“GRITAR A LAS VACAS O PEGARLES CON LA VARA NO ES NI RENTABLE NI RECOMENDABLE”

211

 

 

 

 

PEGARLES CON LA VARA NO ES NI RENTABLE NI  RECOMENDABLE A LAS VACAS

Entrevista a Javier Liste Pose, ganadero y veterinario. Su ponencia “Despacito, al ritmo de la vaca” tuvo muy buena acogida en las Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche de Seragro de este año. Nos explica los puntos clave sobre cómo manejar las vacas sin estrés

Attachment.jpeg

Javier Liste Pose es un joven con inquietudes al que le gusta mejorar su trabajo, tanto de ganadero como de veterinario. Eso lo llevó a indagar sobre como conseguir que las vacas se muevan en la dirección que queramos con el menor estrés tanto para el animal cómo para el ganadero. Primero lo puso en práctica en su ganadería familiar, Liste SC, con 200 vacas en ordeño y ubicada en la aldea de Rosende, en el ayuntamiento coruñés de Trazo. Y posteriormente como técnico del servicio de alimentación de Seragro.

Las conclusiones de su trabajo las expuso el pasado jueves en Lugo en las XV Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche de Seragro, en las que su ponencia, “Despacito, al ritmo de la vaca”, fue una de los que más interés despertó entre los asistentes.

¿Cuál es tu relación con la ganadería y por que te decidiste a estudiar veterinaria?

En mi casa siempre hubo vacas y desde niño me gustó el contacto con ellas y con el rural en general, y eso fue lo que me llevó a estudiar Veterinaria. En el 2007 finalicé la carrera y hasta el año 2015 estuve trabajando en la ganadería familiar Liste SC, en Trazo. Pero llegó un punto en el que me pudo más la inquietud de seguir aprendiendo y de ver lo que se estaba haciendo en otros lugares. Así fue cómo envié un currículo a Seragro y a la semana siguiente ya me llamaron para ocupar una vacante en el servicio de alimentación. Sigo echando una mano a tiempo parcial y durante el fin de semana en la ganadería familiar.

“Una vaca manejada con estrés puede perder hasta 800 litros de leche por lactación”

¿Te sorprendió la buena acogida que tuvo tu charla “Despacito, al ritmo de la vaca”, en las Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche de Seragro de este año?

La verdad es que sí y fue una sorpresa. Mi intención era hacer algo visual y muy práctico, que el ganadero al llegar ese día a su granja pudiera ponerlo en práctica.

¿Que te llevó a estudiar como mover las vacas sin estrés?

Cuando me propusieron impartir una charla en las jornadas, quise hacerla más como ganadero que cómo veterinario, en base a lo que aprendí en mi propia granja. Cuando empecé a visitar explotaciones como miembro de Seragro vi fallos en el manejo, que cometí yo hace tiempo, y quería ayudar a corregirlos.

El manejo es clave, porque influye sobre el bienestar, sobre la producción (se habla de que el estrés en el manejo puedo provocar una reducción de 400 litros por lactación, e incluso hay estudios que elevan esta pérdida a 800 litros), sobre la reproducción (las vacas van a declarar mejor los celos y empreñar mejor si están tranquilas) y en su estado de salud (enferman menos y curan mejor si no están sometidas a estrés).

Las vacas son animales que tienen unos sentidos de la vista y del oído bastantes diferentes a los de los humanos. Teniendo en cuenta esto,

¿Qué aspectos debemos evitar en una granja?

Las vacas ahora están estabuladas pero siguen siendo fisiológicamente las mismas que hace 10.000 años, cuando empezamos a domesticarla. Debemos tener en cuenta el ángulo de visión que tiene la vaca y los colores que ve, así como su sentido del oído.

Por tu experiencia, ¿En que aspectos se suele fallar más en las granjas a la hora de mover una vaca?

Sobre todo en gritarle a los animales y el uso de la vara, que no vale para nada. También pretender manejar las vacas muy rápido, sin darles tiempo a que ellas se adapten a los cambios, lo que lleva a estrés y a que las vacas se golpeen.

No es ni rentable ni recomendable manejar las vacas con estrés, con gritos y vareadas. Las vacas precisan estar tranquilas y a gusto para poder rendir al máximo. De nada vale tener los mejores técnicos o la mejor alimentación si las vacas se tratan con estrés, y para eso tenemos que actuar con calma y con tranquilidad cuando estamos con el ganado.

Soy una persona muy paciente y muy tranquila y eso me ayuda a manejar bien las vacas. Los buenos ganaderos, a los que les funciona bien la producción y la reproducción, hacensin darse cuenta todo lo que dije en la charla.

Es decir, cuando se entra en el establo, hay que dejar la ira o los sentimientos negativos fuera si queremos que nuestras vacas rindan al máximo…

Efectivamente. En Galicia se pasó en muy poco tiempo de tener cuatro o cinco vacas en una cuadra a tener granjas de 200 o 300 vacas en ordeño en un establo. Y es posible que el ganadero no evolucionara tan rápido para manejar estos establos en tan poco tiempo, y quizás arrastramos esa forma de manejo de las vacas, muchas veces a base de palos, que se hacía antiguamente. Pero eso no funciona hoy en día.