IMPLEMENTACIÓN DEL CONOCIMIENTO Y LA EXPERIENCIA ISRAELÍES PARA ENFRIAR A LAS VACAS EN EL MUNDO

208

 

 

 

 

LA EXPERIENCIA ISRAELÍES PARA ENFRIAR A LAS VACAS

Describo tres ejemplos de los proyectos de refrigeración que estoy supervisando en granjas de todo el mundo, uno de cada continente, los cuales fueron el tema de mi exposición en la XXIX Conferencia Israelí de Productores Lecheros, en los que incluyo un estudio económico para evaluar la rentabilidad de la utilización de sistemas de enfriamiento de los animales.

Dr. Israel Flamenbaum Cow Cooling Solutions Ltd.
INTRODUCCIÓN

 

En el discurso que pronuncié en la 29.a Conferencia Israelí de Productores Lecheros, celebrada en Jerusalén en noviembre de 2017, presenté los principios de mi trabajo en consultar granjas lecheras de todo el mundo sobre el efecto negativo del estrés térmico del verano y los logros alcanzados en diferentes países debido a la correcta implementación de los métodos de enfriamiento de las vacas. Al comienzo de mi conferencia, presenté las condiciones básicas para obtener los mejores resultados del enfriamiento de las vacas, en proyectos en los que opero, con base en el conocimiento y en la experiencia que hemos acumulado en Israel en las últimas cuatro décadas.

Optimizando la velocidad de ventilación y la calidad de humectación, entre las condiciones mencionadas incluí suficiente “espacio habitable” en los patios de enfriamiento y áreas de espera y prevención de amontonamiento, enfriando las vacas muchas veces al día (una cada 4 horas), incluso por la noche. Recomiendo comenzar a enfriar a las vacas gradualmente, ya a finales de la primavera, y finalizarlo al terminar el otoño. Se recomienda que las vacas reciban en el verano suficiente agua fresca y alimentos disponibles las 24 horas del día.

El objetivo que nos hemos propuesto en Israel, y que estoy tratando de lograr en los proyectos en el extranjero, es mantener las vacas en “confort térmico” (temperatura corporal inferior a 39 °C), casi todas las horas del día, durante todo el verano. Para este fin se utilizaron diversos medios para disipar el calor de las vacas, haciendo uso del conocimiento y la experiencia que hemos acumulado en este tema aquí, adaptándolo a las condiciones especiales de cada granja lechera en cada país.

Mi servicio de consultoría para granjas de todo el mundo incluye los siguientes pasos:

  • Completar un cuestionario por el propietario/gerente de la granja lechera.
  • Realizar una primera visita al sitio de la granja (generalmente se lleva a cabo durante el invierno y la primavera).
  • Proporcionar recomendaciones para la instalación adecuada de sistemas de refrigeración, adaptados a las condiciones especiales de la granja.
  • Instalar equipos de refrigeración, realizados por subcontratistas, (preferiblemente hasta finales de marzo en el hemisferio norte y septiembre en el sur).
  •  Realizar una segunda visita a la granja antes del verano, para examinar la calidad de la instalación y proporcionar al agricultor las recomendaciones de operación del sistema (protocolo de funcionamiento).
  • Mantener contacto continuo con la granja lechera durante los meses de verano y recibir un informe mensual.
  • Medir en alta frecuencia las temperaturas corporales de las vaca (utilizando registradores de datos intravaginales) y proporcionar pautas según sea necesario y en tiempo real.
  • Realizar una tercera visita a la granja para resumir los resultados y, con base en ellos, dar instrucciones para el próximo verano (se lleva a cabo en otoño y a principios del invierno).

ARTICULO COMPLETO   IMPLEMENTACION DEL CONOCIMIENTO Y LA EXPERIENCIA ISRAELIES PARA ENFRIAR A LAS VACAS EN EL MUNDO

MANTENER BUENA FERTILIDAD EN EL VERANO TAMBIÉN ES POSIBLE EN CLIMAS CÁLIDOS

Una de las condiciones fundamentales para conseguir una producción eficiente de leche en la explotaciones es lograr una tasa de concepción elevada, la cual es posible mantener en el periodo estival a través del enfriamiento intensivo de las vacas, con el que se logra el objetivo de mantenerlas en un estado de confort térmico aun en los lugares más calurosos.

Dr. Israel Flamenbaum Cow Cooling Solutions Lt

Del mismo modo que otras industrias lácteas en zonas cálidas, durante muchos años la industria láctea israelí sufrió una disminución significativa en la capacidad de preñar a las vacas durante los meses de verano, creando una estacionalidad en la producción de leche durante todo el año y, por lo tanto, una estacionalidad del abastecimiento de productos lácteos al mercado.

A diferencia del efecto del calor sobre la producción de la vaca, que en gran parte depende del consumo de alimento y es menos sensible a los cambios a corto plazo en el confort térmico de las vacas, el efecto sobre su fertilidad en el verano es mucho más complejo y depende en un periodo más largo alrededor del momento de la inseminación. Los estudios realizados recientemente por investigadores israelíes de la Universidad Hebrea de Jerusalén mostraron que la fertilidad de la vaca es sensible a condiciones de estrés calórico durante un periodo bastante amplio, a partir del comienzo del desarrollo del folículo ovulando hasta la implantación del óvulo fecundado en el útero (un periodo de alrededor de más de cuarenta días). Por lo tanto, con el fin de obtener niveles normales de fertilidad en el verano, las vacas inseminadas deben estar en la temperatura normal del cuerpo, al menos a lo largo de este periodo, lo que no es una tarea fácil.

Con el objetivo de mejorar la fertilidad de las vacas en el verano, se llevó a cabo una investigación en Israel a mediados de los años ochenta, la cual prueba, por primera vez en ese país, el efecto de enfriamiento intensivo de las vacas a través de una combinación de aspersión y de ventilación forzada en el rendimiento de las vacas de alto nivel productivo en la época estival. El experimento se realizó durante dos veranos consecutivos en el establo experimental del Ministerio de Agricultura israelí. Por primera vez conseguimos, a través de enfriamiento intensivo de las vacas durante todos los días del verano y horas del día, evitar completamente el aumento de la temperatura corporal de las vacas tratadas, en comparación con las no enfriadas, el las cuales la temperatura corporal estaba por encima del umbral de normalidad en la mayor parte del día, a lo largo de todos los días estivales. Como resultado de esta situación, por primera vez conseguimos ser capaces de prevenir completamente la disminución de la tasa de concepción del verano en las vacas enfriadas. Los resultados de este estudio se presentan en la tabla 1.

ARTICULO COMPLETO   MANTENER BUENA FERTILIDAD EN EL VERANO TAMBIEN ES POSIBLE EN CLIMAS CALIDOS