PUNTOS CLAVES EN LA RECRÍA DE NOVILLAS

305

 

 

 

 

PUNTOS CLAVES EN LA RECRÍA DE NOVILLAS

Leche en cantidad y calidad y a temperatura adecuada, y una cantidad suficiente de proteína, son las asignaturas pendientes en la alimentación de las terneras. Resumen de la ponencia de Robert Corbett, veterinario de Utah (Estados Unidos) especialista en recría y nutrición, durante las XIX Jornadas de Técnicas de Vacuno de Leche de Seragro.

La recría de novillas es el segundo capítulo de gasto de una explotación después de la alimentación, representando entre el 15 y el 20% de los costes totales. Sin embargo, a menudo se entienden como ungasto que no tiene retorno hasta que el animal inicia su primera lactación. Como resultado, las novillas son alimentadas, en demasiadas ocasiones, con la comida más barata, criadas con los mínimos costes en las instalaciones y con los menores esfuerzos en mano deMobra hasta que se aproxima el momento del parto. Se trata de un grave error, según Robert Corbett, ya que la cría de novillas es una inversión, más que un coste, y las deficiencias en la alimentación y el manejo en las terneras provocarán importantes pérdidas en la futura vaca, tanto en producción como en estado sanitario.

Lo importante es el coste por kilo de ganancia del animal, ya que son el tamaño y el peso del animal los que determinan la edad de la primera reproducción, así como el tamaño adecuado en el primer parto. Alimentando a las novillas con buena calidad reducimos el coste por kilo de ganancia de peso y logramos reducir la edad al primer parto, lo que redunda en más rentabilidad para la ganadería. A continuación repasamos algunos puntos críticos en la alimentación y manejo de las novillas de reposición:

Calostro:La ternera debería recibir el 10% de su peso corporal, unos 4 litros, de calostro limpio y de buena calidad de primer ordeño tan pronto sea posible después del nacimiento Un calostro de buena calidad contiene al menos 50 gramos por litro de inmunoglobulina lgG y tiene un bajo recuento bacteriano, preferiblemente por debajo de 10.000 ufc/ml , y menos de 1.000 coliformes/ml. Se puede dar calostro en las primeras 2 o 3 tomas si se desea. Es también una práctica común dar leche de transición (calostro de segundo y de tercer ordeño) al ternero durante la primera semana.

Lactoremplazantes y requerimientos de las novillas:La mayoría de los lactoremplazantes de “crecimiento acelerado” deberán contener alrededor del 26 al 30% de proteína y del 15 al 20% de grasa. El nivel de proteína es muy similar a la totalidad de los sólidos de la leche entera pero el nivel de grasa es inferior.
Sin embargo, el lactoremplazante más común hoy en día es el 20:20, es decir, con un 20% de proteína y un 20% de grasa, mientras que la leche entera de una vaca Holstein rolda el 37% de proteína y el 30% de grasa en términos de materia seca. Esto provoca que los terneros alimentados con leche materna experimenten un mayor crecimiento que los alimentados con este lactorremplazante de baja calidad, y presenten menos problemas respiratorios cuando la temperatura ambiental cae a 0 grados, al disponer de mayor cantidad de energía (grasa). “Lo importante es el coste por kilo de ganancia del animal”
En este sentido, de optar por utilizar leche de descarte para alimentar a las terneras, esta debería ser pasteurizada previamente para reducir los efectos negativos de una carga bacteriana alta sobre el tracto gastrointestinal de las terneras.

Por otra parte, investigaciones de la Universidad de Illinois han demostrado que las terneras alimentadas con estos lactorremplazantes altos en proteína ganan peso mucho más rápido y también necesitan menos materia seca por peso ganado. Los mismos estudios demostraron que las novillas con las tasas de crecimiento más alto tienen el mayor porcentaje de músculo con respecto a grasa.

El lactorremplazante debe contener un 26 a 28% de proteína y de un 15 a 20% de grasa.

Los investigadores de la Universidad de Cornell, también en Estados Unidos, y una de las referentes a nivel mundial en vacuno de leche, están recomendando que el lactorremplazante debe contener un 28% de proteína y un 15% de grasa, y que las terneras sean alimentadas en base a una proporción superior al 20% del peso corporal.

“Es preferible que la proteína del lactorremplazante sea de origen lácteo y no de soja»

En cuanto al origen de la proteína, es preferible que sea de origen lácteo y no vegetal soja), por lo menos hasta que la ternera tenga entre 3 y 4 semanas de edad.

En cuanto a las tomas, la rutina habitual se ha establecido en 2 tomas al día con dos litros por toma, una cantidad insuficiente para satisfacer las necesidades nutricionales de la ternera. Así, investigadores daneses han concluido que las terneras alimentadas a voluntad ganan 300 gramos más de peso al día que aquellas que son alimentadas con 4,54 kilos de leche al día.

ARTICULO COMPLETO   PUNTOS CLAVES EN LA RECRIA DE NOVILLAS