud de muchos ganaderos que tuvieron que descartar sus animales sin tener clara cuál era la causa de infertilidad de su ganado. Para ello se determina la prevalencia de quistes ováricos, se clasifican, se indaga sobre su posible relación con una serie de factores exógenos y se establece su efecto en los índices productivos y reproductivos de vacas posparto, en ganaderías de la Hoya de Loja (Ecuador).

Materiales y métodos

Este trabajo se enmarca dentro de un tipo de estudio descriptivo, de corte transversal. Busca especificar las circunstancias más importantes de un fenómeno sometido a un análisis y estudio, y relacionar el efecto de los quistes ováricos como causa de infertilidad en vacas posparto. Con este enfoque es posible describir en detalle la problemática alrededor de cada uno de los factores de riesgo estudiados, para establecer sus características y motivaciones, entre los que se destacan: tipo y porcentaje de quistes encontrados y su correlación con ciertas características y circunstancias de los animales estudiados —como edad, condición corporal, producción láctea, afecciones uterinas (metritis, retención placentaria)—, particularidades del ciclo estral y manipulación del ser humano mediante la utilización de productos hormonales en tratamientos de sincronización de celos.

ARTICULO COMPLETO  FACTORES PREDISPONENTES PARA LA ENFERMEDAD QUISTICA OVARICA BOVINA Y SU EFECTO EN LA EFICIENCIA REPRODUCTIVA